Ophelia Pastrana
Devenir Mujer
REDACCIÓN | | Edición: 55
Ophelia Pastrana

En el medio de negocios, el hecho de ser abiertamente trans también me ha ayudado a alejar a gente de mente cerrada.

Su historia es intrigante y controvertida. Sus logros lo son aún más. Influencer, youtuber, tecnóloga, conferencista, comediante y activista; Ophelia Pastrana es una voz constante en movimientos sociales, festivales tecnológicos y en debates de la más diversa índole. La colombiana de 36 años obtuvo el pasado 7 de noviembre del 2018 la naturalización mexicana, convirtiéndose en la primera mujer trans en naturalizarse en el país. Con más de 47 mil suscriptores en Youtube, Pastrana asegura su posicionamiento en las enumeraciones de las 100 mujeres más importantes de México en diversas publicaciones nacionales. Además, es reconocida como una de las pocas mujeres que le apuesta a la tecnología y las redes sociales como pilar de negocio; se identifica a sí misma como multifacética, que gusta de los videojuegos, la física, los temas sociales referentes a la inclusión y la emancipación femenina.

La también economista, comenzó a trabajar desde los 14 años y fue en el 2006 que creó una agencia de comunicación digital, la cual le permitió llevar las cuentas de Twiter de grandes empresas como Telcel, Sanborns y Motorola. Con más de 10 años en México, ha sido reconocida por su labor de investigación, su activismo y su personalidad retadora e inquebrantable. Pastrana es, sin duda, un referente femenino en innumerables espacios y se hace escuchar fuerte y claro, a pesar de enfrentar los conocidos problemas de discriminación que son una constante en todos los ámbitos.

 

 

Contra la Discriminación

 

Mejores Prácticas: ¿Cómo ha sido el proceso de devenir mujer?

Ophelia Pastrana: Para mi es un privilegio ser trans. Me lleva la Secretaría de Innovación, Cultura y el Gobierno, pero ese es mi caso, soy una privilegiada porque soy pública. Me ha tocado lidiar con cosas raras; en el ámbito de la tecnología y videojuegos he descubierto que el ambiente es tóxico para lo femenino. Se solía creer que los videojuegos eran para niños. No me gusta culpar el tema de los juguetes porque conozco ingenieros de Barbie, pero sí creo que a las niñas les dan muñecas, un juguete para que cuiden, y a los niños les dan un lego multiconstrucción.

 

MP: ¿A qué se debe esto?

OP: Existe la leyenda de que el mundo de tecnología es para hombres, aunque nuestra amiga ingeniera exista, aunque sea una entre cientos. Hay una mujer por 32 hombres dedicada a la tecnología, definitivamente hay selección por parte de los padres ya que no le permiten a las niñas ser quienes son. Hay algo además estructural al trato de las niñas en la escuela, a los niños no se les suele hacer conscientes de su imagen como a las niñas. Hay niñas que están muy preocupadas por el cómo se ven. Por otro lado, son campos denominados por hombres y se vuelven tóxicos para las mujeres. Los niños nerdos que invalidan a las mujeres que intentan entrar a esos ambientes no son pocos. A mí me han dicho que me gustan los videojuegos porque antes era hombre; pero del otro lado, vale la pena recalcar que se suele hablar mucho de la falta de mujeres en tech, pero también hay una horrible falta de hombres en las carreras de cuidado. ¿Dónde están los psicólogos, los enfermeros? Es un tema de masculinidad frágil que previene que se crucen en el otro sentido. Hay una rara división por género que impulsa esto que genera el patriarcado.


MP: ¿Qué significa ser mujer?

OP: Pienso que se relaciona con gestar. Mi mamá me gestó, pero le quitaron la matriz y no ha dejado de ser mujer. Tengo muchas amigas jóvenes y me dicen que donarían sus úteros felizmente a una mujer trans; hay hombres trans que se están embarazando, muchos. Hay unas fotos espectaculares de hombres embarazados. El tema de qué es ser hombre y qué es ser mujer es muy borroso ya. A nivel de empresas, de trabajo, de diversidad, se verán cosas raras en los próximos años, porque hay empresas que dan beneficios conforme al género, pero ese es solo un caso.

 

MP: ¿Te has encontrado con discriminación en el ambiente empresarial?

OP: Como soy dueña de mi propia empresa he visto momentos raros. El primero es que muchas veces cuando quiero cerrar una venta me dicen “cuando venga tu socio firmamos” y tengo que decirles que no hay socio, que soy solo yo. A veces no me creen. Me he topado además con gente que no le gusta tratar con mujeres. En el medio de negocios, el hecho de ser abiertamente trans también me ha ayudado a alejar a gente de mente cerrada.


MP: ¿Qué enfrentarán las empresas, y las personas dentro de las empresas, en el futuro próximo?

OP: Outnow 2020 publica cada tantos meses los costos que genera la discriminación a nivel empresarial. Entiéndase, tu tienes una panadería, por ejemplo, tres empleados, uno es gay, estás en desacuerdo con lo que eso significa, trabaja bien pero aún así decides correrlo. Eso te generará gastos: lo tienes que liquidar, luego queda un vacío operativo, hay menos panes y debes buscar a alguien. Es decir que además perderás tiempo en elegir quién, en prepararlo para el trabajo. México pierde 400 millones al año por permitir la discriminación. Hay además otros estudios que demuestran que la diversidad ayuda a que la empresa sea más creativa y productiva.


MP: ¿A qué crees que se deban este tipo de fenómenos?

OP: A muchos factores. Por ejemplo, hay una telenovela en la que dos personajes son gay y uno se le declara al otro, pero no le pregunta si quiere ser su novio, utiliza otra palabra. No fueron capaces de permitir que se dieran un beso cuando es de lo más normal. En otra entrevista me preguntaban que si creo que la gente está lista para una pareja gay en la televisión, cuando Netflix se está embolsando millones de dólares todos los días por series que explotan la temática. Actúan como si fuera algo nuevo, con miedo a yo no sé qué.


MP: ¿Cómo manejas el tema de diversidad sexual con la gente que trabajas?

OP: La verdad es que me doy el lujo de elegir mis clientes, sobre todo mi mensaje público. Llamo a la gente que es afín a mi mensaje, entonces es raro, claro que pasa por temas complejos. Mis privilegios suelen ser del orden de que rara vez alguien se mete conmigo sin saber qué esperar, me queda claro que ustedes saben quien soy. Otra cosa también es que no es general, porque me he encontrado con mujeres espectacularmente jefas, empoderadas, quizá demasiada gente muy cool.

Tags

empresas tecnología emprendimiento

Articulos Relacionados

trending post