Unión RSE
Si la dirección actúa con conciencia social, y está cerca de acciones comunitarias y ambientales, la organización seguirá el ejemplo, entendiendo que no solo estamos aquí para generar capital.
Elsa Monreal, analista de gestión en el área de operaciones y jefa del departamento de responsabilidad social empresarial en el corporativo del grupo hotelero Arriva Hospitality Group. |
Unión RSE

Una parte inherente de nuestro negocio hotelero radica en el interés que tenemos por ejercer buenas prácticas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE). En principio la entendíamos por donaciones y otras actividades que tendían a la filantropía, pero que no involucran mucha (o ninguna) participación de nuestros colaboradores. Se trataba de retribuir a la sociedad los muchos beneficios que nos otorgaron, al confiar en nosotros como proveedores de un buen servicio.

Esto cambió durante nuestro crecimiento, pues el concepto de RSE también maduró con las otras prácticas del negocio. De esta manera, empezamos a generar acciones que realmente involucraran a nuestros colaboradores, socios y huéspedes. También homologamos las actividades de RSE, por que al principio carecían de una estructura definida, eran muy diversas y cada uno de nuestros hoteles definía qué y cómo hacer.

No teníamos un programa o sistema específico que nos permitiera gestionar nuestros esfuerzos de RSE, pero sí desarrollamos iniciativas notables, como la planta desalinizadora en el hotel Crown Paradise Cancún. Este complejo beneficia al medio ambiente de la región y permite potabilizar el agua de mar para utilizarla en el hotel.

Entonces, nacimos con un interés genuino por la RSE, y eventualmente logramos permear esta convicción en la cultura del negocio, y entre nuestros grupos de interés. Pero, ¿cómo lo logramos?

  1. Involucrar activamente a la Alta Dirección, para compartir la filosofía con el resto del negocio.

  2. Estudiar las actividades de RSE, realizadas por empresas dentro y fuera de nuestro sector.

  3. Identificar y estructurar las actividades socialmente responsables de nuestros hoteles, así como los grupos de interés a quienes fueron dirigidas.  

  4. Identificar impactos y riesgos que pudieran afectar nuestro desarrollo y sostenibilidad.

  5. Generar un plan de acción a corto, mediano y largo plazo con actividades específicas para cada unidad de negocio, con el fin de lograr una estandarización de buenas prácticas a nivel organización.

 

Acciones como la postulación al distintivo Empresa Socialmente Responsable (ESR) promovido por el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi);  realizar un estudio para conocer los temas prioritarios para la compañía y sus grupos de interés; y nuestra reciente adhesión al Pacto Mundial de las Naciones Unidas demuestran el interés que tenemos por contribuir contínuamente con la Responsabilidad Social de nuestro negocio y de México.

La RSE permite generar cambios significativos dentro y fuera de las empresas. Esta práctica no es una moda, o una respuesta para atender las necesidades del mercado, es, fue y será parte de la naturaleza de las organizaciones.

 

 

Tags

cultura emprendimiento empresas

Articulos Relacionados