¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Terra ignota*

de de

El dilema de los expatriados en las empresas

Sandra Zuluaga Rodríguez

Experta en Recursos Humanos y presidenta del Capítulo Ciudad de México del IMMPC.

¿A quién no le interesa viajar a otro país y empaparse de una cultura distinta? Los viajes son una excelente alternativa para conocer personas, encontrar oportunidades y vivir nuevas experiencias. La expansión global de las empresas no solo ha modificado prácticas económicas, políticas y comerciales, también ha transformado la movilidad de los profesionales, quienes deben dejar su hogar para impulsar la competitividad del negocio en entornos internacionales. Ellos son los expatriados, personas que residen de forma temporal en un país distinto al que nacieron, para representar a su empresa en otro territorio.

El ‘nuevo’ mundo

Las empresas multinacionales recurren a la expatriación por distintas razones: incrementar la coordinación y el control de sus subsidiarias; aumentar su experiencia en la gestión de mercados internacionales; capacitar a los empleados para ofrecerles una perspectiva global ‘homogénea’ de los objetivos del negocio; o desarrollar las habilidades de liderazgo del propio expatriado.

Aunque no faltan candidatos dispuestos a vivir la experiencia, los investigadores Mark Bolino, María Kramer y Brandon Mead, de la Universidad de Iowa, encontraron que 69 % de las corporaciones multinacionales registran un fracaso de entre 20 y 40 % en sus iniciativas de expatriación. Esta tasa de expatriación fallida se debe principalmente a los siguientes factores:

  • Desinformación. En algunos casos, la expatriación puede ocasionar el deterioro o incluso el rompimiento de la relación laboral. Esto se debe a que el empleado expatriado no se informó cabalmente sobre las funciones y responsabilidades que debía cumplir o la empresa no definió claramente su  plan de reintegración al momento del regreso.
  • Negligencia. En ocasiones, los expatriados frenan su crecimiento debido a su incapacidad (o indisposición) para adaptarse a un nuevo entorno. Prefieren imponer las prácticas de negocio tradicionales de su sede nacional, sin considerar que una cultura distinta requiere métodos de gestión diferentes.
  • Individualismo. La persona elegida para la expatriación cuenta con el conocimiento y las capacidades técnicas, pero carece de habilidades de negociación adecuadas para trabajar en equipo.
  • Fricción. Quizá el factor más determinante en el éxito de la expatriación sea la adaptación del cónyuge y sus hijos al nuevo entorno, y lamentablemente, las empresas no suelen brindar mucha atención a la vida familiar del expatriado. Al respecto, estas son algunas situaciones que pueden desencadenarse:
  1. Al dejar su círculo social, el cónyuge carece de actividades que le permitan adecuarse a su nuevo ambiente.
  2. En ocasiones, la pareja interrumpió su propia carrera para apoyar el traslado del expatriado, ocasionando sentimientos de frustración laboral y personal.
  3. Los niños tienen dificultad para adaptarse a una nueva escuela, con reglas, compañeros y criterios de evaluación distintos.
  4. El expatriado sacrifica los momentos que solía pasar con su familia debido al tiempo que invierte en sus nuevas funciones.
De ida y vuelta

Ciertamente, la expatriación no es un proceso sencillo. Afortunadamente, las empresas pueden crear programas y políticas que garanticen el éxito de este procedimiento. Al respecto, se deben considerar los siguientes elementos:

  1. Selección. Naturalmente, la empresa debe elegir al candidato más adecuado para realizar una función concreta y específica en la subsidiaria. Debe considerarse la preparación técnica y la experiencia del empleado, su participación previa en proyectos internacionales, sus habilidades de interacción y la confianza que la alta dirección tiene en el trabajador para asentar exitosamente las bases del negocio en el extranjero.
  1. Planeación. El tiempo promedio de una expatriación es de dos a tres años —esta cifra puede variar, pero se recomienda que no exceda los seis años—. Por tanto, hay muchos factores que la organización debe tomar en cuenta para garantizar una buena inculturación y un proceso de expatriación exitoso. Estas son algunas sugerencias:
  • Organizar tours previos a la expatriación para que el empleado y la familia conozcan las costumbres y estilos de trabajo del país.
  • Cursos intensivos de lenguas extranjeras para mejorar las habilidades idiomáticas del empleado y su familia.
  • Búsqueda de vivienda adecuada, escuelas y demás infraestructura que asegure el bienestar del expatriado y su familia.
  • Brindar al cónyuge una actividad personal (como un buen club deportivo) en la que pueda enfocar su interés desde el inicio de la asignación.
  1. Comunicación. No hay que ir a ciegas. Después de elegir al candidato ideal, es imperativo que el negocio le informe claramente los parámetros que deberá cumplir durante su expatriación: qué puesto asumirá; cuáles serán sus objetivos y responsabilidades; cómo y con qué frecuencia se evaluará su desempeño; y cuál será su plan de reintegración al momento de regresar al país.

También es importante que existan reuniones periódicas con el área de Recursos Humanos para evaluar el nivel de satisfacción personal, laboral y familiar del empleado en el extranjero.

  1. Compensación. La retribución adecuada dependerá del reto laboral que enfrente el empleado, así como de los costos de vivienda, transporte, salud, educación y tipo de cambio que del nuevo país. También es importante brindarle asesoría en temas fiscales para garantizar la legalidad en su traslado y estabilidad en su situación fiscal.
* Latinismo que significa “tierra desconocida”. Se inscribía en los mapas para designar territorios más allá de los conocidos por la civilización occidental, que aún no habían sido exploradas por el hombre.