Luis Mario González, CEO de ABS Co2 y de Atrox Customs:
“Nuestra meta no es ganar dinero, sino mejorar la calidad de vida de todos”.
Mayo 03, 2018
Luis Mario González, CEO de ABS Co2 y de Atrox Customs:

Este joven tapatío comenzó su trayectoria en 2013. Fue en aquel momento cuando Luis Mario se inspiró en una clase de ciencia para crear el filtro solar absorbedor de Dióxido de Carbono (Co2) capaz de retener más Co2 que 20 árboles al día, y de generar residuos 100 % amigables con el medio ambiente.

El éxito del filtro llevó a Luis Mario a competir en diversas ferias nacionales e internacionales. En 2016 ganó la medalla de oro en el Ciencap, y obtuvo el tercer lugar en el concurso “Una idea para cambiar la historia”, de The History Channel. Así, lo que inició como un proyecto escolar, rápidamente se transformó en ABS Co2, una empresa con grandes miras para reducir los efectos del cambio climático.

Pero la sed de emprendimiento de Luis Mario está lejos de saciarse. En 2015 fundó Atrox Customs, la primera plataforma de diseño automotriz en tercera dimensión (3D) y realidad virtual, que conecta a sus clientes con los mejores talleres y agencias proveedoras de productos del mercado automotriz. Actualmente, Atrox Customs genera ingresos mensuales de casi 500,000 pesos; cuenta con oficinas en Guadalajara y en Tijuana; y es una de las importadoras de autopartes digital más grandes de México.

 

 

¿Ha sido difícil para ti asumir el liderazgo de tus empresas, siendo tan joven?

Quizá otros puedan pensar que debería estudiar una carrera y preocuparme por emprender hasta egresar. Al contrario, yo tengo sueños muy grandes; quiero construir una de las empresas más importantes de México, tanto en su impacto social y medioambiental como en su rentabilidad económica. Si espero a tener 25 años para empezar, muy pronto voy a tener 40 o 50 años, y en ese momento, hasta mi salud física será un obstáculo para consolidar el éxito del negocio.

Por eso le pido a los socios, colaboradores y empleados que no me juzguen por la edad, sino por el conocimiento que aporto al negocio y por mis acciones. Es complicado pero, afortunadamente, yo tengo pasión por lo que hago y creo que la juventud es uno de mis activos más importantes.

También procuro rodearme de las mejores personas para gestionar ABS Co2 y Atrox Customs. No escatimo en los Recursos Humanos porque es muy difícil concentrarme plenamente en ambos proyectos. Se trata de encontrar especialistas mejores que yo, porque un líder no puede saberlo todo. Así puedo concentrarme en los elementos con mayor valor agregado, donde sé que puedo tener más impacto, y al mismo tiempo mantener el balance de trabajo.

 

 

¿Qué acciones realiza ABS Co2 para lograr que el filtro beneficie a la mayor cantidad de comunidades posible?

Estamos desarrollando un filtro más grande (del tamaño de un semáforo) con capacidad para absorber la misma cantidad diaria de Co2 que una hectárea de bosque. Una vez que concluyamos con el diseño y las pruebas, queremos promoverlo a las instancias de gobierno para que el filtro se instale como parte del mobiliario urbano.

También estamos pensando en crear diseños para las industrias, y para casas y oficinas. Queremos beneficiar todos los espacios donde las personas pasan la mayor parte de su tiempo. Entonces, la primera tarea es atender el mobiliario urbano, donde podemos generar más cambio en el aire; después nos concentramos en las empresas para ayudarles a reducir su huella de carbono; y finalmente beneficiamos a las casas y oficinas particulares. Al final, nuestra meta no es ganar dinero, sino mejorar la calidad de vida de todos.

 

 

En tu opinión, ¿qué necesita México para formar un ecosistema ideal de emprendimiento que contribuya a mejorar la sociedad?

México tiene muchísimos jóvenes inteligentes, con talento y potencial, pero necesitan mejores aceleradoras para crear sus proyectos y más fuentes de inversión para lograrlo. También tienen que concentrarse y demostrar más compromiso y responsabilidad para consolidar su crecimiento. Se tienen que esforzar, dejar de distraerse y leer. Por ejemplo, en nuestras empresas regalamos libros cada mes, y una meta interna es contribuir con su crecimiento y crear paradigmas positivos en las empresas. Creo que este es un sistema que también podría beneficiar a otros chavos.

 

 

¿Qué podemos hacer como ciudadanos para ser más críticos e informarnos mejor, y entonces lograr un diálogo más productivo acerca del cambio climático?

Tristemente, creo que los seres humanos somos como los escorpiones: actuamos sin darnos cuenta de que tenemos un aguijón encima, y que eventualmente podemos pincharnos a nosotros mismos. Nuestra naturaleza nos lleva a destruir hasta que nos damos cuenta del error, pero a veces ya es demasiado tarde para arreglar las cosas. Creo que esto es lo que sucede con el calentamiento global.

Al respecto, lo mejor que podemos hacer es crear soluciones tangibles mientras nos quitamos el aguijón de encima. Podemos hablar, pero si esperamos a que toda la sociedad acepte la realidad del cambio climático, ya no habrá vuelta atrás. Latinoamérica tiene muchos emprendedores con proyectos que pueden reducir el cambio climático. Solo necesitan sumarse y conseguir las herramientas para transformar sus ideas en realidad.

 

Tags

emprendimiento

Articulos Relacionados