El poder de las certificaciones en el mundo profesional
Las certificaciones demuestran el interés del profesionista por impulsar sus fortalezas para ofrecer mejores herramientas de productividad en su trabajo.
Gabriela Reynaga, CEO de Holistics GRC, así como CRISC, CISA, GRCP, COBIT 5 Accredited Trainer y presidenta de ISACA Capítulo Guadalajara y consejera independiente certificada por el IMMPC. |
El poder de las certificaciones en el mundo profesional

Me he desempeñado en cuestiones de consultoría y auditoría durante casi 18 años, sobre todo en las áreas de control interno, seguridad y riesgos de Tecnologías de la Información (TI). Desde mis inicios, he encontrado un común denominador al presentar una propuesta de trabajo o proyecto para mis clientes: contar o no con certificaciones.

Es cierto que la experiencia cuenta mucho, pero en los últimos años, contar con certificaciones que avalen el perfil (es decir, la carrera) profesional ha cobrado gran valor en el entorno corporativo.

 

 

¿No ser, o ser?

Ser un agente certificado significa que cuentas con la validación de un organismo experto, especialmente en dos aspectos:

  1. Base de conocimientos (knowledge base).

  2. Experiencia en el área (job practice).

Asimismo, el organismo exige la actualización en los conocimientos que nos otorgaron la certificación —además del pago oportuno, que muchas veces es anual—. ¿Cómo? Asistiendo a conferencias, eventos o charlas técnicas; y contar con esos típicamente llamados —y a veces no completados de manera anual— puntos EPC (Educación Profesional Continua).

Todos los que ostentamos alguna certificación reconocemos su valor, así como los beneficios que le brindan a nuestras prácticas profesionales. Por ejemplo:

  • Aplicación estándar de conocimientos.

  • Aplicación de un “idioma de trabajo” común con nuestros pares.

  • Distinción sobre otros profesionales en el medio.

 

 

Certified IT

El mundo de las TI cuenta con un sinfín de certificaciones —porque es el área de negocio donde existe más dinamismo, debido a los cambios ocasionados por tecnologías emergentes y disruptivas—. Cada una nos permiten ofrecer una seguridad razonable, acerca de los conocimientos que tenemos como profesionales.

También existen muchas calificaciones y clasificaciones para definir las mejores certificaciones de TI. A continuación presentamos el ranking 2018 en este ramo, de acuerdo con el portal web  Global Knowledge:

 

 

Las certificaciones de TI más valiosas en 2018

 

Certificación

*

Certified in the Governance of Enterprise IT (CGEIT)

$121,363

AWS Certified Solutions Architect — Associate

$121,292

Project Manager Professional (PMP®)

$114,473

AWS Certified Developer — Associate

$114,148

Certified Information Systems Security Professional (CISSP

$111,475

Certified in Risk and Information Systems Control (CRISC)

$111,049

Certified Information Security Manager (CISM)

$108,043

Certified ScrumMaster

$106,938

Certified Ethical Hacker (CEH)

$106,375

Six Sigma Green Belt

$104,099

Citrix Certified Professional — Virtualization (CCP-V)

$103,424

Microsoft Certified Solutions Expert (MCSE) — Server Infrastructure

$100,656

Certified Information Systems Auditor (CISA)

$99,684

Cisco Certified Networking Professional (CCNP) Routing and Switching

$99,402

Citrix Certified Associate — Networking (CCA-N)

$99,217

Fuente: “Las 15 certificaciones mejor remuneradas en 2018”, del Estudio de Conocimiento Global. Disponible en globalknowledge.com/us-en/content/articles/top-paying-certifications/

 

¿Es mejor una u otra? La respuesta es si y no, dependiendo del propósito que tenga cada uno de los objetivos del puesto que se desea lograr para la organización. Sin embargo, cualquier organización buscará contar con personal certificado dentro de su plantilla, o entre sus proveedores.

 

El camino para contar con una certificación no es fácil; requiere meses de preparación, viajar a otros países para tener la preparación correspondiente, y tal vez varios intentos.  Lo seguro es que, al final del día, poner las siglas de una gran certificación después de tu nombre, no tiene precio.

 

 

 

Tags

emprendimiento cultura

Articulos Relacionados