Ciudades Creativas
En México, éstas industrias aportan el 4.8% del PIB nacional.
REDACCIÓN | | Edición: 54
Ciudades Creativas

Al darle mayor importancia a la propiedad intelectual que a la transformación de las materias primas, —con el cambio en los procesos productivos de las industrias—, se propicia la revolución naranja.

 

Toda expresión creativa es consecuencia de la interacción social, cincelada por la cultura, los valores y la manera en que las acciones individuales son percibidas por otros miembros de la sociedad. En El Ascenso de la Clase Creativa, Richard Florida, académico de la Universidad de Toronto, basándose en lo que él llama las tres T (talento, tolerancia y tecnología) considera que elementos como el desarrollo tecnológico, la infraestructura urbana, el capital humano, el entretenimiento y la tolerancia, son las características presentes en el ecosistema de estos nichos, los cuales facilitan el intercambio de ideas y la transformación de las mismas en otras aún más novedosas.

El desarrollo de tecnologías digitales, físicas y biológicas, así como su convergencia, han creado un entorno obligadamente innovador en donde las industrias que mejor empleen sus recursos intangibles obtienen mejores resultados. Las industrias creativas han entendido esto mejor que ningún otro sector y han demostrado, en los últimos 10 años, que mantenerse, aún en tiempos de crisis, es posible gracias a una combinación fundamental: cultura, identidad y creatividad.

El término “industria cultural y creativa” es especialmente complejo dada la multidisciplinariedad de las actividades que concentra. Para la UNESCO, las industrias culturales y creativas son: “Aquellos sectores de actividad organizada que tienen como objeto principal la producción o la reproducción, la promoción, la difusión y/o la comercialización de bienes, servicios y actividades de contenido cultural, artístico o patrimonial”. El concepto ayuda a determinar el valor real de las artes y la cultura.

Aunque su mercado disminuyó 12% durante la crisis económica, logró crecer a nivel mundial 134% entre el 2002 y 2011, convirtiéndose en el sector que mejor reaccionó al adverso entorno y permitiendo que la industria cultural y creativa se desarrollara a lo largo y ancho del país.

 

¿De qué está hecha una ciudad creativa?

Lo más relevante de las industrias culturales es que ponen en circulación valores simbólicos para la sociedad. Estas empresas pueden o no estar ligadas a corporativos nacionales o extranjeros que generan producción masiva para cubrir el mercado nacional e internacional; comercian bienes y servicios que son el resultado de un proceso creativo.

Desde 2004, a la red de Ciudades Creativas de la UNESCO se han insertado 180 ciudades de 72 países distintos, concentradas en diferentes enfoques, bajo tres ejes rectores: el entorno habilitador, que identifica los elementos que tiene una ciudad para ser más accesible y atractiva; la vitalidad cultural, el pulso artístico en una sociedad a través de sus sedes de entretenimiento y la participación de la gente en las actividades culturales; y la economía creativa, que mide el impacto de la creatividad en la innovación de sus proyectos.

VINCULACIÓN

Entre los colaboradores de las industrias culturales y creativas.

TOLERANCIA

Las ciudades diversas son más respetuosas con los derechos humanos.

TALENTO

Círculo virtuoso de generar talento. crear, atraer talento, crear más y diversificar.   

TECNOLOGÍA

En las áreas culturales y creativas en la que más tenga-quiera desarrollo.

ESPACIOS

Programas culturales y creativos que atraigan e involucran a la gente.

INTERACCIÓN   

Entre empresas, sociedad civil, 3 órdenes de gobierno, instituciones educativas.

IDENTIDAD

La identificación de potencialidades partiendo de nuestra cultura.

 

México, Industria Cultural y Creativa

En el libro Economía Naranja, de Felipe Buitrago e Iván Duque, se menciona que la industria cultural y creativa representan económicamente para México el doble de las remesas captadas. Según datos del INEGI, en el 2017 3.2% del PIB correspondió a la industria cultural y creativa, del cual 2.4% fueron bienes y servicios, y .8% actividades no de mercado, dando un total de 661 mil 505 millones de pesos.

Históricamente, México ha sido uno de los mayores productores de contenidos en español, teniendo gran influencia en toda Iberoamérica en áreas como el cine, la televisión, la literatura, las artesanía, la música, etc. Actualmente México tiene el primer lugar en industrias culturales y creativas de América Latina, el sexto entre los países en desarrollo y el 18 a nivel mundial.

 

Áreas Productivas

Medios audiovisuales ► 37%

Artesanías ► 18.6%

Producción cultural de los hogares ► 18.3%,

Diseño y servicios creativos ► 8.3%

Las artes escénicas y espectáculos ► 5.5%

La formación y difusión cultural en instituciones educativas ► 4.7%;

Libros, impresiones y prensa ► 3.7%

Patrimonio material y natural ► 1.5%

Artes visuales y plásticas ► 1.2%

Música y conciertos ► 1.1%

La proliferación de la industria cultural y creativa ha permitido que algunas ciudades mexicanas logren obtener visibilidad internacional gracias a programas como la Red de Ciudades Creativas, de la UNESCO, siendo el caso de San Cristóbal de las Casas el pionero en el proceso para sumarse a esta red. Otro caso que resalta es el de Guadalajara, pues aunque comenzó como un proyecto económico particular de la ciudad, luego hubo interés en insertarse a ésta red, lográndolo en noviembre del 2017.

