¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Donald Trump y sus discursos del miedo

de de
Esteban Muñoz Aguilar

Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y escritor. Ha publicado relatos en la revista Folios, del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de Jalisco, la novela corta Fragmentos del olvido y el poemario La montaña rusa. También ha colaborado como corrector de estilo en Editorial UdeG. Actualmente es director editorial de la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Al principio, nadie lo tomó en serio. Ahora, miles están a la expectativa de lo que su mandato pueda significar para Estados Unidos y el mundo.

La noche del 3 de mayo del 2016 el mundo se enteró de un suceso inesperado: el senador Ted Cruz retiró su precandidatura del Partido Republicano (GOP, en inglés), después de perder las elecciones primarias en el estado de Indiana. De esta manera, Donald J. Trump, el magnate norteamericano de las bienes raíces, se posicionó como el único candidato del GOP para contender en las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos (EU), en noviembre de este año.

Cientos de naciones expresaron su sorpresa y consternación al visualizar la posibilidad de que los Estados Unidos fueran gobernados por Donald Trump, una figura repudiada por millones de personas, a nivel mundial. Después de todo, esta es una victoria política que pocas personas previeron o creyeron posible, y que todavía menos individuos comprenden. ¿Cómo es que un personaje, que expresa comentarios incendiarios y propuestas de gobierno disparatadas, ganara el favor del público estadounidense? La respuesta es mucho más simple de lo que imaginamos.

Algo está roto en el partido

Desde su postulación, el 16 de junio del 2015, diversos analistas políticos y periodistas han explicado que la popularidad de Donald Trump se ha alimentado, principalmente, de los diversos conflictos internos del Partido Republicano. Incluso, el inversionista Nick Hanauer argumenta que la victoria de Trump no solo fue previsible, también fue inevitable: “El GOP moderno ha funcionado como una alianza entre dos grupos de interés: la élite económica urbana y los conservadores de la sociedad rural. El partido se está desintegrando por que ha beneficiado muchísimo a los primeros, pero le ha fallado completamente a los últimos”.

Hanauer argumenta que, en los últimos 35 años, el GOP se ha concentrado en reducir la tasa del salario mínimo y en recortar impuestos a los ciudadanos acaudalados. Además, la globalización también ha ocasionado una gran transformación en el panorama laboral de EU. Por ejemplo, la migración de diversas industrias (automotriz, electrónica, etc.) a territorios más económicos ha permitido a las empresas reducir sus costos de producción, pero también ha eliminado miles de empleos en EU.

Al reconocer estos intereses y la negligencia de sus representantes, los votantes buscaron a un candidato republicano diferente. Necesitaban a alguien con poca experiencia en el gobierno, que no tuviera miedo ser ‘políticamente incorrecto’ y que ofreciera soluciones a sus principales miedos: la caída de EU como ‘el mejor país del mundo’, la migración ilegal, las amenazas terroristas, etc. Y los discursos de Donald Trump, aunque poco realistas, les hicieron sentir que alguien, finalmente, los estaba escuchando.

A continuación enlistamos algunos de los argumentos y las propuestas que han alimentado el éxito de Trump frente a los votantes estadounidenses:

Racismo y clasismo

Hay quienes atribuyen el ascenso de Trump al descontento de la comunidad blanca en EU. La mayor parte de sus votantes pertenecen a este sector, que está inconforme con las políticas comerciales y migratorias de su país. Incluso, las victorias más importantes del candidato han tenido lugar en los estados más racialmente polarizados.

A pesar de los grandes avances que este país ha realizado para garantizar los derechos civiles de las minorías étnicas, el racismo es una cicatriz que EU no ha logrado borrar. Esto, aunado al crecimiento de la comunidad latina, y la elección de Barack Hussein Obama como el primer presidente afroamericano, ha generado una gran segregación social en la nación.

Brecha económica

El principal descontento de la clase media norteamericana son los beneficios fiscales de las grandes empresas (menos impuestos para ellos, más gastos para los trabajadores). A diferencia de sus contrincantes republicanos, el plan de Trump busca establecer impuestos hasta del 15 % a las grandes corporaciones.

