Maquiladoras maquilladas
Mayo 16, 2018
Maquiladoras maquilladas

Actualmente, la responsabilidad social se ha convertido en una visión de negocios que integra el respeto por las personas, la comunidad y la preservación del entorno como parte de la gestión de la empresa. Este es el objetivo que las certificaciones empresariales quieren validar, pero la reciente avalancha en el tema ha generado un debate sobre la verdadera inclusión de estándares de calidad y responsabilidad social en las empresas que adoptan certificaciones; o si solo son medios para mejorar la imagen de sus marcas.

Por ejemplo, tomemos el reconocimiento Empresa Socialmente Responsable (ESR), otorgada por el Centro Mexicano para la Filantropía, A.C. (Cemefi). Esta es la institución con mayor credibilidad en materia de responsabilidad social y sustentabilidad en México. En 2001 solo existían 17 empresas ESR; en 2008 habían 274; y en mayo del 2017 existían 1,583 empresas reconocidas con el distintivo de Cemefi.

  • Antes de que fuese adquirida por Flextronics, la empresa Solectron (ubicada en Jalisco) obtuvo la certificación como Empresa Libre de Acoso Sexual por el Instituto Estatal de la Mujer. Casi al mismo tiempo, el Centro de Reflexión y Acción Laboral de Guadalajara recibió quejas sobre acoso sexual en este negocio.
  • En 2007 Hitachi México recibió la certificación ESR de Cemefi. Unos meses después, surgieron muchas denuncias por hostigamientos e incumplimiento en el pago de liquidaciones a los empleados.

 

En 2006, el Centro de Reflexión y Acción Laboral redactó un informe que detalló las condiciones laborales de los trabajadores de la industria electrónica en México. Entre los problemas más importantes que sufrían los empleados destacaban la exposición a sustancias peligrosas, inestabilidad laboral y acoso sexual; todo esto desde los procesos de selección y contratación.

  1. En algunas corporaciones, los candidatos debían desnudarse para comprobar que no estuvieran tatuados; o también podían ser descalificados si tenían afiliación sindical o por embarazo.
  2. Una empleada de Hitachi aseguró que fue víctima de una violación sexual en las instalaciones de Hitachi, pero no denunció al agresor por miedo a perder su empleo.
  3. Varios empleados deben trabajar horas extra cuando la demanda del mercado aumenta, sin poder cobrar el esfuerzo adicional.

¿Cuál es el problema? La cultura de ‘autocertificación’. El proceso de diversas certificaciones requiere que las mismas empresas llenen los cuestionarios para obtener un reconocimiento específico. Esto se presta a registrar información que no está verificada o que puede ser falsa. Entonces, si el mayor porcentaje de auditorías de certificación son realizadas por la propia organización, no pueden ser confiables.

Claro que la empresa debe revisar todos los puntos críticos de responsabilidad social, capital humano, cumplimiento regulatorio, etc.; pero también necesitan la validación de auditores externos: empleados, clientes, proveedores, organismos de gobierno, la comunidad donde trabajan, entes académicos y organizaciones no gubernamentales.

Este es el objetivo de la Certificación de Empresas en Mejores Prácticas Corporativas, desarrollada por el Centro de Investigación y Desarrollo (CID) del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). Dicha herramienta realiza una validación transversal de las áreas de negocio, teniendo como eje rector el Gobierno Corporativo. Atiende la necesidad de los empresarios, inversionistas, consejeros y terceros legítimamente interesados en validar el desempeño y la conducción transparente, honesta y responsable en la gestión de la empresa.

Por otro lado, la Certificación de Organismos en Mejores Prácticas Corporativas contribuye con el cumplimiento del impacto social de las instituciones sin fines de lucro. Su premisa es prevenir conflictos éticos, rendir cuentas mediante sistemas de transparencia y reporte, asegurar su sostenibilidad financiera y verificar que esté cumpliendo su objetivo social, generando el impacto esperado.

Las certificaciones del IMMPC distinguen a las empresas y organizaciones que han alineado su actuación bajo un modelo de gestión formal, que consolidan su institucionalización, que brindan confianza a sus stakeholders y que se conducen de manera profesional. Te invitamos a realizar el autodiagnóstico, un proceso voluntario, objetivo y gratuito para determinar el estado actual de la empresa.

 

Conoce más sobre la certificación en www.immpc.org.mx/certifiaciones o escribe al correo certificación@immpc.com.mx

 

Tags

empresas cultura

Articulos Relacionados