 

El inicio de la certificación

Por una iniciativa de la dirección de Patrimonio e Investigación Cultural del Estado de Chiapas por parte de CONECULTA, en el 2015 se logró el reconocimiento de San Cristóbal de las Casas como Ciudad Creativa en Artesanías y Arte Popular por parte de la UNESCO. A la par, Puebla obtuvo reconocimiento en el área de Diseño, mientras que la ciudad de Ensenada, Baja California, lo obtuvo en Gastronomía.

Dos años más tarde, en octubre de 2017, otras tres ciudades fueron incluidas en el programa: Morelia, destacando en Música; Ciudad de México, en Diseño, y Guadalajara, en Artes Digitales.

Desde el 2014, de la mano de la Dirección Municipal de Patrimonio e Imagen Urbana encabezada por José María Macías, se realizaron los primeros trámites para la incorporación de San Cristóbal de las Casas a la Red de Ciudades Creativas de la UNESCO.  “Sobre todo después del movimiento zapatista, San Cristóbal recibió a mucha gente de muchos pueblos, provocando una gran diversidad de talento creativo, en las artesanías, la gastronomía, incluso en los idiomas; es, creo, una de las ciudades más diversas del país. Unirnos a la Red de Ciudades Creativas nos permitía potenciar las cualidades no solo de la ciudad, sino de todo México”.

Una de las mayores consecuencias que trajo el nombramiento fue el aumento en el turismo, que para el primer trimestre del 2018 registró 19% más en afluencia y 27% más de ingreso. Se considera un programa pionero ya que dió origen a una práctica que tiene como foco la economía cultural y creativa para el desarrollo económico.

 

Guadalajara como Ciudad Creativa Digital

El proceso de identificación de Guadalajara con este tipo de industria enfocadas en la tecnología, la creatividad y la innovación se dejó ver desde los años ochenta, con la llegada de empresas como IBM. Poco a poco se involucraron la industria eléctrica, los 3 niveles de gobierno e incluso las instituciones educativas para la planeación de un espacio en el que se pudieran vincular quienes colaboran en la industria creativa. Para Conrado Romo, Maestro en Urbanismo, la CANIETI fue crucial en el proceso, pues tenía el interés de convertir a la ciudad en epicentro de desarrollo de tecnología digital del país. Y lo ha logrado. “Vio en el mercado que la creación de propiedad intelectual abona al fortalecimiento de sus negocios y a su rentabilidad.”

Durante la primera década del siglo 21, comenzaron a consolidarse varias empresas interesadas en ello, y cambió el modelo enfocado a las manufacturas por uno centrado en servicios y producción de propiedad intelectual. Además, la introducción en las conversaciones corrientes de adjetivos como “Sillicon Valley Mexicano” o lo propia “Ciudad Creativa Digital”, muestra una apropiación del concepto y mueve la atención de la sociedad a construir realmente el proyecto.  

Ciudad Creativa Digital fue anunciada en el 2012 por el expresidente Felipe Calderón y se planean que los trabajos de construcción terminen de florecer en el 2023.

El reconocimiento de Guadalajara como parte de la red de Ciudades Creativas de la UNESCO fue en noviembre del 2017. La Ciudad de México y Morelia también fueron integradas esa misma fecha, en las áreas de Diseño y Música respectivamente.

 

Creatividad Global

El involucramiento de todas las áreas de la sociedad, independientemente de su función social, en un proyecto específico -como el desarrollo de industrias creativas y su seguimiento-  puede tener impacto positivo en todas las áreas de la vida social. Según datos del INEGI, en lo que respecta al empleo, el desarrollo de estas industrias en México generó para el 2017 más de 1 millón 385 mil empleos, registrando un incremento de 1.5% respecto al año anterior. En lo que respecta a las instituciones educativas, hay también interés en generar profesionistas que puedan ocupar los puestos ofrecidos por estas industrias.  

La gestión y el trabajo en conjunto de todas las áreas de la vida social son de suma importancia para las ciudades que tienen interés en crear una imagen global. Con un mundo cada vez más interconectado, se está generando un fenómeno en el cual las ciudades, tal como lo hacen las empresas internacionales, se están convirtiendo en actores globales con injerencia en lo cultural, lo político y lo económico de la sociedad internacional, lo que, al hacer una proyección a 10 años, las ciudades creativas se vislumbra como un actor primordial en el ámbito global.

Tags

cultura economía emprendimiento tecnología

Articulos Relacionados