Un premio con trasfondo
Valida el “Pensador con Alas” el sentido de ética y trascendencia del IMMPC.
REDACCIÓN |
Un premio con trasfondo

Fundida en 2012 para celebrar la ética en el ejercicio profesional de distintos ámbitos, el “Pensador con Alas” es más que un galardón empresarial, es un aliciente a las mejores prácticas.

Con inspiración en las estatuillas más antiguas con soporte metálico, el “Pensador con Alas” es realizado en bronce, aleación resultado de la mezcla del estaño y el cobre. Milenariamente conocido por ser dúctil pero también extremadamente duro, el bronce en nuestra escultura representa la adaptabilidad y la firmeza, la flexibilidad y la fuerza.

En esta ambivalencia ancestral, el “Pensador con Alas” contempla la realidad con miras a intervenirla por un bien mayor, fuera de la comprensión del raciocinio simple y arrogante.

Esta estatuilla lleva en su cuerpo las cicatrices de grandes batallas, pero en sus alas la belleza de la experiencia y la sabiduría necesarias para impedirlas. El “Pensador Con Alas” es entonces un protector de la verdad y compañero de la racionalidad a favor de la trascendencia y la evolución hacia el futuro prometedor.

Poseer un “Pensador con Alas” implica méritos individuales que transforman el mundo colectivo, a través de una irrevocable inclinación al servicio del prójimo, para contribuir a la consolidación y fortalecimiento de las organizaciones mexicanas y del mejoramiento de las generaciones venideras.

Algunos ámbitos que han sido celebrados con este galardón son el social, empresarial, emprendedor, artístico, filantrópico, periodístico, deportivo, cultural y tecnológico, por mencionar algunos. Y figuras como Rafa Márquez, Guillermo del Toro, el padre Alejandro Solalinde, Enrique Lomnitz, Julio Frenk, Salvador Litchi, Carmen Aristegui y Elena Poniatowska, así como fundaciones como Cinépolis, Mamá A.C. y Risaterapia A.C. se han vinculado con la revista Mejores Prácticas y el IMMPC, organizadores de esta premiación anual, por su integridad y competencia.

Este año, en su sexta edición, la premiación ha elegido a la periodista Anabel Hernández, al bailarín Isaac Hernández, la Brigada de Rescate Topos Tlaltelolco A.C., el astronauta e investigador Rodolfo Neri Vela, la campaña “Borders”, de Aeroméxico, los empresarios Javier Arroyo y León Reffreger, y la Fundación Litro de Luz México, como los más recientes merecedores de esta distinción en bronce, cuyo significado trasciende sus logros profesionales.

Tags

empresas cultura consultoría

Articulos Relacionados