Las grandes perdedoras de la BMV
Malas prácticas corporativas condenan a la gran perdedora de la BMV.
REDACCIÓN | | Edición: WEB
Las grandes perdedoras de la BMV

La transparencia es uno de los grandes beneficios que implica el ingreso a la Bolsa Mexicana de Valores para las empresas. Gracias al cumplimiento de los mecanismos que hacen de filtros previos a su ingreso en la Bolsa, las empresas ganan credibilidad y reputación para inversionistas, consolidando su respaldo con sus cuentas y finanzas en orden.

Marcado por la incertidumbre, 2018 fue un año que tomó por sorpresa a muchas empresas públicas de la BMV. El año fue testigo de un complejo proceso electoral; de la guerra comercial entre China y nuestro vecino del norte; la negociación de tratados comerciales; la cancelación y consulta sobre macroproyectos de infraestructura nacional y finalmente el comienzo de las diversas reformas políticas, financieras, culturales y tributarias en nuestro país.

En ese contexto, sólo pocas empresas presenciaron crecimiento en el mercado de valores. La mayoría se vio severamente afectada, destacando Genomma Lab y Televisa, que han visto disminuciones considerables en el valor de sus acciones los últimos años. El caso de Genomma Lab, con un arrastre mucho más dramático, es explicado por la pérdida de credibilidad ante inversionistas, el deterioro de sus ventas y las inconsistencias en sus notificaciones ante las instituciones financieras, que se remontan a 2015 sin aparente mejora, pese al cambio en su Consejo de Administración y su CEO en ese periodo.

Grandes perdedoras

  1. Genomma Lab (Farmacéutica): - 42.74%

  2. Peñoles (Minera): - 40.40%

  3. Grupo México (Minera): - 37.82%

  4. Cemex (Construcción): - 35.65%

  5. Televisa (Comunicaciones): - 32.35%

  6. IEnova (Infraestructura): - 26.29%

  7. Lala (Lácteos): - 24.84%

  8. Arca (Construcción): - 20.14%

  9. Alsea (Operadora de Restaurantes): - 19.68%

  10. GAP (Aviación): - 19.35%

 

Tags

empresas economía

Articulos Relacionados