¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Obeliscos, símbolos de resiliencia

de de
Ma. del Rosario Loyola Romo

Es pedagoga, capacitadora independiente y directora de Talento Diamante.

Emulemos las cualidades del obelisco, del árbol, y seamos más que colaboradores eficientes: seamos individuos confiables, a prueba de desastres.

Conócense con tal nombre las estructuras gigantescas de una sola pieza, monolíticas. Son emblemas de protección y estabilidad, pilares cuya firmeza es capaz de soportar tormentas, huracanes y sismos. Son auténticas fortalezas, baluartes, estructuras inamovibles. Las piezas arquitectónicas con estas características son escasas, dignas de asombro y valoración, pues si nos ponemos a reflexionar acerca de su descubrimiento, obtención, traslado, tallado y colocación de semejantes dimensiones, entenderemos que construirlas verdaderamente implica desafíos extraordinarios.

Tales creaciones magníficas se yerguen y soportan los embates de la naturaleza. Si incorporamos al ámbito humano estos atributos de consistencia y resistencia, podemos referir a individuos con incomparable entereza e integridad: ciudadanos y líderes de una pieza, con integridad a toda prueba. Incorruptibles, rectos, éticos. Pilares que entreveran valores humanos, con decisión de mantener su postura y con determinación para permanecer erguidos ante las vicisitudes. Poseen firmeza en su proceder, fortaleza de ánimo, resiliencia.

“Ser consciente del error te aproxima al éxito.” Tomás Alva Edison

Los líderes obeliscos soportan las crisis, las circunstancias adversas y los desafíos. Son miembros de organizaciones integradas con valores humanos inalterables. Entrenados en los principios universales, se adueñan de la porfía, del tesón, la pertinacia y el empeño que engrandecen.

La probidad y la honestidad distinguen a este tipo de líderes: obeliscos inamovibles que, pese a las circunstancias críticas, no claudican ni se enfangan; cual ave que cruza el pantano y no se enloda, son capaces de pasar por el fuego sin quemarse. Son personas cuyas acciones logran resonancia, así como concordancia entre sus pensamientos, palabras y acciones.

Todas sus actividades y responsabilidades son causa y efecto de sus cualidades de carácter: respeto, honestidad, responsabilidad, decisión, determinación, generosidad… Son ciudadanos cuya manera de actuar hace eco a la autonomía, a la libertad, al humanismo y a la autenticidad.

Conforman pilares de tal firmeza que no sólo son capaces de soportar vientos y mareas, sino que, a pesar de y contra ellos, enderezan, enfocan, encarrilan, orientan y guían los timones organizacionales, con toda su esencia y su ilimitado potencial. Son hombres y mujeres con capacidad de reconocimiento, de valoración y de elogio, quienes logran encauzar su entorno y trascender fronteras.

Sus destrezas se expanden hacia otros ámbitos, con óptimas repercusiones. Gracias a su motivación y a sus auténticas inquietudes de grandeza, de superación y de éxito, activan su creatividad, su entusiasmo y su liderazgo. Son también ejecutivos que planean, que dan seguimiento, que evalúan, que rectifican, que reorientan, que trascienden… y en ese sentido, son quijotes que visualizan un mundo mejor, y que, efectivamente, lo mejoran. Su ejemplo y congruencia son motivantes. Estos individuos logran conciliar la ética y los valores humanos con su estilo de vida, y asumen su liderazgo con gran compromiso en el sentido más amplio y estricto de su significado. Su labor dignifica a las corporaciones que representan, mediante la integridad de su talento y experiencia.

Tomás Alva Edison, inventor resiliente

También son progresistas incansables, luchadores cuya constancia y perseverancia son una analogía de tenacidad y empeño. Ahí está el ejemplo de Tomás Alva Edison, sobresaliente inventor estadounidense que patentó más de mil inventos, y quien, tras miles de empeños, logró inventar el foco eléctrico.

Y así, en cada intento, en cada ensayo y error, Tomás ejercitaba la constancia. Su inquebrantable fuerza de voluntad lo condujo a su meta. Su más destacado invento fue el fonógrafo, y durante el trayecto de su inventiva, él insistía: “Cada vez estoy más cerca de conseguirlo”. Para este gran líder e inventor resiliente, el fracaso fue considerado como una experiencia clave que siempre viene a demostrar algo.

Si, como Edison, cada líder, con su trabajo diario y con sus intentos, lograra un solo beneficio para su corporación, en un futuro no lejano, a corto o mediano plazo, todos podríamos disfrutar los palpables y cuantiosos resultados de su esfuerzo.

La firmeza y la fortaleza humanas, actualmente conocidas como resiliencia, que es la capacidad de resistir la adversidad, se representan a través de un obelisco en el ámbito pétreo. Y en el reino vegetal, a través de los árboles, ejemplares que se mantienen erguidos ante cualquier catástrofe o calamidad. Los líderes resilientes emulan al obelisco por su inquebrantabilidad, y se asemejan al árbol por mantenerse de pie, brindando servicio. Los árboles permanecen erguidos; incluso cuando mueren siguen brindando su sombra.