La visión del Consejero de Familia Independiente
Una mirada externa que regresa la visión del negocio a su trascendencia.
María Eugenia García Casabianca, Asesora Familiar Sistémica en Global Practice México para el área de Consultoría en Institucionalización de Empresas Familiares y Gobierno Corporativo. |
La visión del  Consejero de Familia Independiente

El Consejero de Familia Independiente (CFI) es un profesional que se integra al Consejo de Familia para apoyarlo en la mediación y resolución de conflictos. Su principal tarea es conocer la cultura familiar —puntos débiles y fortalezas—, pues lo ayudará a prever posibles conflictos y actuar en consecuencia. Además del manejo y mediación de conflictos, entre sus competencias destacan: trabajo en equipo, comunicación efectiva, sentido de urgencia y actuación en situaciones de crisis.

Con plena conciencia de que la familia y sus descendientes cuentan con una fuente de ingresos que les permitirá permanecer solventes durante la vida personal y las siguientes generaciones, el CFI se encargará de que el Consejo de Familia cumpla con el compromiso de desarrollar el patrimonio de la empresa para que ésta trascienda y logre la misión de apoyar las necesidades de la sociedad y su entorno, al ofrecer fuentes de empleo digno.

Por otro lado, la escucha atenta del CFI ayudará a conocer las áreas de profesionalización y de comunicación en las que será necesario capacitar a todos los familiares en función —de acuerdo con el compromiso que les corresponde para continuar el desarrollo del patrimonio y resolver los objetivos en común.

 

Una mirada objetiva

Es importante recordar que el Consejo de Familia es un órgano colegiado que integra a la familia propietaria y a sus sucesores, así como a familiares no patrimoniales, pero que cuentan con la autoridad moral para la mediación y solución de conflicto. su objetivo fundamental es preservar la armonía y velar por el cumplimiento del Protocolo (define las reglas que regirán a la familia en su relación con su empresa y que promoverá la profesionalización de la misma).

En este contexto, el CFI propicia que la mirada regrese a cada uno de los miembros del Consejo de Familia, para que éstos descubran la importancia de conservar la filosofía desde el corazón y la historia de la razón de ser, y que trabajen por la competitividad, manteniendo siempre la armonía familiar.

Por otro lado, es fundamental que el CFI salvaguarde la ética con actitud honrada y honesta, mirando con respeto la dignidad humana, así como promoviendo los valores y el Código de Ética establecido por el Consejo Familiar. Por tanto:
 

  • En situaciones sensibles, el manejo de crisis debe ser siempre de conciliación.

  • Las acciones que realiza garantizan que el proceso de exclusión de socios se realice cuidando la relación familiar.

  • La mirada en tercera posición ayuda a vigilar que el patrimonio de los miembros de la familia se vea como la principal inversión.

  • Para él, es un honor apoyar y concretar acuerdos, así como mediar conflictos que surjan en la familia con relación en la empresa.

El CFI representa una mirada que desde fuera se encarga del cumplimiento de la misión del Protocolo Familiar. Su trabajo es pues, integrarse a la mediación o solución de conflictos que no pueden resolverse internamente y ayuda a que los cambios se conviertan en oportunidades sinérgicas, con esto es posible llegar feliz a puerto con el acompañamiento correcto.

 

Tags

consultoría empresas

Articulos Relacionados