Jeff Bezos
Explorador de la innovación “No pensé que me arrepentiría de intentarlo y fracasar, y sospeché que siempre me obsesionaria la decisión de no haberlo intentado”.
Redacción MPC | | Edición: 51
Jeff Bezos

Aunque pensó fundar su propia compañía desde sus días universitarios, Jeffrey Preston Bezos prefirió acumular experiencia práctica trabajando para otros negocios. Después de graduarse de la Universidad de Princeton como Ingeniero Eléctrico y licenciado en CIencias Computacionales (en 1986), Bezos colaboró en la startup de telecomunicaciones financieras Fitel, donde desarrolló una red de transacciones internacional. Su habilidad y pragmatismo le permitieron ascender rápidamente, hasta ser líder de Desarrollo y director de Servicio al Cliente. Después fungió como gerente de Producción en Bankers Trust, y en 1990 se unió a la firma D.E. Shaw en Wall Street (Nueva York). En tan solo 4 años (1990-1994), Jeff fue nombrado vicepresidente senior… pero la sed de emprendimiento llamó a su puerta.

Mientras buscaban nuevas oportunidades de negocio en la joven innovación de internet, Jeff Bezos encontró dos ‘llamadas’ clave: en su búsqueda encontró que el mejor producto que podría vender en la web eran libros; y que el uso de internet en la primavera de 1994 crecía en 2,300% al año. “Nada crece tan rápido”, pensó. “Era muy inusual y eso me hizo pensar qué tipo de negocio sería viable para capitalizar esa clase de crecimiento”.

 

De la estabilidad al emprendimiento

Jeff estaba decidido a emprender su startup. Naturalmente, su jefe intentó convencerlo de quedarse en D.E. Shaw. Solo lo convenció de meditarlo por dos días, en los que Bezos desarrolló un ‘esquema de minimización de lamentos’ para decidir su futuro: “Me visualicé a mis 80 años y dije ‘¿Me arrepentí de abandonar Wall Street? No. Me arrepentí de no aprovechar el inicio de la web? Sí”.

Después de renunciar, Jeff Bezos y su esposa viajaron desde Nueva York hasta Seattle para fundar Amazon —el nombre fue inspirado directamente por el río Amazonas—. En el trayecto, Bezos redactó su plan de negocios, contrató a su primer empleado —Shel Kaphan, quien construyó la infraestructura de Amazon— y registró la compañía. La primera inversión provino de los padres de Jeff, quienes le entregaron 300,000 dólares… conociendo que existía un 70 % de probabilidad de que la empresa fracasara.

Amazon.com inició sus operaciones en julio de 1995. En solo 30 días ya recibían órdenes tanto de todo Estados Unidos como de 45 países. Entonces, todos los empleados (y el mismo Bezos), debían empaquetar y enviar los productos. De acuerdo con Bezos, esa falta de preparación logística le permitió a Amazon formar una cultura enfocada en el servicio al cliente: “trabajábamos con las manos y tan cerca de los compradores, asegurándonos de que todas las ordenes se enviaran a la perfección. Eso nos permitió enfocarnos en ser la compañía más enfocada el el cliente”.

 

 

El libro de Bezos

En 1998, Amazon vendía libros, DVDs, música y otros bienes de consumo. Además, la empresa realizó su Oferta Pública Inicial en la Bolsa de Valores de Nueva York. Hoy, Amazon controla cerca del 50 % del e-commerce en Estados Unidos; y sus ventas incrementaron 43 % en el primer cuatrimestre del 2018. Y además de su tienda online, Amazon continúa revolucionando la experiencia del consumidor con las siguientes innovaciones:

  • Kindle. Lanzada en noviembre del 2007, es una tableta diseñada específicamente para leer. El nombre se refiere a encender una llama, y se utiliza como una metáfora de la lectura y el conocimiento. Kindle ya es una más en las ramas de Amazon, con su propia tienda online, aplicaciones para celular y PC, así como un servicio de publicación para autores independientes: Kindle Direct Publishing.

  • Alexa. Un asistente virtual que reconoce la voz del usuario y puede crear listas; tocar música, radio y podcasts; reproducir noticias; leer audiolibros; establecer alarmas o notificar sobre el clima, tráfico, etc. Funciona en smartphones o los dispositivos Amazon Echo y Amazon Fire TV.

  • Prime. Es el servicio de suscripción de Amazon. Por una cuota mensual o anual, los usuarios disfrutan de envíos gratuitos (a veces en el mismo día), acceso a video, música y libros. Actualmente cuenta con más de 100 millones de suscriptores, y sus ingresos en 2016 fueron de 6,400 millones de dólares.

  • Web Services. Esta subsidiaria proveer plataformas de computadoras en la nube a personas, empresas y gobiernos. Ofrece más de 90 servicios, como almacenamiento, analítica, bases de datos, herramientas para desarrolladores, etc. Sus ingresos en 2017 fueron de 17,400 millones de dólares, y dominaba 34 % de la nube global de internet.

