¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

6 cualidades de la comunicación laboral

de de

Life Hacks

María del Rosario Loyola Romo

Es pedagoga, capacitadora independiente y directora de Talento Diamante.

Entre tantas otras características que nos distinguen en el trabajo, hay una de importancia toral: la capacidad comunicativa. Un dirigente, colaborador o trabajador auténtico se distingue por emitir mensajes asertivos, con una gran dosis de buena voluntad, y sobre todo, claros. En todos ellos, él demuestra el gran dominio de su idioma, empatiza con sus interlocutores y se expresa con gran fluidez.

Estas peculiaridades son inherentes a la dignidad, al rango y a la investidura de las empresas. Todas representan el mismo nivel de importancia y otorgan un carácter distintivo de corrección y de armonía en las relaciones interpersonales.

Asertividad

Ya sea en mensajes orales o escritos, siempre debemos expresar exactamente lo que deseamos comunicar, y también respetar y considerar la opinión de nuestros receptores. Ser asertivo equivale a lograr el punto de equilibrio entre la pasividad y la agresión. Inclusive, una persona asertiva es capaz de exigir resultados, al mismo tiempo que respeta los derechos de los demás.

Buena voluntad

Consiste en matizar lo que se piensa, se dice y se hace con un toque de bondad. Es un ingrediente que favorece y beneficia a los demás, y que suaviza y aligera el peso de la autoridad.

Claridad

Esta cualidad de la expresión se encarga de que el asunto que originó el mensaje se capte a la primera; es decir, en cuanto se escucha o en su primera lectura.

Dominio del lenguaje

Se demuestra cuando una persona se comunica con las palabras, las frases, los enunciados adecuados al asunto y al propósito de su mensaje. Igualmente se manifiesta utilizando las letras, los signos de puntuación y de uso específico, así como la correcta acentuación.

Empatía

Consiste en sintonizar con quien o quienes se interactúa (ya sea en forma oral o por escrito). Permite al individuo conectarse con sus receptores, logrando el mutuo entendimiento y la comprensión. Suele expresarse como la capacidad de “ponerse en los zapatos del otro”.

Fluidez

Es comparable a la corriente natural de un río. La expresión verbal fluida se logra utilizando solo los nexos y conectores adecuados, evitando muletillas, discordancias, pleonasmos y anfibologías. Igualmente, se logra al colocar los signos de puntuación convenientemente y evitando el abuso de los mismos.


Un comunicador efectivo también debe utilizar los seis elementos del Estilo Directo: las 6 W —Who, What, When, Where, How, Why—. Estas son respuestas que deben formar parte del contenido de todo mensaje, y al mismo tiempo, para matizarlos con un tinte de asertividad, buena voluntad, claridad, dominio del lenguaje, empatía y fluidez.

5 claves para mejorar tu CV

Un ejemplo práctico donde podemos aplicar nuestras habiliades de comunicación es en el currículum vitae (CV). De acuerdo con The Ladder (un sitio web especializado en búsqueda de empleos), los reclutadores de empresa solo necesitan leer un CV por seis segundos ( 20 o 30 palabras), para elegir si un candidato vale la pena. Estos son algunos tips para que tu CV asegure más entrevistas de trabajo:

Cotízate en cinco líneas

Redacta una semblanza breve (no mayor a 60 palabras) en la que incluyas tus logros más importantes: los años de experiencia acumulada, tus contribuciones más importantes y los giros empresariales donde has destacado por tu desempeño.

Adáptate al trabajo que buscas

Siempre será ideal que revises tu semblanza al momento de buscar un nuevo empleo, y que incluyas información relevante para el puesto que te interesa conseguir. Por ejemplo, en caso de una empresa de outsourcing, concentra tus palabras en tu experiencia dentro de Recursos Humanos.

La ambigüedad es tu enemiga

El uso de términos como “excelentes habilidades de comunicación”, “gran colaborador de equipo” o “amplios conocimientos de logística” no le sirve a los reclutadores. Ellos quieren conocer qué es lo que has hecho y lo que sabes hacer, definiendo las actividades que puedes desempeñar.

Escribe intereses personales relevantes

Aquí puedes enlistar actividades como servicios comunitarios, o algunos de tus proyectos universitarios más emblemáticos, para demostrar que cuentas con habilidades personales que también pueden ser útiles para tu trabajo.

Es un resumen, no un ensayo

Para obtener el mejor resultado en un espacio conciso, conserva los logros más importantes de tu carrera profesional (trayectoria, proyectos, estudios universitarios, de maestrías, doctorados y especializaciones) y elimina aquello que no sea esencial para causar una buena impresión.