Recortes de éxito: la computadora apagada de un millón de dólares
La computadora de Ford.
REDACCIÓN | | Edición: WEB
Recortes de éxito: la computadora apagada de un millón de dólares

Ford ha sido, sin duda, una de las empresas que más ha sufrido los embates de la globalización. Desde finales del siglo XX, la desaceleración económica en el sector automotriz se convirtió en una amenaza tangible para la empresa, que fue una de las que más sufrió pérdidas en los años posteriores, especialmente durante la recesión de 2008.

Como parte de una estrategia implementada para combatir esta fase crítica, Ford tuvo que cambiar su modelo de negocio, producción y operación en su titánico plan The Way Forward. Se diversificó y combatió sus pérdidas millonarias con duras medidas. Entre ellas, es ya conocido el cierre de plantas y armadoras en el Rust Belt de Estados Unidos, un evento crítico que generó gran resentimiento entre los estadounidenses y se analiza pudo ser un factor crítico para el triunfo republicano en 2016.

Alan Mullaly estuvo al frente durante toda la implementación del The Way Forward, monitoreando el plan de reestructuración. “Hemos estado fuera del negocio por 40 años”, afirmaba a sus empleados, enfatizando la situación crítica de la compañía. Sus esfuerzos rindieron frutos: Ford fue la única empresa que no pidió apoyo contra la bancarrota al gobierno estadounidense, pero el costo fue demasiado alto.

No obstante los empleos perdidos, el cierre de plantas y de pérdidas, Ford aplicó también medidas muy amigables para combatir la crisis al interior de su organización. Entre ellas tomó gran popularidad el ahorro de $1.2 millones de dólares em 2010 con una política de ahorro energético a partir de una simple acción: apagar las computadoras de sus oficinas corporativas cuando no estaban en uso.

El ahorro también redujo la huella de carbono entre 16 mil a 25 mil toneladas métricas anuales para la compañía, sentando las bases para el ya reconocido compromiso de Ford con el medio ambiente (del cual carecen muchas empresas automotrices incluso hoy en día). La principal herramienta para lograr semejante ahorro fue el software PC Power Management, que apagaba automáticamente las computadoras por la noche y los fines de semana no laborales. Este programa también descargaba automáticamente software que causaba improductividad en horarios laborales, por lo que como efecto colateral, aumentó la productividad de los empleados de la compañía.

Articulos Relacionados