¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Leonardo DiCaprio, un ambientalista fuera del plató

de de

Conoce la faceta activista del actor hollywoodense

Recientemente recibió su primer óscar y, a lo largo de su fructífera carrera, al menos una setentena de premios por actuaciones sobresalientes en películas de los más variados temas. Sin embargo, el papel que más reconocimiento le ha valido a Leonardo DiCaprio es el que ha desempeñado desde hace más de 18 años: el de activista ambiental.

Al momento de recoger el premio de la Academia como mejor actor por la película El Renacido, el histrión hizo gala de su compromiso con la ecología y, sabedor de su influencia, afirmó que el filme relata la relación del hombre con la naturaleza, “una naturaleza que todos experimentamos en 2015 como el año más cálido que se ha registrado”. Esto a colación porque el equipo de producción de la película dirigida por el mexicano Alejandro González Iñárritu tuvo que trasladarse a Argentina para encontrar nieve y poder seguir con la filmación, dado que la falta de condiciones climatológicas hicieron imposible terminar el rodaje en tierras canadienses, como estaba inicialmente planeado.

“El cambio climático es real, está ocurriendo ahora mismo. Es la amenaza más urgente a la que se ha de enfrentar nuestra especie. Necesitamos trabajar juntos y dejar de procrastinar. Necesitamos apoyar a los líderes de todo el mundo que no hablan en nombre de los grandes contaminantes, las grandes corporaciones, sino en nombre de toda la humanidad, de los pueblos indígenas, de los miles de millones de personas desfavorecidas que serán las más afectadas por todo esto, de los hijos de nuestros hijos y de toda esa gente cuyas voces han sido ahogadas por la política de la codicia. Gracias a todos por este premio increíble de esta noche. No demos el planeta por sentado”, sentenció DiCaprio.

Apenas algunos días antes, el actor dirigió un discurso con el mismo cometido ante un público completamente distinto: la cúpula política y empresarial del mundo, misma que se reunió en el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) en Davos, Suiza. Y durante un acto en la víspera de la inauguración de esta reunión, DiCaprio recibió el Crystal Award por su liderazgo ambiental, al ser un ávido defensor del medio ambiente y combatiente del cambio climático a través de la fundación que lleva su nombre.

Su mensaje fue el mismo: hay que defender al medio ambiente. “Actualmente, menos del tres por ciento de todas la donaciones filantrópicas se enfocan en defender nuestro planeta. Dado este limitado respaldo, no es sorpresa que apenas el dos por ciento de nuestros océanos y el 12 por ciento de nuestras tierras estén protegidas contra actividades humanas invasivas como la pesca, la agricultura, la explotación forestal y la extracción de petróleo. Hoy, en la Fundación Leonardo DiCaprio, estamos logrando resultados tangibles con más de 70 socios en 40 países y en los cinco océanos, mediante el trabajo con organizaciones innovadoras y líderes”. Asimismo, el californiano aprovechó para anunciar la inversión de 15 millones de dólares que la Fundación Leonardo DiCaprio hará en diversos proyectos alrededor del planeta. Destacó la inversión de seis millones y medio de dólares para la protección de un bosque en Sumatra, Indonesia, así como esfuerzos similares para la selva amazónica en Ecuador.

Cultura del medio ambiente

DiCaprio prepara un documental sobre el cambio climático para este año, trabajo que lo ha obligado a viajar a lugares recónditos del planeta, donde ha sido testigo de los estragos del cambio climático y sus consecuencias sociales. Estos hechos los denunció igualmente en su discurso, al señalar que se debe evitar que la “avaricia corporativa de las industrias del carbón, petróleo y gas determinen el futuro de la humanidad. Estas entidades, con un interés financiero en la preservación de este sistema destructivo, han negado e incluso ocultado la evidencia del cambio climático. Ya es suficiente. La historia los culpará de la devastación”. Aplaudieron a estas palabras el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, el presidente del WEF, Klaus Schwab, empresarios como Bill Gates y otras celebridades, entre las cuales estaban el rapero will.I.am, el artista Olafur Eliasson y la actriz china Yao Chen (estos últimos también reconocidos en el evento).

Esta no es la primera vez que el actor hace gala de su activismo en escenarios mundiales. En 2014, el intérprete aseveró durante un foro que “el aire y el agua limpia, así como un clima que permita vivir, son derechos humanos inalienables”. Procurando garantizar esta máxima, DiCaprio lleva su faceta como activista a favor de proyectos que promuevan el uso de energías renovables, el fin de la deforestación y el calentamiento global.

La fundación, una iniciativa que no es nueva

Los inicios de la Fundación Leonardo DiCaprio (FLD) se remontan a 1998, cuando el actor comenzaba a gozar de fama internacional tras su éxito como protagonista del filme Titanic. Con más de 30 millones de dólares, la Fundación Leonardo DiCaprio ha apoyado a más de 70 proyectos ambientales en 40 países a lo largo de sus 18 años de existencia.

Esta organización sin fines de lucro basa sus acciones en cuatro pilares: la protección de la biodiversidad, la conservación de los bosques y océanos, y el cambio climático.

Su fundación lo catapultó como uno de los activistas ecológicos más famosos del mundo, posición que ha aprovechado en diversas ocasiones para conversar con tomadores de decisiones a nivel mundial para defender iniciativas ecológicas.