En enero del 2018 desbancó a Bill Gates como el hombre más rico del mundo en el listado de la revista Forbes. En mayo del 2018, esa misma publicación valuaba su fortuna en más de 130 mil millones de dólares. Y actualmente es propietario del 16 % de Amazon, el coloso del comercio electrónico (e-commerce) que él fundó en una cochera, hace 24 años (1994). Este crecimiento se debe al ‘inusual’ estilo de liderazgo de Jeff Bezos, que promueve las siguientes máximas:

  • No todo debe ser virtual. Amazon cuenta con sus propios almacenes para mantener el control de calidad en el empaque y envío de los productos que vende. Así pueden enviar pedidos de distintos distribuidores en un solo paquete o reparar órdenes defectuosas, para mejorar la experiencia del cliente.

  • Obsesión por los clientes. Respuestas inmediatas a las dudas, innovar la interfase web para mejorar la navegación, registrar datos bancarios para realizar compras en un solo click.

  • Selección socrática. En los inicios de Amazon, todos los candidatos eran entrevistados por Bezos, y después cuestionaba a los reclutadores para tomar la mejor decisión, con base en las competencias del aspirante. En su mente, cada nuevo empleado debía elevar el control de reclutamiento para mantener la mejora del talento y crear una cultura sólida.

  • Terquedad y flexibilidad. Bezos explica que “si no eres terco, olvidarás la innovación; y si no eres flexible, no encontrarás soluciones diferentes para un problema”.

  • Saltos (calculados) de jerarquía. Jeff recurre a los datos para tomar decisiones, y esto le permite a cualquier empleado influir en el negocio; pero también es importante recurrir a la intuición y los instintos, cuando los datos no son suficientes.

  • La comunicación es terrible. Mientras algunos empleados recomendaban mejorar la comunicación en la empresa, Bezos eligió formar equipos pequeños, capaces de innovar y experimentar con independencia. Así han diseñado algunas de las opciones más populares del sitio web.

  • Saltos de fe. Arriesgate con ideas innovadoras, como dejar que los lectores descarguen pruebas de libros electrónicos, para decidir si vale la pena comprarlo,a riesgo de reducir las ganancias en el corto plazo.

  • Suma pequeñas ventajas. De acuerdo con Bezos, Amazon no tiene una gran ventaja específica sobre su competencia; por eso introduce pequeñas innovaciones, constantemente, que mejoran la experiencia del cliente.

  • Evita las recompensas rápidas. Amazon ha tomado decisiones que afectaron su desempeño… en el corto plazo, pero que demostraron su valor en el futuro mediano y lejano: por ejemplo, dejar que otras compañías vendan sus productos en Amazon.

 

“Si no eres terco, olvidarás la innovación; y si no eres flexible, no encontrarás soluciones"

 

Modelos de negocios por venir

Jeff Bezos no es alguien que disfrute sentarse a observar una presentación tradicional. Más bien, él prefiere que su equipo directivo escriba narrativas de seis páginas para ‘decodificar’ las exploraciones tecnológicas de Amazon y crear beneficios constantes para los clientes; es decir, los modelos de negocio por venir:

  • Blue Origin. En el año 2000 fundó Blue Origin, un negocio aeroespacial que desarrolla cohetes reutilizables para viajar al espacio exterior. Su meta es lograr los viajes comerciales al espacio exterior, a finales del 2018.

  • The Washington Post. Es uno de los diarios más importantes de Estados Unidos, Bezos lo adquirió en 2013 por 250 millones de dólares (que pagó en efectivo), y lo ha transformado para ser una agencia tecnológica y mediática de vanguardia.

  • Amazon Studios. Casa productora que desarrolla y distribuye series de televisión como Transparent (2015) o Manchester junto al mar (nominada al seis premios Oscar en 2017). Además, los suscriptores de Prime pueden tener acceso a todo el contenido audiovisual de amazon.

  • Bezos Expeditions. Compañía de venture capital con la que Bezos invierte en diversos proyectos, como Google y Unity Technology (que busca retrasar o detener el envejecimiento biológico).

Otros proyectos para el futuro son la entrega de productos del supermercado, que Bezos inició con la adquisición de la compañía Whole Foods; o la revolución de las recetas médicas con 1492, para utilizar Alexa como un contacto directo con profesionales médicos; e incluso para registrar el estado de salud en los expedientes médicos de cada paciente para que los doctores les ofrezcan una atención más personalizada.

Así, Amazon y Jeff Bezos apostarán por innovaciones a largo plazo, que mejoren la vida de sus consumidores, aún si no les brindan un retorno de inversión inmediato. Pronto, Jeff Bezos será el innovador más valioso, gracias a estos modelos de negocio por venir.

 

 

 

Tags

emprendimiento tecnología

Articulos Relacionados