Más Palabra = Más Productividad
La importancia de hablar en el espacio laboral.
Fernando Sánchez Antillón | Ferall Comunicación | | Edición: WEB
Más Palabra = Más Productividad

Como empresario se puede pensar que mientras menos hablen nuestros colaboradores más productivos serán en su trabajo. Sin embargo, esto es totalmente erróneo. La organización que propicia espacios para la sana comunicación, donde los colaboradores puedan dialogar libremente, expresar sus ideas y -sobre todo- desahogar sus problemas e inquietudes, fomenta una cultura organizacional de escuchar y respetar, generando relaciones laborales positivas y permitiendo al colaborador tener mayor claridad para concentrarse en la tarea que debe desempeñar. Todo esto se traduce en una mayor productividad.

Para entender mejor este concepto analicemos estos 2 escenarios:

  • En el primer escenario tenemos a un empresario que no fomenta una cultura de la comunicación. Para él, la productividad depende de que la persona esté única y exclusivamente enfocada en su tarea; sin embargo, la presencia física de la persona en el lugar de trabajo no garantiza el rendimiento óptimo, máxime si el trabajador no cuenta con las competencias para generar un sano equilibrio entre su vida laboral y la vida privada, los problemas del hogar terminarán afectando el desempeño en el trabajo y los problemas del trabajo terminarán por afectar la vida familiar del colaborador.

Por otra parte, una deficiente cultura de la comunicación es un obstáculo para que los compañeros de una organización puedan vivir la empatía, la confianza y la solidaridad; situación que impacta directamente en la capacidad de resolución de conflictos, y reduce la posibilidad de aprendizaje de las personas, pues por increíble que parezca, prefieren seguir cometiendo errores antes de acercarse a un compañero o a un superior y decirle: “No sé cómo hacer esto, ¿me puedes explicar?”. Escenarios como este no generan un sentido de pertenencia, garantizan un mal clima laboral y abonan a la alta rotación de personal.

 

  • Hablemos ahora de un escenario distinto, una organización que instaura una metodología que genera espacios psicológicamente seguros para la sana comunicación: los “Grupos de Bienestar”. Esta medida se manifestará en trabajadores más tranquilos, que construirán relaciones laborales positivas. El diálogo recurrente en estos espacios habilita a los colaboradores para ejercer una comunicación efectiva, brinda herramientas para evitar o solucionar situaciones conflictivas y propicia la colaboración por sobre la competencia. Al poner en común la forma en cómo cada miembro vive la realidad de la empresa, las personas comienzan a valorar su trabajo, esto los lleva a ser más productivas. Una encuesta aplicada en diferentes empresas a 1,030 colabores que participaron en los Grupos de Bienestar del Modelo Empresa de Bienestar Libre de Adicciones, arroja que el 87.7% de los encuestados reportaron mejor desempeño laboral.

Con esto, insto a toda persona que tenga influencia sobre otra en el ámbito laboral, a que promueva lo que nos ha permitido evolucionar como especie más allá del dominio de las herramientas: establecer relaciones sociales cada vez de mayor calidad a través de espacios óptimos de comunicación humana.


Por Fernando Sánchez Antillón, Director Estratégico de Ferall Comunicación.

info@modeloela.org

Tags

empresas cultura consultoría

Articulos Relacionados