Una empresa mexicana para el mundo
Desarrollar tecnología mexicana, utilizarla, exportarla y demostrar que México es capaz de generar soluciones tecnológicas que ayuden a la convivencia humana; esa es la visión de Mex Rent a Car.
Dulce Barrera, editora asociada MPC | | Edición: 51
Una empresa mexicana para el mundo

Fundada en 1994 por los hermanos Francisco Javier y Martha Alicia García Ramírez, Mex Rent a Car es una empresa familiar mexicana con visión a largo plazo. Los hermanos iniciaron con nueve autos, bajo la franquicia Botia Rent a Car (en La Paz, Baja California Sur). En 2010 adquirieron la franquicia Fox Rent a Car, marca americana con la que dieron paso a la expansión fuera de la península, y con la que llegaron a Jalisco.

Ya en el 2012, y bajo la necesidad de tener una sociedad con grupo fuerte, comienzan a trabajar junto a Grupo Dalton. Sin embargo, la necesidad de crear un patrimonio personal los llevó a desarrollar Mex Rent a Car en 2013. El nombre deriva de un sentido de orgullo nacional que tiene la familia por ser mexicanos —y a pesar de que asesores externos aconsejaron elegir otro nombre la propuesta fue firme—. Ese mismo año renegociaron su contrato con Fox para formar un multi branding: varias marcas bajo la misma holding: Turismo Gargo. Para finales del 2015 adquirieron Ace Rent a Car, y con ella nace Mex Alliance (una alianza estratégica entre Fox, Ace y Mex).

Actualmente, Mex Rent a Car cuenta con 500 empleados y tiene presencia en 18 países (como Islandia, Marruecos, Portugal y Canadá). Tuvimos la oportunidad de conversar con Javier García González, CEO de la empresa, quien nos explicó el crecimiento exponencial de la empresa en los últimos años. Esto fue lo que nos compartió:

 

¿Cuáles han sido los factores que impulsaron su crecimiento y expansión?

Nos hemos enfocado en tratar de conocer a nuestro mercado, en ofrecer los vehículos que busca y en mantener un estándar de confort que nos diferencia de la competencia. También ha sido importante la estrategia interna con la que controlamos la experiencia que ofrecemos a nuestro consumidor, con lo que hemos demostrado que se puede hacer una empresa mexicana, con mexicanos, para atender a México y al mundo. Además, hay un apetito por conocer a México, y no solo de extranjeros. 80% de turismo nacional se genera aquí adentro; los pueblos mágicos ha ido acaparando las miradas en gran medida.

 

¿Cuándo y cómo te involucraste formalmente en la administración del negocio familiar?

Desde que tenía 5 años, siempre estaba en las reuniones con mi padre (fundador de la empresa). Trabajé por las tardes después de la escuela, desde la primaria hasta la universidad, y me desarrollé en todos los puestos. Cuando terminé mis estudios tuve claro lo que quería hacer: trabajar y llevar a la compañía al siguiente nivel, combinando la experiencia de mi padre, mi tía y de los compañeros que tienen 20 años en la empresa, con las ideas frescas de las generaciones más jóvenes. Yo siempre vi la empresa como un negocio internacional, con un mercado mucho más amplio.

 

¿Qué necesita una empresa mexicana para abrirse paso en Europa?

Competitividad tecnológica y de precios —el mundo se mueve por tecnología y por la accesibilidad a la misma—. En México tenemos una genialidad impresionante; sobre todo en Guadalajara, que es considerada el Silicon Valley de toda América Latina. Tenemos gente que ha solucionado problemáticas en la tecnología, haciéndola más accesible a otros países. Esa es la parte atractiva, por eso países europeos tienen los ojos en nuestra empresa. México es capaz de desarrollar productos y servicios para exportar al extranjero.

 

¿Cómo ha enfrentado la empresa la entrada al mercado de compañías como Uber o Cabify?

