El outsourcing, más legal que nunca
La tercerización es una opción que permitirá a las empresas encarar el futuro, al facilitar la especialización del negocio.
Eduardo Aparicio Rodríguez, director general y socio fundador de Grupo TOReD |
El outsourcing,  más legal que nunca

 

Después de 42 años sin sufrir cambios sustanciales, la reforma del 2012 a la Ley Federal del Trabajo reconoció el esquema de subcontratación (outsourcing) en sus estatutos. Gracias a esta modificación (así como a las exigencias de obligaciones y el cumplimiento regulatorio exigido para los subcontratistas), ha incrementado exponencialmente la contratación de empresas de outsourcing, pues cada vez es más común delegar  a terceros mejor capacitados aquellos aspectos administrativos u operativos que no forman parte del core business de un negocio.

 

Si todavía no te animas a seleccionar a un buen aliado outsourcing, te comparto algunos de los atributos que han consolidado a esta figura legal como un excelente gestor de recursos humanos.

 

 

La confirmación

Entre los cambios propuestos por la reforma fiscal 2017 (publicada en el Diario Oficial de la Federación en noviembre del 2016), se promueve “el requisito de que se obtengan los comprobantes de los pagos de los salarios, la declaración de los enteros de las retenciones y el pago de la cuota al IMSS; lo anterior, del servicio subcontratado para poder aplicar la deducción para efectos de Impuesto Sobre la Renta”. Y en el mismo sentido, deberá solicitar copia simple de la declaración del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y su Declaración Informativa de Operaciones con Terceros (DIOT), para que proceda con el acreditamiento del IVA de quien contrató los servicios.

 

Beneficios

  1. Las empresas que brinden servicios outsourcing de manera transparente no tendrán ningún problema con el cumplimiento de los cambios legales. Esta práctica será la carta de acercamiento al cliente que busca administración de personal, planes de incentivos al trabajador, desarrollo de planes de carrera, reclutamiento y selección de personal, así como minimización de riesgos laborales.

  2. Las empresas contratantes generarán un ambiente de armonía y confianza, donde el respeto a los derechos laborales, el cuidado personal a través de programas de salud o nutrición y la capacitación continua serán prioridad.
     

  3. Para apoyar a los trabajadores con mayor precisión, las empresas de outsourcing pueden estar en contacto constante con los empleados para detectar sus necesidades económicas y  aspiraciones personales y profesionales, para así ofrecerles las herramientas que necesitarán para cumplir sus metas.

 

Buscar confianza

Los empresarios deben buscar compañías de subcontratación que tengan un know how de crecimiento, una estructura para brindarles un servicio adecuado y un costo competitivo. Y ojo: no debe confundirse la figura de las pagadoras con la del outsourcing; en la primera no hay beneficios para los trabajadores, mientras que el outsourcing promueve ventajas tanto para los empresarios como para los trabajadores.

 

DATOS DUROS

  • De acuerdo con el INEGI, el personal ocupado vía outsourcing aumentó 155 %, al pasar de 1.4 a 3.6 millones, entre 2004 y 2014.
     
  • Actualmente, 16.6 % del personal en las empresas es subcontratado; hace diez años, la proporción era 8.6 %.

 

Articulos Relacionados