A repensar la economía
Conoce las lecciones de Tonatiuh Salinas para enfrentar los retos económicos y de emprendimiento en México.
Esteban Muñoz Aguilar. Dirección Editorial |
A repensar la economía

En esta ocasión, la reunión mensual de la Asociación Mexicana de Expresidentes Empresariales, A.C. (AMEXE), celebrada el 6 de julio del 2017 en el Club de Industriales de Jalisco, invitó a sus asistentes a una conferencia para discutir cómo afrontar los retos económicos de las empresas en el siglo XXI. Sin embargo, el expositor Tonatiuh Salinas, director general adjunto de Banca Emprendedora en Nacional Financiera, modificó el nombre de su ponencia: “Al conversar con muchos actores económicos del país, me di cuenta de que estamos ignorando, algo sumamente importante en cualquier proceso de negocios y social: pensar las cosas”.

 

En sus palabras, la inmediatez que vivimos actualmente, la velocidad para tomar decisiones y reaccionar ante los cambios del entorno, ha limitado la capacidad humana para sentarnos y repensar las acciones que los líderes empresarios realizan en términos económicos. Con esto en mente, Tonatiuh Salinas expuso a la comunidad empresarial y emprendedora algunos consejos para repensar la economía. Estos fueron algunos de sus insights:

 

 

Nuestro país en números

  • El Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que México es la economía número 15 del mundo; pero también se estima que bajaremos al lugar 16 en 2018 —en los últimos años del siglo XX ocupamos la posición 9.

  • Somos el lugar 64 (de 144 países) en el Índice de Competitividad desarrollado por el Foro Económico Mundial (WEF, en inglés).

  • 85 % de los jóvenes entre 19 y 30 años ganan menos de $6,000 pesos mensuales.

  • El ingreso per cápita ha incrementado de $60,000 en 1988, a $247,000 en 2015.

  • El índice de escolaridad aumentó de 4.8 años en 1976 a 9.4 en 2014.

  • La esperanza de vida aumentó de 57 años en 1955 a 74 años en 2015.

  • El uso de tarjetas de crédito aumentó de 1 millón en 1988 a 28 millones en 2015.

  • Actualmente, 120 millones de mexicanos cuentan con un dispositivo móvil.

 

 

Desigualdad

Ocupamos la posición 25 en desigualdad social, de acuerdo con el Coeficiente de Gini —que mide la desigualdad económica en los países—; una brecha que no hemos logrado reducir desde 1984. Además, 9.8 % del PIB nacional se concentra en solo cuatro empresarios. Es excelente que tengamos emprendedores tan exitosos, pero ¿cómo podemos mejorar nuestros niveles de desarrollo con estos niveles de desigualdad? Necesitamos empoderar a más empresarios para que compartan esta cifra y aumente nuestra posición económica en el mundo.

 

 

Sustentabilidad

Aunque somos el lugar 100 entre las naciones que causan más daño al medio ambiente, esta no es una buena noticia. Por ejemplo, los países que más impactan al entorno son Dinamarca y Estados Unidos. Desde un punto de vista ambiental, se necesitan 5 planetas Tierra para que los daneses sean sustentables; y 4.9 planetas para los estadounidenses. En nuestro caso, si todo el mundo fuera mexicano deberíamos vivir en dos planetas para ser una nación sustentable.

Parece que el desarrollo económico está peleado con la sustentabilidad, y esto es un mito. Los empresarios tenemos que reconocer la importancia de proteger el medio ambiente para beneficiar a nuestros negocios. Afortunadamente, la conciencia sustentable ya es un aspecto inherente a las nuevas generaciones; todos tenemos que adoptar esa mentalidad.

 

 

Tecnología disruptiva

¿Cómo pasamos de utilizar la tecnología de Instagram, que genera 280 % más ganancias que las cámaras Polaroid? Esos son los negocios disruptivos que necesitamos. ¿Cómo podemos apropiarnos de ese futuro? Tenemos la materia prima: los millennials. Son 33 millones de jóvenes autónomos, colaborativos, capaces de hacer varias actividades al mismo tiempo. Están adaptados a la era digital, tienen compromiso social, una visión global, y una responsabilidad financiera responsable —97.3 % de los jóvenes están al corriente de sus pagos en el programa Crédito Joven.

Este es el capital que México tiene para crear y crecer. Actualmente 13 % de los mexicanos quieren ser empresarios, y 3 de cada 5 jóvenes quieren ser su propio jefe. Es una nueva generación que no le tiene miedo al fracaso; por eso, es necesario que aprenda a combinar su experiencia con una gran visión de negocio (aunque no sea nada sencillo). En primer lugar, deben aprender que ser empresario también es una profesión; por tanto, es imperativo ayudarlos a crear competencias y generar apoyos para que ellos impulsen el crecimiento económico de México. Tenemos que darles la oportunidad de crear.

 

 

Impulso emprendedor

Hace unos años fui invitado a una cumbre de negocios para participar en un panel sobre empleo y negocios para la juventud en México. Cuando me preguntaron qué le recomendaría a los empresarios para apoyar a los jóvenes, respondí que debían comprarles y pagarles. Hay que darles el beneficio de sentarse con los dueños de negocio para escucharlos, y pagarles un precio justo”. Si quieren comprometerse con los chavos, hay que comprar y pagar lo justo a los jóvenes, crear créditos a la personalidad por medio de redes sociales y cuentas de teléfono, que sean inmediatos y que se otorguen a quién realmente los necesite y pueda pagarlos.

 

 

Un México de primera

Un empresario completo tiene que ver más allá del pago de nómina y de los estados financieros para asumir los siguientes retos:

 

  1. Equidad de género. Dejemos de competir; los hombres y las mujeres tenemos que complementarnos para crear una mejor sociedad.

  2. Discriminación. No asumimos que somos un país que discrimina socialmente, y eso está frenando nuestro desarrollo. El reto es buscar un país sin etiquetas, donde lo que más importe sea el talento.

  3. Integralidad. Además de ganar dinero, tenemos que cuidar nuestra salud y nuestra mente. Hay que informarnos, divertirnos, etc. Necesitamos una sociedad que nos permita ser individuos integrales.

  4. Autonomía. Tenemos que ser protagonistas de nuestras historias. Tenemos que buscar el éxito por nosotros mismos. Si queremos ser superhéroes, tenemos que asumir los desafíos y enfrentarlos.

 

Para construir un México de primera, necesitamos mexicanos de primera que atiendan los problemas anteriores. Y si todos los emulamos, claro que seremos un mejor país.

 

 

Tonatiuh Salinas Muñoz

Es ingeniero industrial por el Tec de Monterrey, Campus Querétaro; y cuenta con estudios adicionales en finanzas, economía y relaciones internacionales. En la iniciativa privada, ha dirigido organismos como Empresarios Jóvenes de Coparmex y el Consejo Directivo de Coparmex en Querétaro. En el sector público fungió como secretario de Desarrollo Sustentable y como Secretario de Trabajo de Querétaro. Actualmente es director general adjunto de Banca Emprendedora en Nacional Financiera, y también colabora activamente como embajador de instituciones como la Fundación Junípero Sierra y la organización Global Agents of Change.

Articulos Relacionados