De acuerdo con algunos analistas, estas tarifas sí permitirían disminuir los gastos de la clase media —podría reducir los impuestos en 11.98 millones de millones de dólares en una década, aumentar el salario en 6.5 % y crear 5 millones de empleos—. Sin embargo, también drenarían la reserva federal rápidamente. De acuerdo con Merrill Matthews, del Instituto para la Innovación de Políticas, “el recorte de impuestos sí produciría un crecimiento económico rápido, mientras no prestemos atención al hecho de que también incrementaría dramáticamente el déficit del presupuesto nacional”.

Comercio exterior

Una de las principales inconformidades de Trump son los tratados de comercio que EU ha firmado en las últimas décadas, como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica. Además de renegociar tratos que den mayores beneficios a la economía de su país, Trump también ha propuesto la imposición del 35 % de impuestos a cualquier empresa que manufacture sus bienes en territorios extranjeros, como Latinoamérica, generando un mayor flujo de ganancias para los estadounidenses y retornando las oportunidades laborales a su nación.

Por otro lado, Trump también buscaría prevenir la manipulación de la moneda china y forzar el respeto a las leyes de propiedad intelectual en el país asiático. Todo esto para preservar un mercado donde los americanos puedan competir y para combatir la producción de piratería, respectivamente.

Terrorismo y xenofobia

Las declaraciones de Donald Trump sobre las comunidades latinas y musulmanas le han costado el repudio de diversos líderes mundiales, así como relaciones de negocio con Univisión, NASCAR, Macy’s y NBC. Además de capturar el interés de los votantes, estos comentarios también definen dos de las propuestas más importantes en la campaña de Trump: la detención temporal de musulmanes que quieran ingresar a EU “hasta que nuestros representantes entiendan qué diablos está pasando” —en referencia al grupo terrorista Estado Islámico de Irak y el Levante—; la vigilancia de diversas mezquitas en territorio norteamericano; la deportación de 11 millones de inmigrantes latinos y la construcción de un muro en la frontera mexicana para detener el paso indiscriminado de migrantes.

Esta última propuesta es una de las más controversiales, ya que Trump ha exigido que sea el gobierno de México el que financie la construcción del muro. Además, diversos economistas estiman que esta deportación masiva podría costar entre 400 mil y 600 mil millones de dólares, tomaría 20 años en completarse (a diferencia de los 18 meses que Trump estima), y reduciría el Producto Interno Bruto de EU considerablemente.

Cobertura mediática

El discurso de Trump, caracterizado por declaraciones subversivas y  contestatarias, ha atraído la atención de millones de ciudadanos inconformes con la economía y la evolución social de EU. Esta apelación a temas como migración, terrorismo, xenofobia y relaciones internacionales ha brindado una amplia cobertura mediática al candidato republicano. Y a pesar de que la mayor parte de la prensa critica la postulación del magnate, esta atención solo ha contribuido a aumentar su popularidad.

El problema, según el analista político Matthew Dickinson, es que los medios no han tomado la campaña de Donald Trump con mucha seriedad: “Mientras más pronto analicemos los detalles de las políticas de Trump y su experiencia como gobernante, en lugar de concentrarnos en sus comentarios provocativos, más pronto reventará su burbuja política”.

¿Principio, fin o cambio de rumbo?

El GOP celebró su cuadragésima primera Convención Nacional Republicana en julio del 2016. Ahí, el partido decidió que Donald Trump será el candidato oficial para contender en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Muchos aseguran que Trump no podrá ganar la elección final; sin embargo, su ascensión ha transformado el panorama político de norteamérica. Con votantes inconformes con su gobierno, una economía vacilante y un partido que no escucha a sus miembros, es seguro que la campaña populista de Trump y  su discurso del miedo generarán consecuencias para la política norteamericana durante los próximos años.

FOTO: Cortesía de Gage Skidmore, utilizadas bajo licencia (CC BY-SA 2.0) creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/legalcode