¿Qué cualidades comparten los equipos exitosos?
Mayo 02, 2018
¿Qué cualidades comparten los equipos exitosos?

Sin duda, la influencia que los empleados tienen en la lealtad de los clientes reales es evidente, e igual de poderosa que cuando se trata de desarrollar a clientes potenciales. Por eso, formar equipos exitosos y productivos significará tomar decisiones en un espacio donde la intuición se mezcla con la experiencia y las metas de la compañía. 

Para muchos empresarios, integrar equipos exitosos representa la diferencia entre desarrollar una marca exitosa e incrementar las ventas, a riesgo de no alcanzar los objetivos establecidos. Pero, ¿cómo se forman equipos exitosos en las empresas? ¿Qué características deben estar presentes para garantizar tanto la productividad como la calidad de vida de sus integrantes?

Google y Harvard Business Review (dos de los referentes más importantes en el mundo empresarial), se han planteado las mismas preguntas. Compartimos contigo sus conclusiones, que pueden ser una referencia segura para saber cómo dirigir una compañía exitosa, integrada por equipos productivos.

Equipos Exitosos (por Harvard Business Review)

Integrando estudios basados en la pirámide de las necesidades de Maslow y otros autores especializados en motivación y creatividad, HBR habla de un formato llamado Good Jobs Score Card. Éste define una jerarquía de necesidades que, si son alcanzadas, llevan al éxito de los empleados, los clientes y las operaciones de la empresa

1. Empleados:

a. Necesidades Básicas: Son elementales; si no se dan, generan estrés y la gente deja el trabajo.

i. Remuneración: Que el pago corresponda a la responsabilidad del puesto.

ii. Horarios: ¿Son predecibles? ¿Le permiten a tu empleado aprovechar su tiempo personal?

iii. Trayectoria Profesional: Oportunidades de crecimiento dentro de la empresa.

iv. Seguridad y Confianza: En los aspectos físico y psicológico.

 

b. Necesidades Superiores: Son las que realmente dan relevancia al trabajo y representan una fuente de motivación y solidez.

i. Propósito: ¿Mi trabajo realmente estás generando valor para los clientes? ¿La diferencia que genero encuentra un sentido importante?

ii. Crecimiento: ¿Es una empresa que ayuda a alcanzar metas personales? ¿Se fomentan habilidades de creatividad y resolución de problemas?

iii. Sentido de pertenencia: ¿Las personas se sienten orgullosas de pertenecer a tu organización? ¿Se sienten respetados y al mismo tiempo respetan a tu organización?

iv. Sentido de logro: ¿Los empleados tienen las herramientas y los recursos para hacer un gran trabajo y brillar frente a tus clientes? ¿Se sienten empoderados para resolver las necesidades de tus clientes?

v. Reconocimiento: ¿Las expectativas que se tienen son de calidad? ¿Están recibiendo retroalimentación de sus jefes y compañeros de equipo cuando hacen un buen trabajo?

 

2. Clientes: El objetivo es tener clientes que sean fans de tus productos o servicios; que hablen de tu marca y sean sus promotores naturalmente.

a. Necesidades Básicas:  Si no se cumplen, difícilmente alcanzarás las necesidades más altas se alcanzarán, porque las básicas marcan la diferencia en la experiencia del usuario.

i. Confianza: Tu cliente está seguro que la propuesta de valor coincide con la compra que realiza.

ii. Eficiencia.

iii. Interfaz con el cliente: Todos los puntos de contacto con un empleado coinciden con la expectativa.

iv. Capacidad de respuesta: El tiempo se ha convertido en uno de los principales activos de un cliente. Todo lo que tenga que ver con “ahorrar el tiempo” es un valor agregado.

 

b. Necesidades Superiores: Cuando las básicas se han cubierto, entonces las necesidades superiores crean una lealtad mayor en el usuario.

i. Garantía y Seguridad: Tener contacto con los empleados que conocen a la perfección tu producto o servicio, y generan lealtad a través de su propia confianza.

ii. Empatía: Tus colaboradores real y honestamente se preocupan por el cliente.

iii. Propósito: Tu cliente conoce perfectamente tu identidad de marca: qué haces, cómo y para qué le beneficia.

 

3. Desempeño de la Operación

i. Estabilidad de los empleados: Si has creado una experiencia positiva en la jerarquía de las necesidades de tus empleados y bajo ausentismo.

ii. Satisfacción del Cliente: Se refleja en las ventas.

iii. Costos: Los costos que implican la renuncia de tus empleados; la búsqueda y contratación de los nuevos, así como las ideas que ellos mismos aportan para reducir costos de operación en general.

iv. Productividad: Tus colaboradores identifican perfectamente la importancia de su trabajo, y lo realizan en tiempo y forma.

v. Ejecución en la operación: Ofreces una experiencia consistente a clientes leales y nuevos.

vi. Medir cada uno de estos rubros es posible, cuantitativamente y cualitativamente, a través de entrevistas y focus groups.

 

Google y “Proyecto Aristóteles”

Construir un “Dream Team” equivale a replicar la máxima de Aristóteles: “El todo es más que la suma de sus partes”. Google pasó dos años haciendo estudios para descubrir qué es lo que hace a ciertos equipos más efectivos que otros, y por qué hay que ir más allá del nivel de educación o la experiencia de un CV. 

El gigante corporativo estudió 180 equipos, con más de 200 entrevistas y evaluando más de 250 atributos en los equipos. También se basaron en un estudio sobre inteligencia colectiva (es decir, las habilidades que emergen a partir de la colaboración), realizado por un grupo de psicólogos del Instituto Tecnológico de Massachusetts. De esta manera lograron identificar aquellos comportamientos de un equipo que magnificaban la inteligencia colectiva del grupo

1. Confianza: Los integrantes saben que las cosas se harán en tiempo y que cubrirán las expectativas.

2. Estructura y Claridad: Los equipos productivos tienen metas claras y una excelente definición de roles dentro del grupo.

3. Significado: El trabajo tiene un sentido personal en cada integrante.

4. Impacto: El grupo sabe que su trabajo tiene un propósito y que influye positivamente en un bien mayor.

5. Seguridad Psicológica: Los miembros del equipo saben que sus ideas o comentarios no serán juzgados, y que el ambiente favorece la participación, no la crítica.

 

Llama la atención que el factor de la Seguridad Psicológica coincide en los resultados de ambos estudios por lo que crear espacios de comunicación que favorezcan la confianza y la participación resulta esencial. 

Cuando se trata de formar equipos productivos, la intuición es un factor que juega un papel importante; por eso es crucial conocer las necesidades de cada equipo. Por otra parte, influir en la calidad de vida de los empleados es tanto un privilegio como una responsabilidad, pues deberás formar personas que se sientan felices consigo mismas y con sus metas.

Tags

empresas

Articulos Relacionados