Jaime Reyes Robles
“La época actual no es para conformistas, es para gente que se atreve a generar cambios”.
Dulce Barrera, editora asociada |
Jaime Reyes Robles

La Secretaría de Innovación Ciencia y Tecnología (SICyT) ha centrado su visión en convertir a Jalisco en el estado más innovador, y con el mayor índice de desarrollo tecnológico de México. Es la primera secretaría del país enfocada en este ramo, y trabaja junto con la iniciativa privada para lograr este objetivo.

  • Inició con 450 emprendedores; al 2017 cuenta con 6,300 (un incremento mayor a 1,000 %).

  • Cuenta con 5 fondos de inversión para la aceleración de startups.

Fuente: Revista Entrepreneur (03/11/2017)

 

En 2015, el gobierno del Estado de Jalisco y la SICyT anunciaron la creación de la Universidad Digital. Es una opción para que los jóvenes puedan cursar sus estudios superiores, perfeccionando sus capacidades de innovación y aprovechando los recursos digitales de la época. Al respecto, tuvimos la oportunidad de platicar con el maestro Jaime Reyes Robles, secretario de Innovación Ciencia y Tecnología de Jalisco, para conocer más al respecto.

 

¿Cuál es la génesis y el propósito de la SICyT?

Como contexto, el estado de Jalisco construyó un clúster de la industria electrónica en 1972 (aproximadamente). Entonces eran pocas las empresas que colaboraban en Cámara de la Industria Electrónica, pero esto fue progresando gracias al cambio de política pública, con la entrada de méxico al Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio [GATT, por sus siglas en inglés] y posteriormente al Tratado de Libre Comercio de América del Norte [TLCAN].

Al cambiar la política pública cambiaron los requerimientos de la industria. La economía cerrada nos obligó a fabricar de todo, sin especializarnos en nada. Esto creó desarrollo de industrias, pero no calidad de competitividad internacional. Cuando México abrió su economía, la razón de ser de las empresas cambió: su prioridad fue la productividad y competitividad internacional. Entonces empezaron a llegar más empresas interesadas en instalarse en Jalisco (específicamente en la Zona Metropolitana de Guadalajara) para hacer lo que nosotros llamábamos “maquila”: aprovechar la mano de obra de bajo costo y la proximidad con Estados Unidos (el principal mercado mundial).

Para 1998, el coste de mano de obra de China era mucho más bajo que el nuestro; entonces, parte de nuestra producción se fue del país, por lo que nuestro modelo debió cambiar: antes de que China se uniera a la Organización Mundial del Comercio, era de “alto volumen y baja mezcla”; después cambió a “bajo volumen y alta mezcla” (o manufactura compleja). Con esto empezamos a fabricar para telecomunicaciones, equipos médicos y analytics (entre otras cosas). La última etapa comprende del 2000 hasta la fecha, en la que se han desarrollado centros de diseño e investigación para realizar un escalamiento a nivel mundial.

Antes, en Jalisco existía el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología Jalisco [CoecytJal]; sin embargo, solo era un consejo. Para darle mayor importancia, en 2013 se creó la primera Secretaría de Innovación Ciencia y Tecnología en México, con responsabilidad en educación superior pública. Esto marca un parteaguas en la concepción del desarrollo económico y social del estado.

 

Vertientes principales de la SICyT

  1. Educación superior, posgrado e investigación.

  2. Desarrollo tecnológico propio.

  3. Sistema de emprendimiento y desarrollo empresarial.

 

¿Qué iniciativas, apoyos o incentivos ofrece la SICyT?

Estamos acostumbrados a no atrevernos a tomar riesgos y romper paradigmas. Somos conservadores por naturaleza, pero la época actual no es para conformistas, es para gente que se atreve a generar cambios —aunque un cambio conlleva resistencia, y la resistencia conlleva miedo, porque en los tiempos que vivimos no podemos predecir ni asegurar qué pasará mañana.

Efectivamente, tenemos incentivos, pero son vistos como “capital semilla” —aunque esto no es para que el gobierno cree oportunidades permanentes, pues eso crea una economía ficticia—. Los otorgamos a través de CoecytJal, por medio de convocatorias enfocadas en el desarrollo económico. Por ejemplo, en la creación de prototipos o el desarrollo de patentes y proyectos productivos que impliquen una vinculación entre la academia y la empresa. En la página web de Coecytjal tenemos entre 18 y 26 convocatorias (aproximadamente) por año.

Hoy, la inversión en ciencia y tecnología se aproxima al 1 % del presupuesto anual del gobierno estatal (antes estábamos en 0.65 %). Esto implica un cambio de paradigma porque la mayor inversión en este ámbito debe quedar a cargo del sector productivo.

La meta sexenal es invertir 1 % del Producto Interno Bruto [PIB] nacional en ciencia y tecnología, pero no vamos a lograrlo. Por tanto, ahora que viene el cambio de gobierno, debemos reformular la política pública para obtener 1.5 o el 2 % del PIB. En Jalisco debemos promover una política pública que dirija 1.5 % del PIB estatal hacia la ciencia y tecnología. Pero con una composición del 70 % del sector productivo y 30 % de gobierno, este panorama está invertido, actualmente.

