¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Educación para millennials

de de

Los retos de formar a una nueva generación

Debbie Psihountas

Es profesora en el departamento de Negocios y Finanzas de la Universidad de Webster. Cuenta con una maestría en Administración de Negocios y un doctorado en Finanzas por la Universidad de Cincinnati. Ha sido consultora financiera en Merrill Lynch, analista de marketing en Procter & Gamble, y gerente de Desarrollo de Liderazgo en Convergys Corporation.

¿Conoces los cambios que los millennials han generado en las aulas universitarias?

Diversas fuentes han catalogado a los millennials como la generación posterior a los Baby Boomers (las personas nacidas entre 1946 y 1964) y a la generación X (quienes llegaron al mundo a mediados de la década de 1960 y a principios de los años 80), ubicando en esta categoría a los jóvenes que nacieron entre 1982 y 2004. Dependiendo de la bibliografía consultada, este rango puede variar algunos años, pero casi todas las fuentes concuerdan en que estos jóvenes han sobrepasado a los Baby Boomers en cantidad y en habilidad para independizarse y afrontar cualquier reto.

Las empresas tienen que enfrentar nuevos paradigmas para atender las tendencias de esta generación, y el sistema educativo tampoco está exento de estos cambios. Permíteme compartirte algunos ejemplos:

Conocimiento al instante

El cambio más obvio es que los estudiantes actuales ya no recuerdan que hubo una época donde la tecnología digital no existía. Los millennials no tuvieron que cruzar un campus en pleno invierno para consultar información en la biblioteca; ellos tienen todos los datos que necesitan en sus smartphones, en la punta de sus dedos. Para estos jóvenes, la espera no existe, y eso ha generado una expectativa de disponibilidad informática ilimitada.

¿Trabajo, estudio o ambos?

En los últimos años, el número de egresados universitarios ha aumentado considerablemente; sin embargo, debido a la inestabilidad económica y a la escasez de trabajos, la competencia laboral es cada vez más feroz. Por otro lado, las tarifas educativas también han incrementado exponencialmente, ocasionando un aumento constante de préstamos universitarios. Esta falta de oportunidades laborales, aunada a la inversión necesaria para cursar una licenciatura, ha ocasionado que muchos alumnos tengan que trabajar para costear su educación.

Yo tuve un trabajo de medio tiempo durante mi carrera, pero ahora me sorprende la gran cantidad de alumnos que necesitan trabajar turno completo y, además, asisten a la escuela. Todo esto reduce su capacidad (y su interés) para participar en actividades extracurriculares, y también afecta mucho su experiencia universitaria, fracturando su educación integral.

Nuevos alumnos, mejores experiencias

Debido a los avances tecnológicos y a la división de su tiempo entre el trabajo y la universidad, los estudiantes actuales han formado lapsos de atención mucho más cortos. Por eso, los profesores ya no solo tenemos que enseñar, ahora necesitamos entretener a nuestros alumnos para no perder su atención. Afortunadamente, esto ha eliminado la época de discursos o diapositivas, y ahora podemos utilizar herramientas o cursos web donde los estudiantes pueden participar e involucrarse con la clase.

“Los profesores ya no solo tenemos que enseñar, ahora necesitamos entretener a nuestros alumnos para no perder su atención”

Ahora, los estudiantes valoran mucho más contar con flexibilidad, opciones y diversos materiales de estudio. Así, el maestro no solo debe dar una clase, sino grabar sus sesiones para que los alumnos puedan consultarlas posteriormente. En mi experiencia, un buen método para mantener el interés en las clases son las aulas invertidas: algunas semanas explico un tema, y en otros momentos grabo mis sesiones y las asigno como tarea, utilizando el tiempo de aula para realizar otras actividades de aprendizaje. Creo que esto le permite a mis alumnos aprender de diversas maneras, generar habilidades sociales y mantener el interés en la clase.

¿Gracias por participar?

La generación millennial está acostumbrada a ser reconocida solo por presentarse. En los últimos veinte años, el tamaño de las familias se ha reducido; ahora, los padres solo tiene uno o dos hijos, debido a cuestiones como la inflación económica, los altos costos de crianza y la necesidad de mantener dos fuentes de ingreso estables para garantizar una vivienda ‘decente’. Esto ha ocasionado que el nivel de atención que los padres le brindan a sus hijos sea mucho mayor que en décadas anteriores.

Otro factor importante en este fenómeno es la creciente inseguridad social ya que, anteriormente, los Baby Boomers podían jugar sin mucha supervisión en la calle. Sin embargo, los millennials jugaron y fueron criados en un ambiente de vigilancia constante; ellos están acostumbrados a que sus madres los observen y les compartan sus opiniones constantemente. Por eso, la tendencia ya no es recompensarlos por ganar o por alcanzar ciertos logros, sino por presentarse y participar. Pero el hecho es que, en el mundo real, no todos alcanzarán un puesto de gerencia, y los estudiantes necesitan aprender a manejar los retrasos y decepciones que enfrentarán después de la universidad.


Económicamente, hay muchos retos que los estudiantes de la actualidad deben enfrentar, pero también cuentan con varias oportunidades por explorar —por ejemplo, su acceso inmediato a la información les permite aprovechar una gran cantidad de tiempo para realizar otros proyectos en sus vidas—. Junto con mis colegas de la educación superior, yo ansío encontrar nuevas formas para interactuar con esta generación. Solo así mejoraremos sus oportunidades de crecimiento y les daremos más herramientas y posibilidades para construir un mejor futuro.