45 % de la población del país no tiene acceso a un auto; esto, combinado con un mal servicio de transporte público, trajo el boom de estas aplicaciones ERT (Empresas de Redes de Transporte). Al principio pensamos que era una competencia desleal; sin embargo, en el mismo ambiente tecnológico creativo nos dimos cuenta que en realidad abrieron un camino, una nueva forma de usar el transporte

Son una oportunidad, pues hoy en día Turismo Gargo cuenta con la app MiCab-Mex Intelligence Cab. Ofrecemos nuestros servicios al mercado corporativo, en renta de autos, servicio de taxi bajo demanda, así como auto compartido, desde una misma plataforma, una sola app y un mismo sistema de facturación. Esto nos llevó a ser la única arrendadora de autos de Latinoamérica invitada al Latam Mobility Summit 2018.

 

¿Qué diferencia a Mex Rent a Car de otras empresas?

Desarrollamos nuestra tecnología. Gracias a esto, estamos en un proceso de transformación de una empresa de renta de autos a una de movilidad. Queremos ofrecer una mejor experiencia, agilizar procesos y dejar que nuestros clientes puedan abrir el coche por medio de una app, sin necesidad de llaves. Esta tecnología se llama Mex Travel Tech y va a ser operada bajo nuestra misma marca, Mex Rent a Car.

Nuestros planes a mediano plazo son reemplazar nuestra flota por vehículos eléctricos e impulsar la interconexión de los autos (así le llamamos con la tecnología de Mex Travel Tech), para que cada usuario pueda abrirlo usando su teléfono celular. Trabajamos en un proyecto que busca conectar mil autos para 2021 —Hoy, la compañía tiene 5 mil autos; para esa fecha esperamos tener 10 mil.

Otro proyecto se basa en compartir bicicletas, como el programa MiBici. Se trata de bicicletas electroasistidas que tienen autonomía de 80 kilómetros, se cargan en 15 horas y pueden correr hasta 30 kilómetros por hora. Queremos motivar a la gente para que deje el auto como propiedad full, para que pueda ir de vacaciones y rentar un coche por días o semanas, y que en su ciudad se mueva en auto o bicicleta compartida.

 

Muy pocos negocios familiares en México logran sobrevivir a la transición entre la segunda o tercera generación. ¿Cuál es la estrategia que sigue la empresa para consolidar su visión y trascendencia, a pesar de este estigma?

Creo que el problema de México (de creer que no se puede trascender) tiene que ver con cuestiones muy profundas. Una de ellas radica en el trabajo en equipo, y eso nos cuesta trabajo. Preferimos la titularidad, sin importar que se trate de la familia, e incluso de los padres, a quienes suele dejarse de lado y se echa por la borda toda su experiencia.

Por eso pienso que el primer éxito que tuvo la empresa fue trabajar en equipo. Aquí ganamos o perdemos todos; el trabajo en equipo y el respeto son nuestros factores de disrupción. También es importante recalcar que nos vemos como una familia que quiere crear una empresa para muchos años, que trascienda.

 

¿Cuál es el legado, que como empresario, quieres dejar a tu familia y a la sociedad?

Quiero poder mover a nuestro país de una forma mucho más inteligente, que en algún momento evitemos trasladarnos con motores de combustión interna para disminuir las emisiones de dióxido de carbono. Que podamos eliminar de una vez por todas el mito creado por las armadoras de autos crearon: solo puedes tener estatus social si tienes un cauto. Quiero que sea totalmente bien visto y demandado movernos de diferentes formas, bicicletas, trenes o transporte público. Por último, quiero hacer saber que somos capaces de poner nuestro granito de arena para cambiar el entorno, sin importar la industria.

 

 

“El primer éxito que tuvo la empresa fue trabajar en equipo. Aquí ganamos o perdemos todos; el trabajo en equipo y el respeto son nuestros factores de disrupción”.

Tags

empresas emprendimiento

Articulos Relacionados