Recortes de éxito: La taparrosca de 5 millones de dólares
La taparrosca de Coca-Cola.
REDACCIÓN | | Edición: WEB
Recortes de éxito: La taparrosca de 5 millones de dólares

Los recortes de costos normalmente se asocian a reducción de personal, optimización de procesos y cierres de plantas. Pero también implican pequeños sacrificios (a veces imperceptibles) que surgen de los lugares más inesperados.

Coca-Cola ha sido una empresa ampliamente reconocida a nivel internacional. De un sabor inigualable, ya establecido en un imaginario social del que es imposible desaparecer, la Coca-Cola es una bebida histórica, un símbolo de buen marketing y excelente calidad de producto.

Esta empresa es además líder en sus estrategias de optimización de procesos, sus mejoras continuas en la cadena de producción y su conciencia ambiental respecto al uso de plástico y PET en sus envases, que juegan un papel fundamental en la protección del medio ambiente a nivel internacional.

En 2009, Coca-Cola decidió dar un paso más en sus estrategias de optimización de materiales y envases. Su siguiente objetivo fue la taparrosca de sus botellas, que tras una compleja ingeniería y análisis de materiales y patentes, fue mejorada para reducir el uso del plástico en aproximadamente 5%.

Esta nueva tapa fue una hazaña de ingeniería que tiene como nombre PCO 1881. Se trata de una tapa más ligera que reduce el consumo de PET, es visiblemente más corta y puede soportar botellas PET de hasta 2.5 litros. Además, esta nueva taparrosca tiene un buen poder de sellado y un bajo costo de producción.

La nueva tapa fue utilizada inicialmente en Coca-Cola Brasil, para posteriormente extenderse en el mercado de Norteamérica. Gracias a las mejoras en el margen de rentabilidad y la reducción del costo del empaque, Coca-Cola pudo ahorrar $5 millones de dólares en costos, fomentando además la sustentabilidad de su embotelladora y el cuidado del medio ambiente.

Tags

empresas economía

Articulos Relacionados