¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

No todo es innato

de de
Andre Bodowski

Es director y portavoz de Diligent Corporation para América Latina y el Caribe. Es responsable del desarrollo de la marca, los esfuerzos comerciales y el asesoramiento estratégico a consejeros y secretarios de consejo. Diligent proporciona tecnología segura para consejos de administración a más de cuatro mil empresas en el mundo.

Proteger las redes empresariales no es un asunto de edad o natividad digital. La seguridad cibernética es un tema de entrenamiento, de conciencia y de diligencia para todas las generaciones.

Actualmente todos los negocios del mundo dependen de sistemas informáticos. Diversos estudios apuntan que la principal preocupación de las compañías en Estados Unidos es la seguridad cibernética, ya que un ataque digital podría detener sus operaciones en pocos minutos. Al respecto, sabemos que la generación del milenio tiene una relación más natural con el mundo digital; sin embargo, que los millennials estén más adaptados al uso de las herramientas digitales no necesariamente implica que se preocupen más que otras generaciones por la seguridad cibernética.

Habilidad sin seguridad

En general, 95 % de los problemas de seguridad digital no tienen que ver con hackers, sino con usuarios que no tienen cuidados básicos con la información. En el caso de las empresas, los colaboradores intercambian correos con información confidencial o guardan y pierden datos importantes en sus dispositivos personales. Entonces, aunque los millennials sí están mejor preparados para manejar estrategias digitales, las compañías deben poner mucha atención en los retos de ciberseguridad de esta generación. Podría ser un doble error concluir que la seguridad en las redes mejorará mágicamente solo por tener más jóvenes.

Los millennials están acostumbrados a compartir datos personales en sus redes, y eso los expone a ataques de ingeniería social. Por ejemplo, una persona podría enviar un correo diciendo que es un amigo y comparte un enlace para ver fotos de un evento; pero en realidad, este es un individuo que supo dónde estaba el usuario y utiliza sus datos para persuadirlo a descargar e instalar spyware (programas espía) en sus dispositivos.

Los jóvenes también utilizan aplicaciones gratuitas que no son muy robustas en su seguridad, mediante las cuales los hackers pueden acceder a sus datos personales sin mayor problema; hay cientos de sistemas de almacenamiento que han sido bloqueados innumerables veces por este tipo de descuidos. Por eso, las empresas necesitan sistemas digitales mucho más sólidos, y también deben inculcar mejores prácticas de ciberseguridad entre sus empleados, como las siguientes:

  1. Políticas de redes sociales. En su vida personal, los millennials comparten información constantemente. Las compañías deben desarrollar políticas relacionadas con el uso de redes sociales para evitar que se difundan datos de la empresa. No debería permitirse compartir temas corporativos que no estén aprobados para eso. Más bien, los departamentos de marketing deberían producir contenido específico para publicar en redes.
  2. Capacitación. Muy pocas empresas capacitan a sus empleados en el uso de redes sociales; las compañías también deben entender que tienen cada vez más millennials en sus filas y necesitan entrenarlos y motivarlos a firmar acuerdos de confidencialidad para que entiendan que el mundo corporativo es muy diferente al personal.
  3. Separar los accesos. Las redes sociales son los principales canales de ataques cibernéticos. Por tanto, una parte importante de la capacitación es hacerles entender que no deberían acceder a sus redes sociales desde los dispositivos de la compañía, porque son los sitios donde las personas pasan más tiempo en internet. Si las quieren utilizar, es mejor hacerlo desde sus teléfonos o computadoras personales para evitar problemas.
  4. Verificar la autenticidad. Los jóvenes suelen mantenerse en línea todo el tiempo, y una mala práctica en este sentido es que siempre intentan acceder a redes inalámbricas gratuitas sin preocuparse por la seguridad. Por ejemplo, si están en el aeropuerto de la Ciudad de México y encuentran una conexión llamada “aeropuerto gratis” lo más probable es que se conecten, pero ¿cómo saber si esa es una red oficial del aeropuerto? Bien podría tratarse de un hacker que creó la red para raptar datos personales.
Menos charla, más conciencia

Mejorar la cultura de seguridad cibernética debe ser un tema que se atienda desde la alta dirección del negocio. Tanto los directivos como los consejeros deben involucrarse activamente en el tema para permear al resto de sus negocios. Algunas estrategias para iniciar este proceso son las siguientes:

  1. Todas las compañías tienen matrices que estudian los riesgos que pueden afectar sus procesos, y la seguridad cibernética debería estar ahí. Es necesario invertir tiempo y recursos para analizar los riesgos en seguridad digital.
  2. La seguridad cibernética necesita atenderse en los consejos de administración, por lo menos cada tres meses. Es muy raro que la alta dirección discuta la ciberseguridad; el tema no está registrado en las minutas de las reuniones.
  3. Es importante incluir, ya sea en el consejo de administración o en el comité de riesgos, a un consejero con experiencia en Tecnologías de la Información (TI) que supervise la seguridad del negocio.

La generación del milenio está acostumbrada a desarrollarse en contextos donde no hay mucha privacidad. Ellos suelen interactuar con formas que, desde el punto de vista de la ciberseguridad, no son muy buenas. Por eso, debemos recordarle a los millennials que no viven en un mundo seguro, y que expandir a las corporaciones esta cultura de compartir información y hacer descargas gratuitas, es un gran riesgo para el negocio y para ellos mismos.