EU tropieza en plena guerra comercial con pérdidas en sectores primordiales
El sector de venta minorista y de manufactura reportan pérdidas históricas.
REDACCIÓN | | Edición: WEB
EU tropieza en plena guerra comercial con pérdidas en sectores primordiales

En plena crisis política, agudizada por las críticas acciones del presidente Donald Trump en los últimos días, el sector económico comienza a mostrar un franco deterioro nunca antes visto desde la crisis económica de 2009, que perjudicó en grandes proporciones el mercado de consumo y la salud financiera del país.

El día de hoy, en medio del anuncio de Donald Trump del cierre de administración más largo de la historia a favor de la construcción del muro fronterizo con nuestro país, se publicaron además dos preocupantes reportes económicos, que habían sido retenidos durante más de un mes. El primero, publicado por el Departamento de Comercio, reconoció que la industria retail o minorista se desplomó en el último mes de 2018 en un 1.2%, causando grandes sorpresas entre expertos, quienes afirmaban una consistente recuperación del sector durante la temporada decembrina.

Este declive significa una disminución de los gastos de consumo per cápita, que acumula más de dos tercios de la actividad económica del país y es de vital importancia en el desarrollo económico del mismo. Por si fuera poco, este preocupante reporte también se acompañó de un informe, emitido por la Reserva Federal del gobierno estadounidense con cifras igualmente alarmante de otro importante sector económico del país: la manufactura.

Se trata de un reporte del mes de enero de este año, en el que la institución afirma que la producción en manufactura declinó en un .9%, siendo el sector automotriz el más afectado, con una dramática caída del 8.8% en ese mes. Es un porcentaje nunca antes visto desde mayo de 2009, en plena recesión económica. Industrias como maquinería, químicos, electrónica y aeroespacial también se vieron  afectadas considerablemente.

Tras estos resultados, la preocupación del Gobierno Federal estadounidense se acentúa, pues cada vez se hacen más evidentes las consecuencias de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China. Mientras que el sector siderúrgico del titán asiático aumenta, otros de su contraparte americana disminuyen alarmantemente; las negociaciones continúan pero la situación parece no favorecer a Estados Unidos.

Eso, aunado a la amenaza del presidente estadounidense de añadir aranceles adicionales a productos chinos, podría desestabilizar aún más la precaria situación de los principales sectores económicos de Estados Unidos. Dadas todas estas circunstancias y con una guerra comercial en puerta, el panorama global parece favorecer a un Estado más que al otro. ¿Será que este conflicto comercial ha terminado antes de comenzar?

Tags

empresas economía tecnología

Articulos Relacionados