Cultura de Innovación sustentable
¿Cómo reinventar tu empresa?
Priscila Valenzuela, promotora de talento para Nearsoft, Inc. | | Edición: 52
Cultura de Innovación sustentable

Cuando hablamos de innovación dentro del contexto empresarial generalmente se discuten estrategias para asegurar la <vigencia> de la organización o buscar que la <espectacularidad> de nuestras ideas impacten al mercado meta. Estos temas comúnmente generan síntomas de preocupación entre managers o líderes ejecutivos por tener una idea equivocada respecto a la aplicación del concepto de innovación; o porque los cables de la visión que tienen para su empresa están cruzados; o porque no tienen internalizada la misión y los valores con los que pretenden mantener en movimiento a sus colaboradores.

Innovar espectacularmente es una cosa y la vigencia, parafraseando al famoso filósofo De Güemes, es otra cosa. No tener claridad de las posibilidades que las empresas tienen para reinventarse por permitir que el enfoque se pierda, puede confundir y mal direccionar al talento de tu compañía, y consecuentemente, terminar en una catástrofe operativa.

Por un lado, está el acto de innovar apabullantemente desde la pureza del ingenio capitalizado, como las startup “Unicornios” -empresas con valor de $1 Billón de USD o más- como una de las últimas suertes registradas en 2018: Ant Financial, una FinTech (industria que fusiona los métodos tradicionales de las finanzas con tecnologías de la información) valuada en 150 billones o WeWork (valor de 16.9 billones) es un corporativo que ofrece espacios de trabajo compartidos para entrepreneurs, freelancers y pequeños negocios. Estos ejemplos de servicios son prácticamente una inventiva: eso es espectacular.

Descubrir la fórmula de la vigencia para tu compañía ante la amenaza de tiburones es invaluable. Persistir ante la adversidad que la competencia fomenta gracias al servicio que tu equipo de colaboradores es capaz de ofrecer a tus clientes, es un atractivo que invariablemente se traducirá en revenue. Como líder es deber velar por que la perspectiva no se pierda,  puesto que uno de los detalles de la innovación es que como puede ser un ingrato golpe de inspiración que te convierte en un líder unicornio de la noche a la mañana; también es una paradigma que se logra gracias a la dirección que le das a tus inversiones: la mentalidad creativa no es algo que le pides a tu equipo, es algo que le enseñas y el camino de la formación de profesionales es una inversión a largo plazo (como espero sea la esperanza de vida que tienes para tu empresa) y eso se logra a través de la unificación de una cultura de colaboración sustentable.

 

La gente lo es todo

Y confiar en ellos un deber. El proceso de reclutamiento de tu empresa es un delicado punto de inflexión en el que valorarás el potencial del equipo que aguardará la visión de tu compañía: es fundamental tener estructurada la metodología de selección con base en los valores que propiciarán una filosofía de supervivencia y mejora continúa dentro de nuestra organización.

Es importante tener una mentalidad sinérgica en este punto; no es fácil encontrar a alguien que vaya a solucionar todas las problemáticas existentes o proyectadas para nuestra empresa. Encontrar a alguien adaptable, dispuesto a aprender e impartir coaching y motivado es crucial: la habilidad técnica es una consecuencia de la práctica, pero el saber de este estilo de vida es un tesoro, ¡ojo con eso!

Una vez integradas las áreas que comandarán el curso de la visión para la empresa, recuerda, confía y suelta: suelta el micro-management, suelta expectativas irreales que sólo dañan la salud de tus equipos de trabajo y ¡suelta dinero! No puedes lograr grandes cosas sin invertir y no puedes estar a cargo de todas las inversiones. En este punto la administración de los recursos para mantenerse vigentes no debe ser algo que te preocupe, porque ya te ocupaste de seleccionar y orientar a tu equipo para que sean autodirigidos, ambiciosos y competentes.

 

“Persistir ante la adversidad que la competencia fomenta gracias al servicio que tu equipo de colaboradores es capaz de ofrecer a tus clientes, es un atractivo que invariablemente se traducirá en revenue.”

 

Iterar para vivir

Una respuesta inteligente para la gestión del presupuesto de cada área es resistir la tentación de la espectacularidad. No quiero decir que no hay que estar receptivos ante las oportunidades, pero sí es importante mantener un perfil mesurado si la intención es la vigencia.

Dentro del desarrollo de software hay una práctica denominada “desarrollo iterativo y creciente”, el hábito consiste en planificar bloques de trabajo en el que cada componente del proyecto es evaluado, ejecutado y documentado previendo que la iteración venidera abone al producto de forma evolutiva evitando riesgos al máximo.

¿Cómo implementar estas prácticas dentro del contexto organizacional? Fomenta la creatividad orgánica y la toma de riesgos responsable. ¿Tienes una gran idea en mente para continuar vigente en el mercado? Deconstruye, prueba, ejecuta, documenta, itera y repite. Es fácil y moralmente saludable para tus líderes experimentar pequeñas dosis de derrota y éxito como antesala de las grandes cosas que van a suceder gracias a esta mentalidad de mejora continua.

 

 

 

 

Tags

empresas

Articulos Relacionados