Reivindica la ambición femenina
Reese Witherspoon desafía los estereotipos de género.
REDACCIÓN | | Edición: 55
Reivindica la ambición femenina

“Si tienes un historia, escríbela y lucha por promoverla, más personas de las que crees están en busca de nuevas historias, yo quiero escuchar nuevas historias, mantengamos viva la llama creativa” 

Detrás de la sonrisa perenne y la eterna pinta de rubia adorable, Reese Witherspoon desafía el estereotipo de género. La actriz de 42 años ha encontrado, a través de los prejuicios, una ventaja para imponerse en una industria liderada por hombres y empoderar a la mujer más allá del entretenimiento.

Mezcla de fragilidad, mesura y tenacidad, radiante y venturosa al mismo tiempo, como actriz, Reese Witherspoon es capaz de asumir la feminidad desde el cliché heteronormado, de retratar episodios de depresión y drogadicción con severa realidad, de caminar mil 770 kilómetros entre California, Oregon y Washington, desafiar la burguesía inglesa de 1802, triunfar en Harvard por accidente, tomar venganza con su sexualidad y sostener acaloradas discusiones con Johnny Cash, siempre con el encanto que la caracteriza.

Sin embargo, su ambición va más allá de la credibilidad que ha ganado en la ficción, pues su trabajo apela a reivindicar lo femenino desde el ideal masculino sobre la mujer, algo que reafirma también como productora y empresaria desde hace tres años.

Conforme crecía en esta industria me daba cuenta que casi no había películas para mujeres —ni hablar de las creadas por las mismas—; siempre éramos compañeras de los protagonistas, predominábamos en los papeles secundarios, y me entristecía ver que no había un sentido de urgencia por cambiar eso. Hasta la fecha, los grandes proyectos liderados por mujeres son escasos, pese a que el tema está sobre la mesa.”

Puede que sobre sus hombros cargue el peso de los roles amables que ha asumido en las últimas dos décadas y la han consolidado en el entretenimiento, pero su esencia es distinta. Como productora, fundadora de las compañías Hello Sunshine y Pacific Standard, se involucra en el desarrollo de historias de empoderamiento femenino en las que también predomina el porcentaje de mujeres detrás de cámaras.

“Yo analicé la situación y vi una oportunidad, un nicho, un espacio de desarrollo para mujeres y Hollywood se ha portado perceptivo al respecto. Mi pasión es producir y actuar, me encanta contar historias desde distintos frentes y no podría estar viviendo una mejor etapa de mi vida.”

“Con Wild (2014) y Gone Girl (2015) le mostramos a la industria que se le puede apostar a las mujeres, y al mismo tiempo reiteramos la importancia de la literatura en el cine (al estar basadas estas películas en libros), así la mujer ha demostrado ser imponente.”

Witherspoon se ha convertido además en una mujer ejemplar en los negocios a través de Draper James, una marca minorista centrada en la moda, los accesorios y la decoración del hogar; al igual que destaca como activista, abocada a acortar la brecha salarial entre hombre y mujer, la inclusión de personas de color y con discapacidad, así como la representación correcta de las minorías.

“En el caso de las mujeres, creo que se da por hecho que no estamos en malas condiciones porque hay otros temas en agenda que se priorizan en materia de inclusión, pero lo que yo veo es que hace falta darle más peso a las mujeres como protagonistas en todos los ámbitos y se debe invertir en ella.”

“También me gusta apoyar a quién tiene algo bueno que contar. Todos tienen una historia y es importante entender que entre más escuchemos y nos abramos, será más fácil ver la diversidad y el cambio frente a nosotros.”

Un Óscar, un Golden Globe y un Emmy respaldan sus facetas y su crecimiento en la industria, el cual atribuye a la ambición, una palabra que señala como estigmatizada en la mujer, pues se relaciona con el egoísmo, pero que paradójicamente es positiva la connotación cuando se le relaciona con un hombre.

Para ella, en cambio, la ambición es una fuerza interna que parte de la curiosidad y la mejora continua. Y aunque hoy el panorama es positivo en materia de equidad de género en el entretenimiento, aún falta mucho por hacer en este aspecto. Aún le preocupa la diferencia salarial y el trato digno a la mujer en el ambiente laboral, sin olvidar el asunto del acoso, que en los últimos meses se ha vuelto una prioridad en Hollywood, gracias al movimiento #TimesUp.

Madre de dos hijos y también autora del libro autobiográfico, Whiskey in a Tea Cup, ha diversificado su carrera también como conductora de un show de entrevistas inspiradoras en Shine On de AT&T y como directora creativa de la marca Elizabeth Arden (de belleza para la mujer) supervisando la estrategia de comunicación de campañas publicitarias y programas de marketing.

Este año, impulsará aún más su faceta como productora con 12 proyectos, entre los que destacan seis series de televisión en desarrollo, tres para Apple (como Top of the Morning, con Jennifer Aniston), una para Hulu (la adaptación del libro Little Fires Everywhere, junto a Kerry Washington), una para Amazon y una para ABC; así como el regreso de Big Little Lies, ahora con Meryl Streep incorporada a un elenco estelar que ya incluye a Nicole Kidman y Laura Dern; sin olvidar que ya se encuentra en filmación la tercera parte de la cinta Legalmente Rubia, papel le diera la fama mundial hace más de 15 años y cuyo estreno está programado para 2020. Sin duda, mucho por hacer.

Tags

empresas emprendimiento marketing cultura

Articulos Relacionados

trending post