Armonía en el torbellino
“Sí existe un deseo por el cambio, debe someterse a la negociación; y si hay negociación, ésta debe basarse en el respeto mutuo y el cuidado de los derechos ajenos”. John F. Kennedy
Ángel Contreras Moreno. Presidente del CEN del IMMPC |
Armonía en el torbellino

Pensamos que es un acierto evitar los roces en el trabajo; queremos mantener un ambiente, cordial y amistoso en la oficina. Pero, a pesar de nuestros mejores esfuerzos, el conflicto aparece. ¿Debería sorprendernos? Claro que no, porque la interacción entre varias personas, con intereses propios o comunes, siempre generará disputas. No obstante, tampoco debemos asumir que los conflictos son intrínsecamente negativos; también son oportunidades para retar la inteligencia, la capacidad de análisis y la imaginación en la búsqueda de soluciones.

 

Incluso, el curso de la historia humana ha sido influenciado por grandes negociadores: como presidente de Estado Unidos, Abraham Lincoln lidió constantemente con sus opositores para aprobar la enmienda a la constitución que terminó por abolir la esclavitud. Y todos conocemos la vida en prisión y el triunfal ascenso como líder y activista mundial de Nelson Mandela; sin embargo, no siempre ponemos atención al intermedio: al conflicto y las negociaciones contra las políticas del miedo, y a los cruciales sucesos acontecidos desde su puesta en libertad, hasta la instauración definitiva de una democracia multirracial en Sudáfrica.

 

La vida es un reto. Desde nuestro nacimiento, estamos expuestos a factores de riesgo, eventos

sumamente estresantes o circunstancias inesperadas que debemos aprender a solucionar. Por eso, necesitamos fomentar estrategias de comunicación, negociación y resolución de conflictos en nuestras organizaciones.

 

En esta edición queremos plantearte algunas propuestas para fomentar la resolución de conflictos en la empresa. Hablaremos de la responsabilidad que recae sobre el Consejo de Familia para hacer frente a los constantes conflictos que amenazan a la familia empresaria; exploraremos cómo un consejo de administración que trabaja con lineamientos de gobierno corporativo puede apoyarnos para sortear los reveses del mercado; y cómo podemos mejorar la productividad y la eficiencia de nuestros procesos, cultivando la negociación entre nuestros colaboradores.

 

Como líderes, debemos garantizar que nuestros colaboradores estén preparados para bailar esa danza de mediación que combina la aplicación de una serie de técnicas y métodos, junto con la experiencia acumulada en la materia, para ‘dirigir’ el baile a circunstancias concretas del conflicto, estando preparados para diferentes escenarios y eventualidades.

 

Articulos Relacionados