Negociación hostil de acciones entre familiares
C.P.C. Luis René Paleo Zaragoza, presidente de IN Consulting México |
Negociación hostil de acciones entre familiares

El escritor Malcolm Gladell dice que “la riqueza contiene las semillas de su propia destrucción”, cuando aborda temas de educación familiar y negocios. Cierto. Hoy en día, los indicadores que muestran cómo las empresas familiares no logran superar la segunda o tercera generación —a nivel mundial— son alarmantes. ¿Deberíamos suponer que esos fracasos son resultado de la naturaleza humana? ¿Cuáles son los elementos que no les permiten unificarse y competir contra las corporaciones multinacionales?

En un ambiente de hostilidad entre los familiares (que son accionistas de la empresa), lo siguiente es la separación corporativa, donde los involucrados deberán negociar diversos bienes y condiciones para enfrentar el siguiente reto: salir bien librados de una negociación que no solo involucra bienes materiales. Así, la complejidad que tiene la negociación de acciones o partes sociales de las empresas familiares exige partir de las siguientes reglas básicas:  

  1. Cuidar el lenguaje verbal y no verbal.

  2. Enfoque y objetividad en la negociación de las acciones.

  3. Determinar el orden del día y guía de los temas por atender

  4. Asegurarse de haber analizado la información contable, legal y comercial  de las acciones a negociar.

  5. Cada parte debe llevar sus propuestas analizadas, previamente y con detenimiento.

  6. En la primera reunión, solo se determinarán posturas y posibles escenarios; no se debe concluir la negociación, a pesar de coincidir en los acuerdos. Hay factores que requieren reflexión

  7. Elaborar una minuta con lo ocurrido en la reunión, asegurándonos de visualizar los posibles escenarios de la negociación. También hay que fijar la hora y fecha de la próxima sesión.

 

Negociación

En escenarios de hostilidad, es necesario comprender que el enfoque de la negociación se debe mantener en los intereses personales y en la propuesta que a cada parte le convenga. Se debe eliminar el sentimiento de pretender ganar a la contraparte.

Sin embargo, al calor de las negociaciones podemos cometer errores o dejar de ver puntos a favor o en contra, y es que tal vez pudiéramos pensar que tomar ventaja sobre la otra persona no es problema nuestro. Presionar a firmar acuerdos provocando errores en la otra persona, ocasionará más problemas en los días posteriores, y avivará las fricciones personales. Por eso es tan importante que las negociaciones entre familia (hostiles o no) gocen de total transparencia. Deben unificar lo que se había fracturado.

 

Vías legales

Este es uno de los escenarios más inconvenientes porque los involucrados no quedan satisfechos en el ganar–ganar. En este supuesto, son los asesores quienes utilizando los elementos legales o prácticos pueden orillar a algún accionista a salir de la empresa. Algunos medios para buscar la salida de un socio son los siguientes:  

  • Revisar las cláusulas del Acta Constitutiva que regulan la exclusión de socios.

  • Dejar de operar con la razón social en cuestión.

  • Reducir la participación accionaria del socio en cuestión mediante aportaciones de los otros accionistas

Previo a cualquier decisión en este tipo de negociaciones se deben abordar los temas éticos para evitar quebrantar los valores corporativos y personales.

 

El empresario debe asumir una responsabilidad primaria en cualquier proyecto de negocio: la familia. Asumir esta responsabilidad concluirá con una faena exitosa en el mundo corporativo y familiar. Este es este el gran reto que debe enfrentar el empresario familiar.

 

Articulos Relacionados