Una ONG para todas
Vela Corporativa de Fundaciones por la transparencia, la mejora continua y la preservación de valores al interior de las asociaciones civiles.
Everardo Gómez | | Edición: 54
Una ONG para todas

“En México hay 50 mil organizaciones o 60 mil, pero si se segmenta, muchas de ellas son movimientos sociales no legalmente constituidos; de los constituidos en ONG´s son 30 mil; de esas 30 mil, activas son más o menos 16 mil. Las que tienen autorización de hacienda para recibo deducible de impuestos son entre 9 y 10 mil; la lógica es restrictiva y quien tiene la llave es Hacienda”.

La transparencia es esencial para todas las organizaciones ya sean políticas, económicas o sociales. Es de suma importancia en el rubro social recobrar la credibilidad perdida en los últimos años sobre el destino de los recursos públicos con los que el sector de las organizaciones de la sociedad civil financian sus proyectos.

Existen organizaciones que son mediadoras entre los financiamientos, ya sean públicos o privados, y las organizaciones civiles interesadas en ellos. En Jalisco se cuenta con la presencia de Corporativa de Fundaciones, que es una fundación comunitaria que busca visibilizar problemáticas de la comunidad y convocar a todos los sectores para buscar soluciones que involucre a todos con sus propios activos -recursos, talento,tiempo, relaciones- de tal manera que se pueda ayudar a las organizaciones que denominan “de base” para que atiendan directamente problemas concretos. Los sectores en los que se encuentra más presencia de organizaciones son salud, infancia y pobreza.

Corporativa de Fundaciones nació hace 73 años de la mano de Pablo Jiménez Camarena con el nombre de Servicio Social Sophia, el cual era un brazo de lo que con el tiempo se convertiría en uno de los laboratorios mexicanos más importantes en la actualidad: Laboratorios Sophia. Nacido en Arandas, Jalisco, Pablo Jiménez Camarena comenzó a practicar filantropía cuando fundó lo que era una botica en el centro de la ciudad de Guadalajara, y después, cuando fundó el laboratorio, incluyó una cláusula en la que determinaba que el 10% de las utilidades generadas por la empresa deberían destinarse a la asistencia social, lo que se ha mantenido como mandato hasta la fecha.

Al comienzo, él ayudaba directamente a las personas. Su empresa poco a poco fue creciendo y tuvo más recursos para ayudar, por lo que comenzó a invitar a sus propios empleados para dar atención a las personas según sus necesidades, entre las que destacan vivienda, salud y educación. La caridad al prójimo combinada con la filosofía del deber ser de las cosas que promovía don Pablo, se ha mantenido hasta la tercera generación de su familia.

La corporación nació como tal hace 20 años y abrió el espacio para que otras personas participen en los proyectos, por lo que hoy en día Laboratorios Sophia aporta el 30% del ingreso de la Corporativa y el 70% restante es aportado por empresas y personas que integran los fondos filantrópicos que administra.

David Pérez Rulfo, Director de Corporativa de Fundaciones, mencionó que se ofrece apoyo al fortalecimiento de las organizaciones civiles en 4 ejes.

El primero es la movilización de recursos económicos, apoyándose en los recursos de la cooperación internacional, nacionales, corporativos locales y personas de todos los ámbitos, apoyan proyectos en el estado de Jalisco.

“Lo que hacemos es crear proyectos; invertimos recursos locales y vamos con la cooperación internacional a mostrar proyecto y recursos; hemos cambiado el paradigma de ir con mano extendida a ir mejor con mano levantada, para mostrar que aquí estamos y que necesitamos más recursos”.

El segundo eje en el que la corporativa ayuda es en proveer de recursos técnicos de organización, ya que muchas veces las organizaciones surgen desde experiencias personales y los dirigentes de los proyectos son personas que no han tenido la experiencia  organizativa que es necesaria para que la ONG funcione adecuadamente.

El tercero es la incidencia en políticas públicas. Una de las más importantes, en la que se trabajó más de 5 años, fue la inclusión en el código civil jalisciense la figura de Institución de Asistencia Privada, con lo que se abrió la puerta para que fundaciones como Monte de Piedad, Lotería Nacional y Fundación Merced, pudieran apoyar con recursos a organizaciones de la sociedad civil de Jalisco. En la actualidad, se trabaja de la mano de otras ONG´s para que la bolsa de subsidios de INDESOL se mantenga y las ONG´s puedan seguir haciendo trabajos que impacten directamente en la sociedad.

El cuarto eje es la promoción de la cultura de la participación social. Poner las herramientas en las manos de quien quiera utilizarlas, darlas a conocer para que más organizaciones trabajen de mejor manera, obtengan beneficios y repartan esos beneficios en las comunidades con las que trabajan.

 

Proceso de Integración

     1. Construcción de habilidades en personas

     2. Acercamiento a instituciones para implementarlas

     3. Aplicación en beneficio de su población

     4. Se infiere que hay impacto en la comunidad

 

A pesar de su relevancia, Corporativa no se ha politizado. Ha trabajado de la mano con las comisiones federales pero siempre manteniendo un margen. El también licenciado en administración asegura que en la fundación creen que el valor de la sociedad civil es su diversidad, no tienen posturas específicas más que de respeto a los movimientos.

“No somos organización asistencial ni una que confronta, tampoco rogamos; por debajo de todo está una empresa que nos fundó y quien nos financia, y que está todavía la familia involucrada en este proyecto. Hay un deber ineludible”.

Referente a qué tipo de Organizaciones apoyan, mencionó que cualquier OSC puede ser apoyada, siendo la única condicionante la generación de beneficio a terceros con estándares ético y buenas prácticas.

“No somos institución clientelar ni recibimos dinero público; hacemos dinero con instancias públicas y lo invertimos, hemos hecho programas con cooperación internacional. Nos vamos al concepto de invertir y de no ser coptados por el dinero”.

“Prácticas nuevas, modelos nuevos, visiones nuevas; de una visión de caridad a una visión de desarrollo e inversión. Ya no hablamos de donativos, sino de inversión social. Tenemos un proceso de agregar valor.”

David Pérez Rulfo, Director de Corporativa de Fundaciones

 

Tags

empresas cultura consultoría

Articulos Relacionados