Un juego de ajedrez
Sebastián Pérez Ortega, redacción |
Un juego de ajedrez

Padre e Hijo se sentaron. El primero tomó las figuras negras para entregarle la iniciativa a su sucesor. Hijo observó a su papá rápidamente y después se concentró en las piezas. Peón blanco(5) a cuadro E-4. Padre predijo los próximos movimientos de Hijo, pero eligió seguirle la idea hasta el final. Peón negro(5) a E-5. Efectivamente, Hijo no se percató de la anticipación, y dejando que fingiera mucha concentración, Padre habló: “Entonces, ¿estuvo bien que Hal abandonara a Falstaff?”¹. Caballo blanco(2) a F-3.

“Si no lo hubiese abandonado, no habría podido ser el rey que fue en la siguiente obra”, respondió Hijo. Peón negro(4) a D-6. “Falstaff solo habría detenido su progreso como líder de Inglaterra, porque un consejero tan irresponsable solo podría dejar malas consecuencias para el reino”. Peón blanco(4) a D-4. “¿Qué habría sido de la batalla de Agincourt, sin esa transformación?”2. Padre notó que su hijo no había reparado en el error que estaba cometiendo con sus movimientos. Alfil negro(1) a G-4. “Entonces, ¿crees que cualquiera puede afrontar las circunstancias que se le presentan, y asumir el liderazgo que otros requieren de él?”.

 

Peón blanco(4) a E5; come a peón negro(5). Hijo notó que su padre no se inmutó por este movimiento, y supo que Padre estaba cayendo en su trampa. “Claro”, le respondió. “¿De qué otra forma se entiende que uno debe ser líder?”. A Padre le gustó esa observación. Alfil negro(1) a F-3; come caballo blanco(2).

 

FIGURA1

PIE DE FOTO FIGURA1

En ajedrez, la división de casillas se cuenta desde la posición de las figuras blancas. En las filas, se va de las letras A hasta la H, de izquierda a derecha. En las columnas, se va del 1 al 8, en orden descendente a ascendente.

 

 

La adaptación es clave

“Entonces, ¿una persona siempre debe colocar sus responsabilidades como líder, antes que sus intereses personales?”, preguntó Padre. “No precisamente... más bien, debe encontrar un objetivo común con sus compañeros”. Reina blanca a F-3; captura alfil negro (1). “Eso fue lo que hizo Odiseo: tanto él como sus marinos querían llegar a casa, y ellos confiaban en que el ingenio de su capitán los llevaría a Ítaca.”3 Padre se impresionaba cada vez más por la estrategia de su hijo, dominando el centro y el campo derecho del tablero; tenía que recuperarse pronto. Peón negro(4) a E-5; captura peón blanco(4). “Cierto, pero los marinos de Odiseo no siempre confiaron en él. ¿En qué falló, entonces?”.

 

“No consideró las circunstancias de su viaje”,4 respondió Hijo. “A veces, el peor enemigo de un líder es su entorno”. Alfil Blanco(2) a C-4. “Eso mismo sucede en El señor de las moscas5, ¿no? Los niños intentan crear sus propias leyes, pero su naturaleza más primaria no se los permite. ¿Cómo puede haber un orden o un líder, si el contexto no favorece tal situación?”. Caballo negro(2) a F-6. “Pues, con un líder fuerte, que imponga su voluntad sobre sus colaboradores, ¿no te parece?”.

 

“Ese sería o un tirano o un dictador”, afirmó Hijo. “¿Qué tan bueno es conseguir lo que se desea, a expensas del bienestar general de todo un grupo?”. Reina blanca a B-3. “El fin no puede justificar los medios; así empiezan los engaños y los conflictos internos. Shelley Levene confió en la integridad de sus compañeros, sin considerar la presión de sus jefes; por eso lo perdió todo”6 . Las respuestas de Hijo eran claras. Padre notó que tampoco dudaba en sus movimientos, pero no le dejaría ganar el juego. Reina negra a E-7. “Sí, pero ¿no fueron los líderes quienes generaron esas circunstancias?”.

