Fuerzas para el bien común
¿Cómo podemos crear valor compartido por medio de las certificaciones empresariales?
Carolina Zatarain Villalpando, fundadora y directora general de Maken Sustainability Institute |
Fuerzas para el bien común

Cada vez es más inconcebible que una empresa pueda ser exitosa en una sociedad que no lo es. Los conceptos de lo que significa ser competitivo y responsable comienzan a estar profundamente interconectados en este mundo globalizado. Los estándares económicos, sociales y ambientales son cada vez más altos para las empresas, y representan las necesidades y requerimientos de nuestros grupos de interés (accionistas, gobierno, colaboradores, clientes, proveedores, comunidad, etcétera).

 

“Actualmente se exige que las empresas incorporen criterios de reputación, de buen gobierno, de responsabilidad social y de valor compartido, para asegurar su desarrollo sostenible”.

 

Ahora, la sociedad demanda que las organizaciones incorporen valores éticos en su gestión. En pocas palabras, el capitalismo moderno necesita una visión más humanista, compasiva y sustentable. Por eso la necesidad de acreditar que nuestros productos, procesos y servicios cuentan con la normativa establecida; y no solo eso: hoy se pide a las empresas que vayan más allá del desempeño económico. Actualmente se exige que las empresas incorporen criterios de reputación, de buen gobierno, de responsabilidad social y de valor compartido.

 

Valor compartido

 

El concepto “valor compartido” fue diseñado por los académicos Michael Porter y Mark L. Kramer en 2011. Esta es una visión que definieron como “prácticas empresariales que aumentan la competitividad del negocio, al tiempo que mejoran las condiciones sociales, ambientales y económicas de las comunidades en las que opera”.

La apuesta por el valor compartido se puede reflejar en la adopción y alineación de nuestra estrategia de negocio a estándares internacionales, que deben promover la verificación de criterios sociales y ambientales en la gestión del negocio. En temas de Gobierno Corporativo, Responsabilidad Social Empresarial y Sostenibilidad, han surgido varios esfuerzos de organizaciones promotoras, en los que podemos resaltar las siguientes certificaciones y acreditaciones:

  • GRI Standard - Elaboración de memorias de sostenibilidad.

  • Norma SA8000 - Condiciones de trabajo dignas y responsables, con base en los tratados de la Organización Internacional del Trabajo.

  • Norma AA 1000 - Alinear los aspectos no financieros de la sostenibilidad con los informes financieros y el aseguramiento.

  • ISO* 31000 - Gestión de riesgos.

  • ISO 50001 - Gestión y administración del rendimiento energético.

  • ISO 20121 - Gestionar los impactos sociales, económicos y ambientales de los eventos sostenibles.

  • ISO 45001 - Reducir los riesgos en el lugar de trabajo y crear entornos de trabajo más seguros.

  • ISO 37001 - Detectar, abordar y combatir el soborno y la corrupción.

 

Norma ISO 26000 - Esta es una guía para que las empresas identifiquen siete materias fundamentales de RSE: gobernanza derechos humanos; prácticas laborales; medio ambiente; prácticas de operación justas; asuntos de consumidores; y participación activa en la comunidad y desarrollo de la misma.  Algunas estrategias que la Norma ISO 26000 recomienda para para ejercer una RSE integral son las siguientes:

  • Alinear la planeación hacia objetivos y estrategias de RSE.

  • Compromiso, rendición de cuentas y transparencia.

  • Cultura organizacional responsable.

  • Uso eficiente de los recursos.

  • Generar oportunidades para los grupos vulnerables.

  • Establecer un Código de Ética sólido para todos los integrantes del negocio.

  • Predicar con el ejemplo.

  • respeto y preservación de los derechos humanos.

  • Evitar la complicidad.

  • Mantener la debida diligencia.

  • Prohibir la discriminación de grupos vulnerables.

  • Establecer condiciones de trabajo dignas.

  • Promover el desarrollo humano y la formación constante.

  • Prevención de la contaminación.

  • Protección del medio ambiente.

  • Mitigación y adaptación al cambio climático.

  • Establecer políticas anticorrupción.

  • Promover la RSE en la cadena de valor.

  • Competencia justa.

  • Consumo sostenible.

  • Protección de la salud y seguridad de clientes y colaboradores.

  • Educación y toma de conciencia.

  • Creación de empleo y capacitación.

  • Generación de riqueza.

  • Desarrollo y acceso tecnológico.

  • inversión social.

 

Ostentar este tipo de sellos, estándares o certificaciones implica un esfuerzo importante, y requiere una verdadera implementación de un sistema de gestión sostenible en el ADN de la empresa. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro. Es cada vez más sencillo ganar premios y certificaciones por la falta de mecanismos de verificación, y el poco compromiso de la alta dirección con una verdadera transformación interna.

Cuando los sellos y las acreditaciones solo implican llenar cuestionarios unilateralmente —en ocasiones escritos por consultores externos a tu propia empresa—, está claro que la estrategia es de forma, no de fondo. A largo plazo, esa filosofía de trabajo pone en riesgo tu reputación, tu credibilidad y tu sostenibilidad como organización. Por eso, ser congruente al ostentar este tipo de certificaciones es indispensable; no debemos olvidar que representa un compromiso público de un comportamiento impecable como organización.

 

PARA SABER MÁS

Conoce más sobre creación compartido

Porter, Michael E. & Kramer Mark R., (2006, diciembre). Strategy and society: The link between competitive advantage and corporate social responsibility, Harvard Business Review. Disponible en hbr.org/2006/12/strategy-and-society-the-link-between-competitive-advantage-and-corporate-social-responsibility

Porter, Michael E. & Kramer Mark R., (2011, enero–febrero). The Big Idea: Creating Shared Value, Rethinking Capitalism, Harvard Business Review. Disponible en hbr.org/2011/01/the-big-idea-creating-shared-value

 

 

NOTA AL PIE

* Siglas en inglés de la Organización Internacional de Estandarización, especializada en garantizar la gestión de calidad en diversos productos y servicios.

Tags

consultoría empresas

Articulos Relacionados