¿Pueden ambas partes ganar?
Mecanismos alternos de solución de conflictos. La sentencia pone fin al juicio, no al conflicto.
Gerardo Ramírez Organista, Abogado, Corredor Público No. 49 de Jalisco y socio director de Ramírez Organista & Asociados, Empresario, miembro y expresidente de ANADE Jalisco Colegio de Abogados | | Edición: 49
¿Pueden ambas partes ganar?

Recordemos aquella historia en la que una madre, de repente, escucha que sus dos hijos discuten. Claro, ella va a ver por qué están echando tantos gritos y descubre que se están peleando por una naranja. Uno de sus hijos dice que la vio primero; el otro que la apartó desde antes. Siguen peleándose hasta que la madre los separa y les quita la naranja. Eso es el conflicto.

Para detenerlos, su mamá parte la fruta con un cuchillo y le entrega una mitad a cada uno de sus hijos. Problema resuelto, ¿no? Los gritos se detienen y mamá se da la vuelta. Entonces, el primer hijo le quita los gajos a su mitad porque solo quería la cáscara; y el segundo hijo tira la cáscara de su parte porque solo quería los gajos.

¿Qué pasó? La madre calló los gritos, pero no se detuvo a escuchar por qué se estaban peleando por una naranja, y cual era el verdadero interés o necesidad de cada uno (palabras claves). En lugar de partirla por la mitad, solo necesitaban pelarla para que uno tuviera toda la cáscara, y el otro se quedara con todos los gajos. Pudieron quedar 100% satisfechos de sus intereses.  Este relato que he escuchado en varias ocasiones, deja claro como los medios tradicionales para resolver conflictos lo mas que logran, es repartir la naranja en 2 partes. Los Medios Alternos de Solución de Conflictos nos permiten encontrar los verdaderos intereses de las partes y resolver el conflicto dejando a las partes satisfechas.

 

 

¿Cuáles son estos Medios Alternos?

La negociación es el método más antiguo para solucionar conflictos. Lo fue hasta el momento en que los ciudadanos le delegamos al estado la impartición de “justicia”; en es momento la solución de un conflicto se sometió a una autoridad, con base en la ley.

Sin embargo, el sometimiento a una legislación y al arbitrio de un juez, en la mayoría de los casos no deja satisfechas a las partes del conflicto, porque la labor del enjuiciador es aplicar el derecho. Por tanto, el medio alterno debería ser el procedimiento judicial, ya que la negociación, la mediación y los otros medios alternos de solución de conflictos son inherentes a la naturaleza humana.

Desde hace años se han promovido los Medios Alternos de Solución de Conflictos (MASC) son aquellos que permiten a las partes a llegar a una solución que satisfaga sus intereses. Y aunque existen muchos métodos alternos, los más utilizados son:

●     Negociación

●     Mediación

●     Conciliación

●     Arbitraje

Los tres primeros son autocompositivos porque las partes son quienes resuelven el conflicto, a través de un convenio. Por otro lado, el arbitraje es heterocompositivo porque es el árbitro quien resuelve el conflicto a través de un Laudo —la sentencia que dicta después de concluir su arbitraje.

El sometimiento a cualquiera de estos métodos es voluntario para las partes. Además, tienen la ventaja de ser flexibles y ser manejados por particulares; por lo tanto, son privados. Estas características los hacen muy atractivos para conflictos entre socios, entre los socios de una sociedad o entre una sociedad y un socio, entre miembros de una familia empresaria, etcétera.

 

 

Ventajas al utilizarlos

En un juicio, las partes y sus abogados analizan los hechos para encontrar los elementos que favorezcan sus posiciones; En los MASC solo se analizan los hechos para explorar los intereses de las partes. En un juicio se mira hacia atrás; en los MASC se visualiza cómo se quiere construir la relación entre las partes a futuro.

 

“La negociación, la mediación y los otros medios alternos de solución de conflictos ayudan a las partes a trabajar por un mismo fin: resolver su conflicto”.

 

Por eso, la conciliación, mediación y negociación son métodos donde las partes, el mediador y el conciliador se deben concentrar en los intereses de las partes para lograr satisfacerlos. En estos mecanismos no existen ganador ni perdedor, sino entes preocupados por conocer los intereses mutuos para generar opciones que satisfagan sus intereses, a través de una metodología probada.

En la negociación, la voluntad de las partes es absoluta para utilizar la metodología que mejor les parezca, y en todo caso para llegar a un acuerdo. Por otro lado, en la mediación y conciliación existe un tercero (llamado mediador o conciliador, respectivamente), que es el rector del método y facilitador. Está capacitado con herramientas para ayudar a que las partes manejen sus emociones, y para ayudarlos a descubrir sus intereses —hacer lluvia de ideas, encontrar opciones viables y redactar el convenio al que lleguen— en su caso. La diferencia sustancial entre la mediación y la conciliación es que, en la primera, el mediador está impedido para sugerir posibles opciones de solución; y en la conciliación (aunque también es poco deseable) sí puede sugerir los caminos por seguir. 

En los métodos autocompositivos, las partes pueden alcanzar un convenio que satisfaga sus intereses, y esto garantiza el cumplimiento del mismo. Desde luego que las herramientas jurídicas —como elevar dicho convenio a sentencia ejecutoriada a través de la firma ante un Centro de Mediación Certificado por el Instituto de Justicia Alternativa— otorgan seguridad a las partes, pero la mejor garantía para el cumplimiento de un convenio es su satisfacción, que solo se puede lograr a través de estos métodos.

Las partes son quienes mejor conocen los hechos, son quienes pueden descubrir sus intereses y quienes deben quedar satisfechos. Por lo tanto, son las partes las que deben asumir la responsabilidad de resolver sus conflictos. Es por ello que los MASC son las mejores prácticas en materia de resolución de conflictos, con ellos ambas partes ganan, al quedar 100% satisfechas. Espero haber sembrado la inquietud en usted, estimado lector, para que conozca más sobre estos métodos, o para que los utilice y promueva.

 

 

 

 


 

Tags

empresas

Articulos Relacionados