¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Rolando Núñez-Baza, director general de Khan Academy para América Latina:

de de

“Nuestro plan es ser el sitio donde cualquier estudiante, desde primero de primaria hasta los dos primeros años de licenciatura, pueda encontrar todas las materias curriculares de esa trayectoria”.

Esteban Muñoz Aguilar

Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y escritor. Ha publicado relatos en la revista Folios, del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de Jalisco, la novela corta Fragmentos del olvido y el poemario La montaña rusa. También ha colaborado como corrector de estilo en Editorial UdeG. Actualmente es director editorial de la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Antes de conocer Khan Academy, Rolando Núñez-Baza creó y dirigió Innova Schools, un proyecto enfocado en brindar mejores ofertas educativas para la clase media de Perú. Al analizar cuál sería el mejor modelo educativo para los jóvenes de ese país, el equipo de Rolando determinó que el aprendizaje semipresencial sería la mejor opción. La meta era incorporar tecnología digital para apoyar a los maestros y brindar los mejores recursos de aprendizaje a los alumnos. Sin embargo, Innova Schools no tenía la capacidad para generar y difundir el contenido necesario. Al buscar alternativas para resolver este problema, Rolando y su equipo encontraron Khan Academy, una organización sin fines de lucro que provee materiales y recursos para apoyar la educación personalizada, a través de internet y de forma gratuita.

Cuando Rolando conoció el proyecto, Khan Academy (www.khanacademy.org) aún no tenía un sitio en español, pero él se dio cuenta de que los niños aprendían matemáticas mucho mejor con esa plataforma, aunque estuviera en inglés, que con los recursos disponibles para Innova Schools. Así, Rolando empezó su colaboración con Khan Academy “para incorporar la plataforma en las aulas, para que los niños empiecen a aprender con un ritmo personalizado y para que los maestros tengan más recursos para enseñar matemáticas”.

Platicamos con Rolando para conocer la estrategia de Khan Academy que busca transformar el panorama educativo de Latinoamérica. Esto fue lo que nos compartió:

¿Qué nos detiene para usar las nuevas formas de aprendizaje? ¿Cómo podemos lograr que los maestros incorporen cada vez más herramientas como Khan Academy en sus cursos?

Un sistema tradicional determina cuándo vas a aprender algo y cuánto tiempo tienes para aprenderlo, pero la calidad del aprendizaje es variable. Por ejemplo, digamos que en la secundaria solo te dan el primer semestre de un año para aprender álgebra; si se te dificulta, al final solo necesitas aprobar la materia con 6 o 7 de calificación. Ahí es donde los huecos empiezan a formarse, y posteriormente, tu progreso se detiene porque depende de muchos elementos que debiste adquirir en ese primer semestre.

En Khan Academy, las variables son el momento y el lugar donde se estudia (en la noche o en la mañana, en un café o en la casa) y el tiempo que se tiene para aprender; la constante es que necesitas dominar los temas para poder avanzar. Nosotros entendemos que si le decimos a 30 o 40 personas de una misma clase que necesitan aprender álgebra, algunos alumnos entenderán el tema mucho mejor que otros, porque cada quien aprende con formas y ritmos distintos. Algunas personas necesitan más tiempo para llegar a la meta, y nosotros respetamos eso.

Los docentes tampoco salen de esta ecuación porque tecnologías como la nuestra funcionan mejor con su ayuda. Khan Academy se adapta a las necesidades del maestro, del alumno o de los padres. Al final del día, el usuario puede utilizar distintos productos de nuestra plataforma —contamos con alrededor de 12 mil videos y más de 200 mil ejercicios— en los que el maestro puede decir qué videos deben ver sus alumnos antes de clase para estar más familiarizados con el tema. También pueden impartir su lección presencial y después pedir a los estudiantes ingresar a Khan Academy para realizar los ejercicios relacionados con la clase y demostrar que sí entendieron los conceptos.

¿Cómo enfrentan las diferencias de aprendizaje de cada país? ¿Cuál es su estrategia para desarrollar temas como historia, geografía o política?

Los contenidos de Khan Academy se traducen a 36 idiomas, son las materias troncales de cualquier país y las que se imparten universalmente —las matemáticas son las mismas en Brasil, en México y en Estados Unidos—. Pero salir de estos temas y trabajar con historia o geografía no es algo que se pueda crear en un lugar y traducir rápidamente, aunque sí es una meta que buscamos.

Nuestro plan es ser el sitio donde cualquier estudiante, desde primero de primaria hasta los dos primeros años de licenciatura, pueda encontrar todas las materias curriculares de esa trayectoria. Queremos cubrir todas las asignaturas en el sistema, además de las ciencias exactas. Todavía estamos determinando cuánto tiempo tomará y cómo lo lograremos, pero esa es la meta que buscamos: ser el recurso donde un alumno encuentre todo lo que necesita. De esta forma, cualquier joven de cualquier lugar del país tendrá acceso a un recurso de primer nivel, interactivo, moderno y personalizado.

A veces, es más difícil lograr que un adulto aprenda cosas nuevas. En este caso, ¿cómo es que Khan Academy motiva el reaprendizaje y la capacitación continua en las generaciones mayores?

La cantidad de adultos que ingresan al sitio es sorprendente. Nuestro público son personas de cinco a 24 años; las explicaciones fueron hechas para este grupo demográfico porque consideramos que ahí podemos generar un impacto mayor. Aún así, también tenemos usuarios de 50 a 65 años, porque además de matemáticas y ciencias tenemos contenidos como economía o finanzas. También tenemos visitantes que tuvieron que dejar la escuela e ingresan para terminar lo que empezaron.

