¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Morán Casting. Entretenimiento equitativo

de de
Cristina Elizabeth Quezada / Redacción

Para Michelle y Emilie Morán el empoderamiento femenino es un término que las empresas no deben ignorar, pues las capacidades laborales de las mujeres son un gran potenciador para el negocio. Una trayectoria de diez años de trabajo como fundadoras y directoras ejecutiva y creativa (respectivamente) de la agencia Morán Casting, confirman esta realidad.

En sus inicios, Michelle y Emilie debieron superar diversos estereotipos de género para demostrar su capacidad de liderazgo en la industria del entretenimiento, un sector tradicionalmente dominado por hombres y donde las oportunidades de desarrollo para las mujeres ejecutivas son escasas. Pero ellas no se dejaron intimidar ante el reto.

Ahora, gracias a una década de esfuerzo y dedicación, Morán Casting es una empresa activa e independiente que promueve mejores oportunidades para las mujeres en la industria del entretenimiento.

¿Qué tan complicado ha sido para ustedes desenvolverse en una industria tradicionalmente dominada por hombres?

Emilie: Honestamente, este medio sí es muy complicado para las mujeres, pues todavía hay algunas tendencias machistas muy arraigadas en la cultura mexicana. Por ejemplo, yo empecé a trabajar a los 21 años y en algunas reuniones los ejecutivos no me tomaban en serio por mi edad. Estos factores ocasionan que a veces tus compañeros no te respeten como deberían, pero el trabajo y los resultados nos ayudaron a cimentar nuestra credibilidad, más allá de la edad o del género. Nosotras hemos tenido mucha suerte al respecto, pues procuramos aliarnos con personas que comparten nuestros valores de trabajo, y porque una de nuestras prácticas más importantes es forjar amistades profesionales con nuestros clientes.

En un casting nosotras intentamos comprender a cada cliente. Cada director tiene una forma distinta de platicar las cosas, una personalidad e intenciones diferentes. Por eso necesitamos formar relaciones muy íntimas, porque tenemos que conocer a las personas, saber cómo piensan. Así nos convertimos en sus socias, y a veces en sus consejeras, porque nos llaman para pedir un consejo que necesitaban escuchar. El casting implica mucho trabajo —antes y después de la producción— e involucra muchos sentimientos y labor de intermediario entre los actores y el cliente para crear vínculos y relaciones de trabajo productivas. Gracias a esto, la industria nos ha recibido muy bien.

Michelle: El entretenimiento es un medio donde los hombres están acostumbrados a asumir las tareas ejecutivas, pero no podemos olvidar que muchos elementos creativos de una producción son realizados por mujeres: las direcciones de Casting y de Arte, o los departamentos de maquillaje y vestuario, por ejemplo. La brecha de género surge cuando una mujer busca asumir posiciones más elevadas en una producción, que van a la par con el nivel ejecutivo. Emilie y yo lo experimentamos.

Cuando Morán Casting todavía era una empresa desconocida, teníamos que asistir a reuniones acompañadas por otros aliados para que nos tomaran en serio; debíamos pensar en la ropa que utilizaríamos, e incluso tuvimos que lidiar con ejecutivos que buscaron la posibilidad de intimar con nosotras. Estas son cuestiones de género que no afectan las posibilidades de éxito para los hombres, pero que nosotras sí debimos enfrentar.

¿Consideran que las mujeres deben adaptarse a la brecha de género para incrementar sus oportunidades de éxito en la industria?

Emilie: No, se trata de aprender, adquirir el know-how y apasionarte por lo que haces. Nosotras tenemos una aptitud natural para las relaciones públicas, es parte de quienes somos. Nos gusta ser inclusivas con nuestros clientes, y esto nos ha facilitado transformarnos en sus aliadas y colaboradoras. Gracias a eso somos parte del club de ejecutivos y tenemos más injerencia sobre cuestiones relevantes del medio.

Michelle: Creo que el componente más complicado es encontrar la pasión. Es muy difícil que una mujer se apasione por su trabajo, porque su vida es más complicada: dejar y recoger a los niños de la escuela, vestirlos, preparar la comidas, etcétera. Por eso hay menos mujeres en puestos directivos; no se debe a la falta de capacidad, sino a la segmentación tradicional de roles entre hombres y mujeres: el hombre tiene la disponibilidad de tiempo para dedicarse a su trabajo, mientras que la mujer debe dividir su tiempo entre la casa, los hijos, la familia y su carrera.

