Lámparas de Diógenes
Claves para observar la ética ¿Tienes aliados para monitorear y regular la ética del negocio?
Xavier Mangino Dueñas, socio de Díaz de Rivera y Mangino Abogados, firma de abogados asesores especializados en Derecho Corporativo y Bursátil. |
Lámparas de Diógenes

Es común que muchos de nosotros hablemos de personas que son “éticas” o que son “faltas de ética”, pero ¿cuál es el significado de esta palabra? “Ética” proviene del latín ethĭcus, término que se originó del griego ἠθικός (ēthikós), y la Real Academia la define como el “conjunto de normas morales que rigen la conducta de la persona en cualquier ámbito de la vida”.

Hablando de conductas, la corrupción es un acto que lesiona valores como la honestidad, integridad, transparencia y credibilidad. Puede acarrear fuertes pérdidas económicas para individuos físicos, accionistas, inversionistas, empleados, personas morales y la competencia de un negocio. En pocas palabras, la corrupción reprime el desarrollo económico, social y cultural de todo un país.

Para combartir esta conducta antiética, tanto las empresas como los gremios han pasado años diseñando y adoptando estrategias que implementen las siguientes medidas: instaurar y ejercer principios de ética e integridad en el negocio; y establecer un compromiso entre autoridades, empresas y empresarios de hacer las cosas correctamente.

 

 

Órganos externos

Un esfuerzo notable es el Código de Integridad y Ética Empresarial publicado por el Consejo Coordinador Empresarial. Este documento recomienda que las organizaciones establezcan procedimientos y controles verificables, que les permitan establecer sanciones derivadas del incumplimiento de políticas diseñadas para evitar sobornos, colusiones, cohechos o cualquier otra actividad que impliquen: pagos de dinero o especie, ventajas, privilegios, préstamos de servicios, asunción de deudas, obligaciones o atenciones excesivas.

Los controles que las empresas tienden a establecer son los siguientes:

  • Comité de Ética.

  • Código de Ética y de Conducta.

  • Líneas de denuncia anónimas.

  • Departamento de Auditoría Interna.

  • Programas de capacitación para los empleados.

  • Esquema de recompensas para los denunciantes.

 

Es importante destacar que los Comités de Ética deben integrarse por personas externas a la sociedad, reconocidas por su alto grado de experiencia y conocimiento en temas de integridad y anticorrupción corporativa. Incluso, será ‘mejor visto’ que la empresa cuente con órganos externos que monitoreen las actividades de la compañía —esto incluye a sus accionistas, consejeros, empleados y proveedores.

Al implementar órganos externos que supervisen el cumplimiento ético del negocio, se puede establecer una mayor transparencia y rendición de cuentas para los accionistas y stakeholders; así como alinear las acciones de los empleados a dichos principios, estableciendo mejores mecanismos de prevención y denuncia contra conductas incorrectas. Asimismo, los empleados se sentirán más confiados para utilizar las líneas de denuncia, pues los denunciantes no tendrán miedo a sufrir represalias por parte de algún colaborador de mayor jerarquía.

 

La moral es rentable

El Reporte a las Naciones sobre el Abuso y el Fraude Ocupacional 2016 de la Asociación de Examinadores de Fraude Certificados afirma que la presencia de controles antifraude —esto significa cumplir con los principios éticos de la empresa— se relaciona con menores pérdidas y la detección más temprana de los fraudes. El documento también señala que la supervisión proactiva de datos se asoció con pérdidas 54 % menores, y la detección del fraude en la mitad del tiempo.

 

“Al implementar órganos externos que supervisen el cumplimiento ético del negocio, se puede establecer una mayor transparencia y rendición de cuentas para los accionistas y stakeholders”.

 

De cara a terceros (ya sea particulares o instituciones del gobierno), contar con órganos externos que supervisen el cumplimento de los estándares éticos más altos provocará que cada vez más clientes soliciten los productos y servicios del negocio. Todo esto consolidará la reputación y brindará mayor certeza en el actuar diario de la empresa.

Finalmente, no quiero dejar de señalar que la creación del Sistema Nacional Anticorrupción en México es un gran paso en la construcción ética del país. El sistema unifica esfuerzos institucionales de actores sociales con las autoridades de los distintos órdenes de gobierno, quienes buscan fortalecer la confianza tanto de las empresas como de las instituciones públicas.

En este sentido, cada vez será más importante que las organizaciones cuenten con órganos externos (completamente independientes de las empresas o sus accionistas, inversionistas, consejeros o empleados) que puedan supervisar de manera objetiva y eficaz el cumplimiento de los principios de ética que se requieren. Así generaremos más confianza y credibilidad frente a otras compañías, y frente al mundo entero.

 

Para saber más

 

 

 

Tags

consultoría

Articulos Relacionados