No utilizamos una estrategia directa para capturar a este segmento porque no podemos enfocarnos en todos. Nosotros estimamos que en 2020 habrá mil 100 millones de personas entre los cinco y los 24 años con acceso a internet y que necesitarán el tipo de recursos que estamos generando. Por eso nos enfocamos en ellos, pero los adultos también pueden conocernos y utilizar nuestros recursos a su ritmo, cuando quieran y como quieran. Si alguien quiere aprender, cualquiera de nuestros contenidos está disponible y listo desde su computadora, su celular o sus tablets.

¿Cuentan con estrategias para motivar la vocación de los jóvenes? ¿Qué programas han desarrollado para promover el aprendizaje a través de profesiones determinadas?

Una materia importante es la programacion y codificacion. Esta es una herramienta que enfocamos a los niños de primaria porque realmente pensamos que este es un nuevo lenguaje que tienen que aprender, como leer y escribir. Por ejemplo, el año pasado nos aliamos con Pixar Animation Studios y creamos Pixar in a Box [es.khanacademy.org/partner-content/pixar] para enseñar a los jóvenes que las materias ‘aburridas’ les pueden ayudar a animar y hacer películas.

El mes pasado lanzamos el primer módulo, donde se puede entender cómo conceptos de matemáticas que parecen no tener sentido, son el principio de la magia que se crea en Pixar y que sí encajan en un futuro profesional. La segunda etapa se enfocará en ciencias y la tercera en artes y humanidades, para que los alumnos conozcan que las materias de este rubro son valiosísimas en la animación.

“Algunas personas necesitan más tiempo para llegar a la meta, y nosotros respetamos eso”.

Escogimos a Pixar porque es algo relativamente único y súper divertido. Los usuarios ingresan y pasan docenas de horas en la aplicación, sin saber que realmente están aprendiendo por lo mucho que se divierten, y a diferencia de otras plataformas, al final también se trata de entender el material. No tratamos de decir que será fácil, sino de hacerles entender que con práctica y trabajo pueden aprender cualquier cosa, y también les decimos que todo lo que aprenden es importante, pues les va a permitir tener un mejor futuro.

Desde tu punto de vista, ¿cuál sería el aula ideal para implementar el aprendizaje semipresencial?

Depende mucho del tipo de escuela y de los docentes. Con un maestro tradicional, solo necesitamos que vea nuestros videos para que se actualice y conozca nuevas formas de enseñar matemáticas, con eso ya está un paso adelante. Si el maestro realiza nuestros ejercicios para estar al día y dominar los temas, ya es un avance; si recomienda los videos y las tareas a sus niños para que se preparen, ya es un avance. Y en el otro extremo, el maestro puede monitorear el desempeño, agrupar a sus alumnos y ofrecer ‘miniclases’ para impulsarlos. Al final, todo apunta a la mejora de la educación, y nosotros apoyamos eso de diversas maneras porque no creemos que exista un ideal, sino mejores casos para cada situación.

¿Cuáles son los retos principales que Khan Academy debe enfrentar en América Latina?

El gran reto es que, en Latinoamérica, nueve de cada diez personas todavía no saben que existimos. Actualmente tenemos un millón de usuarios activos al mes en América Latina, pero estimamos que hay más de 100 millones de alumnos entre cinco y 24 años que podrían aprovecharnos. Entonces, nuestra gran labor es que la gente conozca Khan Academy, que sepa que tiene recursos en español y que es gratuito, para que ingrese, pruebe y decida si podemos ayudarle. La idea es simplemente que la gente nos visite y experimente si podemos ayudarle y si nuestro estilo de aprendizaje le funciona para adquirir nuevos conocimientos o mejorar en las materias que ofrecemos.

 

 

 

 

Sobre Rolando Núñez-Baza

Es Bachelor of Science, Management and Int’l Business Double Major y French Minor por la Universidad de Georgetown. Fue parte de los Executive Management and Leadership Program de la Escuela de Negocios de Harvard. Ha colaborado como director de Innovación en Innova Schools, la red de escuelas K-12 con crecimiento más acelerado en Perú, y como director de Desarrollo en el Instituto de Recursos Mundiales EMBARQ México. También se desempeñó como Country Manager de Bloomberg LP en Chile, Perú y Ecuador, y posteriormente como su director regional para México y Centroamérica. Actualmente es director general de Khan Academy para América Latina.

La escuela digital
SalmanKhan
Salman Khan, fundador de Khan Academy

Khan Academy fue desarrollada por Salman Khan, un exanalista de fondos de inversión que quería ayudar a algunos familiares con lecciones de matemáticas a través de internet. Por medio de videos sencillos y pruebas interactivas, el estudiante podrá aprender un tema determinado en tan solo 10 minutos. Después, el alumno prueba lo aprendido desde una interfaz gráfica, y si todavía no entiende el concepto, la página ofrece explicaciones sencillas o puede volver a ver el video hasta comprender el tema al 100 por ciento. Al dominarlo, puede continuar con la siguiente lección.

Actualmente, Khan Academy cuenta con alrededor de 26 millones de alumnos en 190 países, registra más de 6 millones de visitas por mes y ha impartido más de 580 millones de clases de álgebra, cálculo, historia, arte, biología y física, entre otras materias. El portal también cuenta con más de un millón de maestros registrados en su base de datos; sus videos han sido vistos más de 658 millones de veces y son parte del material educativo de más de 20 mil aulas.

Conoce los cursos de Khan Academy en www.khanacademy.org