Not For Long* El negocio perfecto
La NFL contará con un ingreso televisivo mayor a 5 mil millones de dólares hasta el año 2020. El valor financiero de los equipos en la liga supera los 37,400 millones de dólares.
Arturo Valenzuela, ingeniero industrial, coordinador y aficionado deportivo por más de 25 años, especializándose en basquetbol, béisbol y fútbol americano. |
Not For Long* El negocio perfecto

Hay marcas, productos y franquicias que son iconos de una sociedad cada día más voluble y demandante. Ciertamente, un nombre que cuenta con todos estos elementos es la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés). Como la asociación deportiva de fútbol americano más grande de Estados Unidos (EU), esta es una de las ligas más redituables y que más riquezas generan en el mundo deportivo. Pero ¿cuál es su secreto? ¿Por qué se ha transformado en un producto tan exitoso?

 

 

Diversión visual

La NFL es un evento que evoluciona constantemente. Se aprecia por sus colores, por las emociones que provoca y por las jugadas realizadas por los deportistas —individuos que deben alcanzar un nivel atlético de primera categoría para ganar—. Y aunque estas cualidades contribuyen al gran espectáculo del juego, la experiencia que el espectador vive en la butaca es muy distinta a la que disfruta en la comodidad de su casa o de un bar.

No podemos negar la emoción que implica disfrutar un partido en el estadio, pero observar el detalle de las jugadas y los componentes técnicos de cada partido, desde una televisión, también es una experiencia única. ¿Es coincidencia que el estadio de los Vaqueros de Dallas cuente con pantallas gigantes que complementan la acción del juego?

Claro que no. La NFL es una experiencia diseñada para la televisión y el streaming a través de internet. Además, también ha logrado nivelar la competencia entre las ciudades más pequeñas de EU y las urbes más grandes de norteamérica, logrando así un perfecto equilibrio en el juego, para generar la mayor cantidad de ingresos.

 

 

Materia prima

Sin duda, el elemento más esencial del futbol americano son los jugadores, y gracias a la Asociación Nacional Atlética Universitaria (NCAA, en inglés), la escasez de buenos atletas nunca será un problema para la NFL.

La NCAA regula todas las ligas universitarias de fútbol americano en EU; es el núcleo que provee a la NFL con los mejores atletas en la disciplina. Y sus implicaciones económicas son notables: la carrera promedio de un jugador en la NFL es de 3 años y medio; por lo tanto, los equipos no necesitan ofrecer contratos largos ni costosos, con dinero garantizado. De esta manera, la NFL cuenta con una fuente de ‘materia prima’ económica, avalada por altos estándares de calidad.

 

 

Estadios financiados

Hace poco disfruté un fin de semana en San Diego, Californa, con mi familia. Tuvimos la oportunidad de alojarnos en un hotel del distrito Gaslamp Quarter, donde se ubica el estadio PETCO Park —hogar del equipo de béisbol San Diego Padres—. Menciono esta anécdota porque, cuando recibimos la factura de hospedaje, noté que se incluyó un cargo por el concepto Sport Venues & Special Events.

Esta es una cobranza directamente relacionada al PETCO Park, ya que el precio de construcción fue tan alto —alrededor de 450 millones de dólares— que el capital para financiar el estadio afectó hasta los ingresos turísticos de San Diego. Por esta razón, equipos como los Chargers emigraron a otras ciudades de EU, debido a las limitaciones económicas que deben superar para construir un estadio nuevo.

Quizá se pregunten, ¿por qué la NFL no participa con aportaciones para cubrir los márgenes de construcción y mantener a los Chargers en San Diego? Sencillo: mientras la liga continúe generando ingresos a través de la distribución televisiva y digital, beneficiando así a los negocios locales (bares, compañías de cable, etc.), siempre contarán con mercados dispuestos a absorber otras inversiones del deporte.

 

 

Interacción de fantasía

Recientemente, la NFL se ha consolidado como un negocio sólido y exponencial gracias a las ‘ligas de fantasía’ generadas por internet. Estos son espacios interactivos donde los aficionados pueden participar en la técnica del fútbol americano, utilizando las estadísticas de los jugadores cada domingo —los días cuando se celebran más partidos— para formar partidas virtuales con sus amigos, familiares o colegas.

Además de incrementar los ingresos a través de apuestas, este servicio acaparó la atención de un mercado que, más allá del juego, ha encontrado el canal perfecto para seguir el proceso de la NFL cada domingo, por medio de un interés secundario: la interacción del cliente.

 

Estadios financiados, materia prima barata y de calidad, espectáculo visual, altos niveles atléticos y la interacción de fantasía. Estos son los cuatro elementos que han hecho de la NFL un fenómeno económico mundial.

 

 

NOTA AL PIE
* Término acuñado por el entrenador norteamericano Jerry Glanville, debido a las amonestaciones de un árbitro, que él consideraba injustas. Actualmente se utiliza para referirse al tiempo de carrera tan limitado que un jugador puede disfrutar en la NFL.

Tags

economía

Articulos Relacionados