¿No más billetes en Suecia?
El efectivo se ha vuelto obsoleto ante la popularización de la propuesta de una moneda digital, e-krona.
REDACCIÓN | | Edición: WEB
¿No más billetes en Suecia?

En Suecia (así como en muchos otros países), el uso de efectivo continúa decayendo. Algunos analistas predicen que el uso de billetes y monedas será un factor de marginalización como método de pago en un futuro no muy lejano, ya que en la actualidad cada vez más establecimientos comerciales han dejado de aceptar el efectivo como método de pago. Por otra parte, según datos gubernamentales de Suecia, sólo un 13% de los suecos realizó su último pago en efectivo, evidenciando el desuso tanto en empresas como en usuarios y poblaciones.

El gobierno sueco, a través del Riksbank (un equivalente al Banco de México - Banxico mexicano), ha proporcionado billetes y monedas durante más de tres siglos a la población del país, y su eficiencia ha sido demostrada a través de la solidez que tiene su moneda, la krona. No obstante, hoy en día el Riksbank se enfrenta a la paradoja sobre mantener o continuar el flujo de papel moneda entre la población sueca.

La solución ha sido proponer la creación de una nueva moneda, la e-krona, una krona digital que garantice al público en general el acceso a un método de pago garantizado por un estado. La e-krona daría una solución oportuna, por un lado, a la constante digitalización de los pagos e intercambios monetarios en el usuario común. Por otra parte, esta nueva moneda digital abriría el mercado de los pagos para no concentraros a bancos y métodos de pago privados, que hoy en día no se encuentran bajo la jurisdicción del Riksbank.

La e-krona es, en esencia, una moneda digital de banco central (CBDC por sus siglas en inglés), perteneciente a un área inexplorada de los bancos nacionales, por lo que el Riksbank se encuentra realizando análisis y reportes sobre la viabilidad de esta nueva moneda entre la población en general, así como los márgenes jurídicos, económicos, sociales y de seguridad informática en los que se estaría moviendo la e-krona para ser una moneda segura y confiable para la población.

Durante siglos, el sector público y privado habían interactuado en situación de paridad sobre el cómo proveer dinero que funcione como un medio eficiente de intercambio. Así como en la transición del dinero en metálico al papel moneda, el desarrollo tecnológico y las preferencias de la sociedad han evolucionado lejos del efectivo. La responsabilidad de las bancas estatales, por ello, deben apuntar a proporcionar un método de pago seguro y eficiente, adecuado a un futuro totalmente digitalizado y sujeto a la mejora constante.

Tags

economía tecnología cultura

Articulos Relacionados