El beneficio de la duda
Invertir en México y cerrar negocios de impacto global en un régimen político que se augura populista representaría una oportunidad para el empresario nacional.
Bruno Boyega | | Edición: 52
El beneficio de la duda

La elección democrática de Andrés Manuel López Obrador como el Presidente electo número 58 de la República Mexicana trae consigo un velo de incertidumbre en cuestión de negocios, mismo que parte del estigma que el entonces candidato afianzó en sus campañas de 2006 y 2012; este año, AMLO ha matizado su discurso político y a decir de economistas, ha madurado su ideología (que no es propiamente de izquierda) y se ha reconciliado con el gremio empresarial, por lo que su visión podría propiciar un panorama de potencial crecimiento industrial en México.

“Veo lejano que López Obrador sea el socialista radical que se ha caricaturizado. No porque lo llamen socialista significa algo negativo, pues Obama se llamaba así. Su discurso se encamina más al de Mujica (Uruguay) y Lula da Silva (Brasil), de privilegiar una política redistributiva del ingreso, además de partir de una lógica de protección de recursos naturales como sucedió en los países andinos. Esto no me parece extremista, sino algo necesario para México”, contó el Dr. Luis Ignacio Román Morales, economista y académico del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente.

Fundamentada o no esta lógica, son las expectativas de los empresarios lo que mantiene a este sector vigilante, pues de las relaciones comerciales a las que dé prioridad el Presidente electo de México dependerá el rumbo de las importaciones, exportaciones, movimiento de capital, inversiones y posibilidades de generación de empleo.

“Pinta para ser una política ligada al pragmatismo, y al tener figuras académicas y expertos de ámbito como Carlos Urzúa, Alfonso Romo, Gerardo Esquivel, Carlos Romero, Abel Mauro Hibert y Arturo Herrera en su equipo denota que no hay posturas extremistas”, acotó Román Morales.

No obstante, la intención de AMLO por reinicializar el presidencialismo con la esperanza de llegar a la médula del problema económico que estanca a México, es una buena forma de propiciar un cambio, pero habrá que diferenciar estrategias, pues no es lo mismo un razonamiento que oriente el gasto en lo económico y social como dos entes divididos, que una lógica que los integre para mayores efectos de encadenamiento productivo que impacte en Mypes y Pymes.

 

Nuevos bríos, viejos vicios

El impacto de esta visión global será particularmente positivo para las Mypes y Pymes, de acuerdo con Eduardo Castañeda, director de ecConsultora, empresa especializada en Comercio Exterior para Pymes, quien asegura que la estrategia política que se avecina con AMLO podría propiciar un viraje histórico de apoyo por parte del Instituto Nacional del Emprendedor (organismo público desconcentrado de la Secretaría de Economía) con el que se levantarían más proyectos.

Sin embargo, será necesario olvidar viejas prácticas, pues la intención de Presidencia no tendrá efecto si el empresario mantiene una visión norteamericana.  

“En México somos monoexportadores, sólo exportamos de 85% a 90% a Estados Unidos, y ¿dónde está el resto del mundo? Tenemos más de 12 Tratados de Libre Comercio y 41 Acuerdos, que favorecen el intercambio comercial de productos y servicios mexicanos, somos una de las naciones más abiertas del mundo, pero sólo nos centramos en Estados Unidos, cuando exportar a Europa, a Asia, a Latinoamérica, también es opción”, reflexionó Castañeda.

Entonces, ¿cómo garantizar la estabilidad de una inversión para mejorar las condiciones de negocios en México? Descentralizando la apuesta a exportaciones. Diversificando a otros rubros. Teniendo claro que lo crucial es que la inversión extranjera sea complemento de la nacional.

 

EN NÚMEROS

  • 3 de cada 10 mil empresas en México exportan.*

  • Menos del 10% de las empresas logran trascender al extranjero.

  • 85% de las empresas en México son Pymes, según la Secretaría de Economía.

  • Baja California, Chihuahua, Jalisco, Guanajuato y Estado de México son los cinco Estados que más exportan, con 400 a 700 empresas registradas.

  • 685 mil 023 empresas exportan e importan de acuerdo al Sistema de Información Empresarial Mexicano (SIEM).

 

Este panorama de crecimiento interno que apuesta a micro, pequeñas y medianas empresas no afectaría el tipo de inversión extranjera que ha llegado a México, al contrario, los expertos auguran que en un largo plazo estas compañías se beneficiarían de la nueva política, ya que sólo las mejores estarían en el territorio y las que antes competían con ellos, y que estaban en el País por cuestiones de facilidades, desaparecerían del mapa mexicano.

“Si yo fuese empresario, micro o pequeño, que no puede exportar, mi expectativa sería positiva. Sin importar qué político llegue a Los Pinos, o si se trata de un Premio Nobel de Economía o de El Santo Papa, la situación económica de México es complicada, y es urgente que se dejen de enfrentar los problemas como se ha hecho en los últimos 35 años y dar el beneficio de la duda a las propuestas de una figura como AMLO”, expresó Castañeda.

 

 

Potencial global

Con excepción del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), todos los acuerdos que ha firmado México a nivel internacional tienen un peso marginal.

“Debemos enfocar las ambiciones en más mercados, porque depender del TLCAN es erróneo. No está mal Donald Trump al querer imponer condiciones, estamos mal nosotros que se nos cierra el mundo ante ello, habiendo más de mil millones de consumidores comerciales que ignoramos por la zona de confort que tenemos con Estados Unidos”, puntualizó Eduardo Castañeda.

La propuesta que hace López Obrador en términos de generar un proceso de integralidad en las negociaciones con Estados Unidos y Canadá, —en donde además se incluya a Centroamérica—, implica relacionar la problemática comercial y de inversión con las problemáticas migratorias, de narcotráfico y de seguridad nacional, así como con las políticas ambientales, lo que evidencia que la economía no es un espacio cerrado dentro de una sociedad.

 

TRATADOS FIRMADOS CON EL MUNDO

+ Con Colombia desde 1995

+ Con Chile desde 1999

+ Con Israel desde el 2000

+ Con la Unión Europea desde el 2000

+ Con Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza desde 2001

+ Con Uruguay desde 2004

+ Con Japón desde 2005

+ Con Perú desde 2012

+ Con Centroamérica desde 2013

+ Con Panamá desde 2015

+ Con la Alianza del Pacífico desde 2016

+ Con el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) desde 2016

 

 

Mejores prácticas

En este contexto, corresponde al sector empresarial generar procesos que no sean de confrontación, sino de complementariedad con las necesidades de los demás sectores que promuevan una capacidad adquisitiva de trabajadores, sustentabilidad ambiental y mejoría en las condiciones locales de desarrollo. Se necesita una estrategia que no se centre únicamente en cómo tener los menores costos posibles, sino cómo lograr mayores ganancias. Y en lo que respecta a la exportación, abrirse a una visión en la que nuevos acuerdos por cerrarse, como los de Israel, Emiratos Árabes, Turquía, Singapur y Jordania no se queden en papel y el empresario le saque provecho.

 

 

*Denominador obtenido por las cifras del censo económico de 2014, último estudio que se realizó en materia empresarial, aunado al resultado de encuestas nacionales de micronegocios.

 

Tags

empresas economía

Articulos Relacionados