The Yes Men
Combatir malas prácticas corporativas con el humor y la ironía.
REDACCIÓN | | Edición: WEB
The Yes Men

Las malas prácticas empresariales son, lamentablemente, un fenómeno común en la actualidad. Desde escándalos financieros hasta actividades perjudiciales para el medio ambiente, los grandes corporativos en ocasiones evidencian con sus acciones la ausencia de ética y la búsqueda insaciable de ganancias cuantiosas por y a pesar del bien de la sociedad.

Como respuesta a la hipocresía corporativa, Andy Bichlbaum y Mike Bonanno, autonombrados como The Yes Men, han dedicado los últimos años a denunciar cada abuso empresarial a través de una extraordinaria y eficiente herramienta: la sátira, el humor y la ironía. La fórmula es sencilla pero contundente: el dúo finge representar a una compañía en eventos multitudinarios o mediáticos (conferencias, entrevistas radiofónicas, cumbres de negocios), en los que reconocen la responsabilidad de ésta frente a una situación de la que la compañía se ha desentendido y posteriormente prometen compensaciones o enmiendas a sus acciones.

Un ejemplo arquetípico de esta labor activista ocurrió en 2004, cuando Andy Bichlbaum se presentó en BBC World News, bajo la identidad de Jude Finistierra, un supuesto representante de Dow Chemical. Al aire, Bichlbaum reconoció la culpabilidad de la empresa en el desastre de Bhopal de 1984, en el que murieron entre 6 y 8 mil personas en la India debido a la fuga de químicos en una fábrica que era propiedad de Dow Chemical. Finistierra prometió una compensación multimillonaria a todos los afectados del incidente, que se estima ascendían a decenas de miles de personas.

Después de la entrevista, los representantes de la compañía desmintieron los dichos de Bichlbaum a través de un agresivo comunicado de prensa de carácter público, que terminó por exponencializar el impacto de la noticia y evidenciar el desinterés de la empresa por atender sus responsabilidades para con los afectados del desastre. Antes de que reaccionaran de manera oportuna, Dow Chemical había provocado por sí mismo la caída de su valor en la Bolsa de Valores estadounidenses, que ascendió a millones y millones de dólares.

Con una larga lista de víctimas entre las que se encuentran ExxonMobil, The New York Times, British Petroleum y Shell, The Yes Men han dejado manifiesto que el activismo de corbata apenas comienza. Con el propósito de crecer y expandirse, muchos corporativos y empresas pisotean los derechos humanos y la responsabilidad social, pero cada  vez son más quienes denuncian malas prácticas, algunas ocasiones con indignación, en otras con humor.

Tags

empresas economía marketing

Articulos Relacionados