Leonardo DiCaprio forma parte de la junta directiva de Global Green USA, del Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales del World Wildlife Fund (WWF) y de la Fundación Internacional para el Bienestar Animal. Asimismo es Mensajero de la Paz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Algunos de los proyectos en los que ha contribuido la FLD son los programas para tratar de duplicar el número de tigres salvajes en Nepal para el año 2022; detener el comercio del marfil y proteger a los elefantes de Gabón; y la restauración de ecosistemas en la selva amazónica, Somalia y la Antártida.

Un inicio controversial

La película La Playa, protagonizada por DiCaprio en el 2000, recibió severas críticas por daños ecológicos ocasionados a la isla tailandesa donde se filmó el largometraje. Tras haber realizado adecuaciones al lugar de la filmación, un arrecife coralino resultó dañado, provocando protestas de ambientalistas y ataques al actor.

DiCaprio ha declarado al respecto que todo se realizó legalmente y bajo la supervisión de autoridades, por lo que calificó los ataques como injustos. Sin embargo, aceptó que este incidente ayudó a virar la atención del pueblo tailandés hacia la importancia de proteger al medio ambiente.

Conciencia a través del cine

En muchas ocasiones, el mensaje de la película es uno de los factores por los que DiCaprio decide involucrarse en un proyecto. En 2007, por ejemplo, protagonizó el filme Diamante de Sangre (el cual denunciaba la violencia ligada a la producción y venta de estas piedras preciosas) y participó en el documental La última hora (obra que involucra a más de 50 políticos, científicos y activistas de la talla del líder soviético Mikhail Gorbachev, el físico Stephen Hawking, la premio Nobel de la Paz Wangari Maathai, y el ambientalista David Suzuki, entre otros), en torno a los problemas que atraviesa el planeta: deforestación, calentamiento global, la extinción de especies animales, etc. Además, ha colaborado como narrador y productor de proyectos con tintes ambientalistas, como la serie de documentales que filmó en asociación con el canal Discovery Channel, sobre la preservación del medio ambiente.  

En su faceta de productor, DiCaprio participó en Virunga, documental que en 2015 logró una candidatura al Premio Óscar. La obra retrata la precaria situación de los gorilas de montaña en el Parque Nacional Africano y los intentos de protegerlos en medio de la guerra civil en el Congo.

Uno de sus próximos trabajos será su asociación con Netflix para producir una serie de documentales relativos a temas medioambientales. Asimismo, se planteó una película respecto al reciente escándalo de la compañía Volkswagen y las artimañas para encubrir las emisiones de gas de los automóviles, tras comprar los derechos de un libro que ilustra el caso. Para este trabajo se unirán en coproducción los estudios Paramount y la empresa de DiCaprio, Appian Way.

Del dicho al hecho… su estilo de vida

El actor ha asegurado en diversas ocasiones que lleva una vida cercana a sus creencias ambientalistas. Por ejemplo, viaja en vuelos comerciales, utiliza automóviles híbridos y en su residencia en California usa energía de paneles solares, mientras que en su departamento neoyorquino dispone de un sistema de tratamiento de aguas, generación de energía y filtración de aire.

Dueño de una isla en Belice, DiCaprio buscará construir un complejo hotelero dedicado al ecoturismo, a fin de recuperar y proteger la naturaleza del lugar. “La meta es hacer algo que cambie el mundo. No podría ir a Belice y ponerme a construir si no pensara que puede ser revolucionario en el campo de la ecología”, mencionó el actor a los medios. Se ha planeado que este hotel abra sus puertas en 2018, e incluirá, entre otros conceptos, una fuerte política de reciclaje, protección a la fauna marina de la zona y acciones de reforestación.

Con un óscar en la bolsa, Leonardo DiCaprio se sigue consolidando como un actor de primera línea, pero su fama como activista le vale cada vez más reconocimiento a nivel mundial. Es esta labor, y no la actoral, la que quizá constituya su legado para las generaciones futuras.

“Nuestro planeta no puede ser salvado a menos que dejemos los combustibles fósiles bajo tierra, que es donde pertenecen. Hace 20 años describimos este problema como una adicción; hoy tenemos los medios para poner fin a esta dependencia. No es una cuestión política, sino una cuestión que hace a nuestra supervivencia”.
DiCaprio, breve semblanza

Leonardo Wilhelm DiCaprio nació en Hollywood, California, en 1974. Hijo único de la familia formada por Irmelin Indenbirken y George DiCaprio, Leonardo lleva su nombre en honor al polímata Leonardo da Vinci. Su infancia y juventud se desarrollaron en los barrios pobres de Los Ángeles, hasta que a la edad de 14 años inició su carrera con pequeñas apariciones en televisión.

Hacia 1991, obtuvo su primer papel en la película Critters 3: La venganza. A esta interpretación le siguieron papeles más grandes en Vida de este chico (1993) y ¿A quién ama Gilbert Grape? (1994), actuación que le valió su primera nominación al premio de la Academia como mejor actor de reparto.

Grandes éxitos de taquilla han consolidado al actor como uno de los más trascendentes de los últimos tiempos, y aunque sin estudios formales de actuación, ha sabido hacer frente a desafíos actorales bajo la dirección de Martin Scorsese, Alejandro González Iñárritu, Christopher Nolan y James Cameron, por mencionar algunos.

Conoce más sobre Dicaprio

Fundación Leonardo DiCaprio leonardodicaprio.org

Síguelo en Instagram @leonardodicaprio.