México extranjero
A veces, nuestro país deja sus propias fronteras y sobrevive en las letras de otras naciones.
Esteban Muñoz Aguilar, director editorial |
México extranjero

México es una tierra que ha fascinado a diversos artistas, por sus matices tan distintos (a veces contradictorios). Algunos hasta decidieron hacer su casa en este país; y otros solo vinieron de paso, pero dejaron la tierra azteca con una impresión que no dejaron de compartir en sus obras. Estos son algunos de los retratos más interesantes de México, realizados por mentes extranjeras:

 

La serpiente emplumada (D.H. Lawrence, 1926)

Entre un pequeño grupo de turistas en la Ciudad de México, Kate Leslie deja una corrida de toros en disgusto al espectáculo contra el animal. Afuera de la plaza de toros conoce al general Cipriano, quien le presenta al cacique don Ramón. Juntos, estos personajes forman un peligroso triángulo amoroso en Sayula, alrededor de un culto naciente al dios azteca Quetzalcoatl.

 

El poder y la gloria (Graham Greene, 1940)

Ambientada durante la Guerra de los Cristeros, la novela toma lugar en Tabasco, donde un sacerdote inglés, quien intenta ayudar a la población contra la persecución religiosa del Gobierno Federal. La novela expone muchos aspectos violentos de México en las décadas de 1930; son visiones que afectaron la visión de Green sobre nuestro país, e incluso lo llevaron a criticarlo duramente, tanto en la novela como en su crónica Los caminos sin ley (1938).

 

 

El corazón de piedra verde (Salvador de Madariaga, 1942)

La novela narra el conflicto entre los mundos mesoamericano e ibérico durante la llegada de los españoles a México y la posterior conquista del imperio azteca. Por un lado está Alonso Manrique, y por el otro está Itzcauatzin, ambos soldados/sacerdotes que compiten por la princesa Xutchil. Quien logre cortejarla, obteniendo así el “corazón de piedra verde”, determinará el futuro de la civilización azteca. Esta es la primera novela en la serie Esquiveles y Manriques, que rastrea la construcción del México moderno.

 

La perla (John Steinbeck, 1947)

Kino encuentra una de las perlas más grandes en las playas de La Paz, Baja California Sur. Este encuentro podría ayudarle a pagar el piquete de escorpión sufrido por su hijo… si es que sus vecinos y otros individuos no el quitan el precioso tesoro antes. Basada en una leyenda urbana que el autor escuchó en 1940, La Perla es un relato sobre la avaricia, el materialismo y el valor inherente de las cosas.

 

Bajo el volcán (Malcolm Lowry, 1947)

La esposa del cónsul británico Geoffrey Firmin regresa en la mañana del 2 de noviembre de 1938. Como un exiliado en el pueblo de Quauhnahuac, ubicado entre los volcanes Popocatepetl e Iztaccihuatl, el Cónsul intenta renovar la relación con su esposa entre las celebraciones del Día de Muertos, a pesar de su creciente alcoholismo y desencanto. En 1998, la Modern Library listó Bajo el Volcán como la undécima mejor novela en inglés del siglo XX.

 

Tristessa (Jack Kerouac, 1960)

El verdadero nombre de Tristessa era Esperanza. El autor la conoció en un viaje a la Ciudad de México durante la década de 1950. Con un poco de sus luchas por entender la cultura y el lenguaje del país, Kerouac yuxtapone la belleza e inocencia de Tristessa contra la violencia de su entorno, su adición a la morfina y la extrema pobreza económica de su vida. Cómo transformarse en el sostén que ella necesita es la pregunta que el narrador intenta responder hasta el final.

 

Azteca y Otoño azteca (Gary Jennings, 1980 y 1997)

En la primera novela, el obispo Juan de Zumárraga le escribe al rey Carlos I la biografía de Mixtli, para conocer quiénes y cómo fueron los Aztecas. Esta es una crónica epistolar sobre la conquista de México, tanto desde los ojos de una víctima como de los conquistadores. Por otro lado Otoño azteca continúa la transición económica, política y social de los pueblos mesoamericanos después de la Conquista.

 

Articulos Relacionados