 

 

Inspira, actúa y colabora

Hijo pensó un poco su respuesta, para continuar distrayendo a su padre de sus movimientos: “Tienes razón. La diferencia es que Odiseo y Enrique V querían satisfacer tanto sus propios intereses como los de sus seguidores”. Caballo blanco(1) a C-3. “Mi punto era decir que un mal líder solamente se interesa en sí mismo; en esos casos, creo que es un deber de sus colaboradores hacer algo al respecto”. Peón negro(3) a C-6.

 

Alfil blanco(1) a G-5. Hijo notó la presión de Padre; no esperaba que, después de tantas victorias, pudiese perder una partida. “Eso sucedió en Macbeth7 y en Ricardo III8. Los dos tiranos recurrieron al engaño para conseguir lo que querían, y fueron sus colaboradores quienes los derrocaron, para restaurar la búsqueda del bien común”. Padre pensaba en sus siguientes jugadas; con pocos movimientos, Hijo encerró a su reina,  a su alfil(2) y a la torre(2) que ya no podía mover. Peón negro(2) a B-5. “Pero no todos caen, hijo. Hay líderes muy conocidos por sus temperamentos o exigencias hacia sus compañías, que continúan con su éxito por mucho tiempo, y beneficiando a sus compañías. ¿Cómo lo logran?”.

 

Hijo ocultó su emoción. Sabía que padre intentaba liberar a sus piezas, y él le dejaría intentarlo. Caballo blanco(1) a B-5; captura peón negro(2). “Quizá sea por su habilidad para innovar. Una de las razones por las que una persona puede ser un gran líder es su capacidad creativa, y su facilidad para fomentar la creatividad de otros”. Peón negro(3) a B-5; captura caballo blanco(1). “Mark Zuckerberg9 revolucionó la comunicación, dejando que millones de personas tuvieran una voz en el mundo, y dejándoles expresar su creatividad”. Alfil blanco(2) a B-5; captura peón negro; jaque al rey negro.  

 

 

Uno para todos, todos para uno

Aunque había capturado varias de las piezas más valiosas de Hijo, padre seguía acorralado. Su rey y su reina eran atados por varias piezas, y los pocos movimientos claves que debía hacer —liberar al alfil(2) y la torre(2)— le eran imposibles de lograr. Caballo negro (1) a D-7. “Pero, una actitud tan autoritaria no siempre es la mejor respuesta”, prosiguió Padre. “¿Qué tal las acciones de Billy Beane y Peter Brand en el béisbol10, o la motivación de Harry Selfridge11 hacia sus empleados?”.  

La estrategia de Hijo no dejaba de funcionar. Antes, su padre siempre logró distraerlo con la conversación; ahora, él utilizó el mismo truco para tomar la ventaja. Enroque: rey blanco a E-1; torre blanca(1) a D-1. “Exactamente, un buen líder es innovador, confiable y lo suficientemente creativo como para conseguir que las personas den lo mejor de sí mismos”. Torre negra(1) a D-8. “Y cuando las cosas no van bien, es lo suficientemente hábil como para mantener la motivación de sus colaboradores”.

 

El rey negro estaba completamente defendido. Padre se calmó un poco, pensando que Hijo tendría que trabajar mucho para ganar más terreno. “Y tú, hijo, ¿cómo piensas liderar?” Torre blanca(1) a D-7; captura caballo negro(1). “Con inteligencia”, le respondió. “Entendiendo mi entorno, anticipando los movimientos de la competencia, apoyándome en mis compañeros y dejando que ellos se apoyen en mí”. Torre negra(1) a D-7; captura torre blanca(1). “Bien, pero ¿cómo estarás seguro de que no te desviarás?”. Torre blanca(2) a D-1. “Pues, recibiendo el consejo de otros”.
 

 

Nunca te despegues de la tierra

¿Cómo lo hizo? Hijo solamente entregaba las piezas más importantes de su ejército, y continuaba ganando. Padre necesitaba moverse rápido. Reina negra a E-6. “Es un buen punto. ¿Cómo lo entendiste?”, le preguntó a Hijo, para ganar tiempo. Alfil blanco(2) a D-7; captura torre negra(1). “Por tu consejo: buscar liderazgo en la ficción. Esto lo obtuve de Game of Thrones”.12 Caballo negro(2) a D-7; captura alfil blanco(2). “Ya te la he recomendado. Es como un juego de ajedrez: los personajes deben pensar en sus tres próximos movimientos constantemente, y adaptarse a los contraataques o defensas de sus contrincantes. Así”: Reina blanca a B-8; jaque al rey negro.

