Innovar o Morir
El compromiso con la innovación es garantía de trascendencia y competitividad.
Ángel Contreras Moreno | | Edición: 54
Innovar o Morir

“La compañía debe promover una filosofía comprometida con la innovación, con la que motivará la búsqueda constante de nuevas oportunidades”.

Ángel Contreras Moreno: Socio de Global Practice México, responsable del área de Consultoría en Institucionalización de Empresas Familiares y Gobierno Corporativo. Fundador y presidente del Consejo Ejecutivo Nacional del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas.

Uno de los errores más comunes en las empresas es creer que los productos o servicios que nos llevaron al éxito serán los que también consolidarán nuestro futuro. Dado que una tendencia la condiciona el cambio constante, es crucial estar preparados para atender sus demandas con productos y servicios completamente nuevos, capaces de adaptarse a toda necesidad.

Una empresa innova cuando crea un producto o servicio, o cuando mejora los ya existentes, ofreciendo una solución de valor para su mercado meta. Esto le permite seguir generando ingresos en un entorno de negocios constante y altamente competitivo, en el que deben resaltarse los riesgos que existen al perder de vista las tendencias del mercado o las nuevas necesidades del cliente.

La compañía debe promover una filosofía comprometida con la innovación; esto será́ parte de su operación diaria y motivará la búsqueda constante de nuevas oportunidades. La cultura de innovación debe gestarse desde el Consejo de Administración y permearse entre los colaboradores del negocio, debe definir el concepto de innovación claramente, estableciendo puntualmente qué es y cómo se logra durante los procesos de producción, operación, comercialización y soporte. Es conveniente involucrar valores que fomenten la filosofía implementada, tales como:

     ►   Tolerancia al fracaso

     ►   Cultura de riesgo

     ►   Visión de futuro

     ►   Rompimiento de paradigmas

     ►   Cultura de aprendizaje

La gestión de la innovación debe integrarse desde la planeación estratégica y promoverse como el motor de la competitividad que fomenta el intercambio de conocimiento, experiencias, aprendizaje y trabajo en equipo. Debido a que es impulsada por personas, la empresa debe contar con un órgano responsable, además de crear una Comisión de Innovación que integre a los departamentos  y promueva el desarrollo.

Se debe establecer un presupuesto destinado a la capacitación constante y al desarrollo de las competencias, y apostar por la competitividad. Todos los proyectos deben operarse a través de un procedimiento formal para evaluar y autorizar su implementación, para establecer el presupuesto asignado, pilotaje, fechas de entrega, y detalles específicos en su desarrollo y ejecución.

Finalmente, el proceso de aprobación de proyectos de innovación debe realizarse a través de uno de los Comités de Apoyo que soportan al Consejo de Administración, con toda la información necesaria para analizar su viabilidad, rentabilidad, sustentabilidad y puesta en marcha de las propuestas. La evaluación también toma en cuenta el impacto económico, la aportación de valor al consumidor, el retorno de la inversión y el tiempo que se invertirá́ en su desarrollo. Con esta nueva cultura la empresa construye futuro y consolida su trascendencia en el tiempo.

Tags

empresas consultoría emprendimiento

Articulos Relacionados