Dentro de las iniciativas que expuso la SICyT, en 2015 promovieron el lanzamiento de la Universidad Digital. ¿En qué consiste este proyecto?

Es una iniciativa estratégica del Gobierno del Estado a través de la SICyT para crear una universidad innovadora. Su misión es formar y desarrollar el talento global, basándose en la transformación digital para construir un futuro de alta tecnología que incide en la innovación y competitividad de sectores estratégicos de la economía, y la movilidad social en de Jalisco.

La Universidad Digital es una disrupción porque no se compara con ningún modelo tradicional. Este tema ha sido discutido ampliamente, y en 2015 empezamos con el concepto. El acierto que tuvimos fue que no solo es un proyecto de la SICyT; también convocamos el apoyo de academias y empresas para construir este concepto en conjunto.

Esto da un giro ante el sistema educativo actual, consensuado tanto por Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior [ANUIES] como en el panorama internacional. La educación tiene que cambiar, los que estudian el tema lo saben; este sistema educativo fue creado para la primera Revolución Industrial, pero hoy vivimos en la cuarta Revolución Industrial. Debemos cambiar.

 

Pilares de la Universidad Digital

  1. Digitalización de contenidos: en la era digital, todos los contenidos académicos del mundo están a nuestro alcance para cubrir las necesidades educativas de nuestros estudiantes.

  2. Aula invertida: el profesor se transforma en un asesor, y el estudiante se responsabiliza por su aprendizaje.

  3. Trabajar a través de proyectos: no se piensa en títulos universitarios, sino en certificar conocimientos a través del éxito de un proyecto específico, que resuelva necesidades reales.

 

“La Universidad Digital es una disrupción porque no se compara con ningún modelo tradicional”.


¿Cuál es el perfil que deberán tener los alumnos que quieran ingresar a la Universidad Digital?

Son definidos en colaboración entre la academia y el sector productivo. Dichos perfiles consisten, necesariamente, en un conjunto de habilidades (skills) duras y blandas que demanda la industria.

La Universidad Digital considera a aquellas personas que tengan interés por desarrollar determinadas competencias y especializaciones específicas; que actualmente están laborando, pero requieren actualizarse ante el acelerado cambio de tecnologías aplicadas. Asimismo, considera a quienes necesiten desarrollar determinadas competencias por medio de programas de movilidad interinstitucional, si están cursando algún programa académico de educación superior.


¿Cómo pueden ingresar a la Universidad Digital?

La iniciativa está en marcha desde 2016. A lo largo de estos dos años se han venido realizando diversos pilotos y contenidos que han permitido probar el modelo, y de los que aproximadamente 300 personas (provenientes de la industria y el sector educativo) se han beneficiado. De hecho, se está considerando incrementar dicha oferta, para que en 2018 se consolide su programación académica y se escalen los programas en los niveles de pregrado, posgrado y programas ejecutivos (educación continua).

Por otra parte, se contempla la construcción de un edificio contemporáneo e icónico, adecuado al nuevo modelo educativo y ubicado en el polígono de Ciudad Creativa Digital. Su diseño y arquitectura contempla el cambio de paradigma educativo que está sucediendo a nivel mundial, con espacios que facilitarán las nuevas formas y medios de aprendizaje colaborativo.

¿Cuáles son algunos de los principales logros de la Universidad Digital?

Ha llevado a la reflexión a las universidades que existen en Jalisco, pues se necesita una evolución en nuestras instituciones. Así nacen los cambios que perduran.

La Universidad Digital se inserta en nuevos modelos de enseñanza no convencionales; aquí cabe la educación abierta y a distancia, o la universidad virtual, donde cada iniciativa tiene su mérito. Lo que hacemos ahora es tener nuevos modelos junto con las universidades tradicionales para crear foros de discusión y aprovechar lo mejor de cada una de ellas. La Universidad Digital fue creada para tener modelos altamente flexibles e incluyentes que puedan atender diferentes necesidades, tanto de la industria como de la sociedad.

 

Universidad Digital - Componentes del modelo educativo

  • Corresponsabilidad educativa entre academia, empresa y gobierno para formar, capacitar e impulsar con alto valor agregado.

  • Alta flexibilidad y adaptabilidad de los objetos de aprendizaje, basado en trayectorias académicas.

  • Aprendizaje continuo.

  • Trabajo colaborativo, inter y transdisciplinario.

  • Apropiación de conocimientos útiles para el desempeño profesional.

  • Una plataforma tecnológica de frontera, flexible y adaptativa para operar el modelo educativo.

  • Un modelo de negocio que sume a la sustentabilidad.

 

La Universidad Digital no solo atenderá la demanda actual del sector productivo y de servicios; también se encargará de las megatendencias, en estrecha colaboración con los centros de investigación e instituciones de educación superior.

 

Jaime Reyes Robles estudió Ingeniería Química en la Universidad de Guadalajara y Ciencias de la Ingeniería Industrial en la Universidad de Yale. También es maestro en Ingeniería Química Industrial. Ha sido vicecoordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco; presidente de la Cámara de la Industria Electrónica de Telecomunicaciones e Informática en Guadalajara y presidente de Operaciones Americana en Guadalajara.

Articulos Relacionados