 

Hijo entregó más de sus piezas clave a Padre; y ahora, dejó a su reina a merced del caballo negro(2). “¿Así? ¿Capturando a tu pieza más importante?” Caballo negro(2) a B-8; captura reina blanca. “Claro”, respondió Hijo. Torre blanca(2) a D-8. Una captura de la torre blanca(2) expuso al rey negro a la reina blanca; un movimiento hacia el cuadro E-7 también era imposible, por el Alfil blanco(1) en G-5; y D-7 también era protegido por Torre blanca(2). El rey negro quedó atrapado.

 

Jaque mate.

 

Nadie nace como un líder. Aunque sí existen ciertos rasgos que pueden beneficiar a los líderes —carisma, creatividad, comunicación, resiliencia, etc.—, la gran mayoría de las personas que dirigen una compañía, un equipo deportivo, o incluso una nación, deben aprender cómo ser líderes. Diversas obras literarias, series de televisión y películas han utilizado la figura del líder para expresar cuáles son las habilidades más efectivas de un buen jefe, o qué actitudes son las que pueden perjudicar su desempeño.

 

 

NOTAS AL PIE

¹ Sir John Falstaff y el príncipe Hal son los personajes principales de La Henriada (1595-1600), cuatro obras históricas de William Shakespeare que relatan la vida, el liderazgo y las decisiones de tres reyes ingleses: Ricardo II, Enrique IV (partes I y II) y Enrique VI.

2 Esta batalla real entre Francia e Inglaterra es el punto climático de la obra Enrique V, y uno de los episodios más emblemáticos en la historia de Inglaterra.

3 La odisea (siglo VIII, a.C.) del poeta griego Homero, narra los infortunios de Odiseo, un comandante griego que sufre 20 años de tribulaciones en el mar, antes de volver a Ítaca, su patria, y reclamar su lugar como rey.

4 Junto con su participación en la guerra de Troya, la causa de los viajes de Odiseo se debió a una maldición puesta en él por el dios Poseidón, al haber cegado a su hijo, el cíclope Polifemo..

5 Lord of the Flies (William Golding, 1954). En esta novela, un grupo de niños queda varado en una isla ficticia, y deben recurrir a su propio gobierno social para sobrevivir, con consecuencias desastrosas para ellos.

6 Shelley Levene es el personaje principal de Glengarry Glen Ross,obra de  teatro (1984) y filme (1992) que narra dos días en el trabajo de un grupo de vendedores, desesperados por conservar sus empleos por las fuertes exigencias de sus jefes, y a cualquier costo personal.

7 Macbeth (1606), una de las tragedias más famosas de Shakespeare. Relata los engaños que el personaje principal utiliza para asir el trono de Escocia, y las acciones que llevan a su derrota.

8 Ricardo III (1592), otra obra histórica de Shakespeare. Concierne a las maquinaciones del rey Ricardo III, quien asesina a sus hermanos y a sus sobrinos para reclamar el trono. Su tiranía termina en la batalla de Bosworth Field, donde exclama la famosa línea: “¡Mi reino por un Caballo!”.

9 La compleja trayectoria Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, está retratada en la película The Social Network (David, Fincher, 2010) y en el libro Multimillonarios por accidente (Ben Mezrick, 2009).

10 Utilizando estadísticas para medir las habilidades de cada jugador, y su complemento entre los miembros del equipo, estos dos entrenadores formaron un equipo de béisbol que ganó 20 partidos consecutivos. Esta historia es retratada en la película Moneyball (Bennett Miller, 2011).

11 Harry Gordon Selfridge fundó la cadena de tiendas departamentales Selfridges, exclusiva en el Reino Unido. Sus esfuerzos por consolidar su negocio se dramatizaron en la serie Mr. Selfridge (2013), de la BBC.

12 La serie Game of Thrones (2011) narra la intriga política y los conflictos armados entre cinco clanes familiares, quienes se disputan el reinado de un continente entero, así como su independencia y supervivencia.

Tags

cultura

Articulos Relacionados