¿Cómo contratar el mejor Internet Empresarial?
Conoce 7 cosas que no debes olvidar antes de firmar tu primer contrato de Internet Empresarial.
REDACCIÓN | | Edición: WEB
¿Cómo contratar el mejor Internet Empresarial?

En la actualidad, el Internet se ha convertido en un aliado inamovible para cualquier negocio y en particular para las PyMES. Desde la publicidad y promoción hasta la atención al cliente y recepción de pedidos, el acceso a Internet ofrece grandes beneficios para cualquier empresa. Pero, ¿qué debes tomar en cuenta al elegir a tu proveedor de Internet empresarial?

  • Catálogo de opciones disponibles:

Existen una variedad de opciones que han probado ser más eficientes que la antigua conexión fija al teléfono. Hoy en día, la mayoría de los grandes proveedores de este servicio suelen ofrecer banda ancha y alta velocidad. Como primer y mínimo requisito, es importante siempre escoger cualquier tipo de conexión que ofrezca velocidad de ancho de banda, mayor que el acceso telefónico tradicional.

  • Tipos de conexión:

Actualmente existen diversas tecnologías de conexión, siendo las más económicas a través de cable, escalando a conexiones DSL (módems) y finalmente la fibra óptica, que es la más elevada en cuanto a precio, pero también de mejor funcionamiento.

  • Velocidad según la necesidad:

Piensa en las actividades a realizar en tu negocio y qué tanto consumo de Internet necesitan. Así el énfasis sean las llamadas con clientes, el envío de contenidos, la intranet o el manejo de cuentas publicitarias, las necesidades de conectividad serán siempre distintas. Al definir estas necesidades, puede establecerse un estimado de velocidad de carga y descarga.

  • Paquetes:

Los proveedores de Internet comúnmente ofrecen una amplia variedad de servicios integrados como televisión por cable, líneas telefónicas y celulares. Es esencial establecer qué servicios son necesarios e imprescindibles, para posteriormente investigar las tarifas o paquetes que ofrecen las compañías para abaratar los costos de conexión.

  • Servicio al cliente:

Es recomendable investigar la atención que brinda el proveedor a los clientes, desde líneas telefónicas de ayuda hasta disponibilidad de técnicos en la zona donde está establecida la empresa. Para ello es útil revisar redes sociales, portales de quejas o denuncias y evaluaciones gubernamentales (PROFECO) de cada una de los proveedores candidatos.

  • Servicios adicionales:

Por lo general, muchas compañías proveedoras de Internet corporativo ofrecen servicios adicionales en sus contratos y paquetes. Algunos de estos servicios adicionales son programas anti-virus y anti-spam, así como también Office de Windows o la nube creativa de Adobe, por ejemplo. Muchos de estos añadidos sólo inflan las cuentas a pagar y no son útiles para las actividades de la empresa, por lo que es necesario plantear la verdadera conveniencia y provecho de su contratación en un plan o paquete comercial.

  • Visión a futuro:

Es necesario también analizar si el proveedor está a la vanguardia y actualizándose de manera constante. ¿Cómo administra la compañía la implementación de nuevas tecnologías y cómo se beneficiaría la empresa a costa de éstas? En ocasiones, los proveedores de Internet apuestan a tecnologías deficientes u obsoletas y son sus clientes quienes, literalmente, terminan pagando el daño con fallas técnicas, precios exorbitantes e incompatibilidad. Por ello, es importante analizar la perspectiva tecnológica a futuro del proveedor y sus planes de permanencia corporativa que en ocasiones ofrecen.

Tags

empresas consultoría tecnología

Articulos Relacionados