Esto ocasiona que su crecimiento profesional termine por ser una obligación en lugar de una pasión. Creo que Emilie y yo somos muy privilegiadas porque podemos hacer lo que nos gusta y también tenemos el tiempo para disfrutarlo; encontramos un equilibrio para mantener nuestra vida familiar integrada y disfrutar nuestra profesión. Los ejecutivos lo perciben, y eso contribuye mucho a nuestra inclusión en el medio.

¿Qué tan consciente es la industria del entretenimiento acerca de la brecha de género y las acciones que debe realizar para reducirla?

Emilie: La noción de que solo los hombres pueden ser líderes todavía está muy arraigada, pero sí estamos progresando. Hace unos días, un director nos comentó que le gustaría contratar a un equipo de producción más femenino para cuidar el estilo de la serie. Este no es un caso aislado, ya hay muchas personas que quieren contratar a más mujeres en sus departamentos para darle una visión más integral a sus proyectos. Entonces, aún es complicado que las mujeres se incorporen a cuestiones más ejecutivas, pero la industria sí está interesada en lograr que más mujeres sean escuchadas. Por ejemplo, en el entretenimiento casi no hay mujeres directoras, pero en México ya conocemos a tres directoras que están ganando premios y terreno en el medio.

Michelle: Las mujeres pueden ser excelentes directoras, pero llegará un momento en que su familia tome un espacio muy importante en su vida; ahí es donde pierden años de carrera. Un hombre puede ser padre y disfrutar a sus hijos sin dañar su trabajo, porque esos son los roles tradicionales. La mujer pierde profesionalmente porque invierte su tiempo en la familia. Cuando se convierte en mamá, es natural que su prioridad sean sus hijos, y por eso pierde oportunidades de desarrollo profesional y creativo que, eventualmente, le otorgarán reconocimientos.

¿Consideran que la brecha de género impulsa la fuga de talento femenino en los medios de entretenimiento?

Michelle: Cuando decidió casarse y tener hijos, una amiga que trabajó muchos años en un puesto muy elevado de una compañía multinacional, le comentó a su jefe la preocupación que sentía por conocer la inversión tan alta que el negocio puso en su liderazgo. Ella estaba muy cerca de ser la vicepresidenta de la empresa, pero tenía que decidir entre asumir el puesto y ser madre. Su jefe le comentó que ella se ganó el puesto porque puede hacer más cosas en el mismo tiempo que sus colaboradores. En la empresa confiaban en que ella podría ser tanto madre como empresaria, así que le recomendaron tomarse un tiempo para ser madre, y después regresar a la vicepresidencia.

Con esta historia quiero expresar que el principal problema es entender que las mujeres tenemos otra dinámica de trabajo. La productividad no se define por cumplir un horario y sentarte frente a una pantalla durante 8 horas, sino por lograr objetivos. Quizá el hombre sí necesita sentarse y concentrarse, pero las mujeres podemos cumplir nuestras tareas, atender a nuestras familias y ser tan eficientes como los hombres, al mismo tiempo. Y si a la mujer se le ofrece un puesto directivo, con familia o sin familia, lo desempeñará con excelencia.

¿Qué acciones pueden tomar las empresas para fomentar el interés y la retención del talento femenino en la Alta Dirección?

Emilie: Primero, brindarles el beneficio de la duda para demostrar que pueden hacer las cosas de diferente manera. Por ejemplo, algunas de nuestras amigas deben trabajar medio tiempo, con un salario acorde, porque también tienen que cuidar a sus hijos, pero esa es una práctica arcaica. Esto ocasiona que pierdan la conexión con su trabajo y la pasión por lo que hacen. Cuando nos gusta lo que hacemos, no importa si los días son de 12 o 16 horas de trabajo.

Michelle: Recientemente ascendimos a una empleada que lleva mucho tiempo con nosotros. En el proceso le comunicamos que ella es parte de nuestra familia y que consideramos sus planes personales para que fuera capaz de asumir el reto. Esta es una de las ideas que podrían implementar las empresas, en lugar de concentrarse en los números o el horario. Necesitamos impulsar a las mujeres desde el profesionalismo y no desde su rol social.

Emilie: El tiempo ha demostrado que la igualdad de género como filosofía empresarial es un buen negocio; mantener un equilibrio de roles, de trabajo y creatividad entre hombres y mujeres genera mejores resultados económicos

Morán Casting

Liderada por las hermanas Michelle y Emilie Morán, es una de las principales agencias de casting en la Ciudad de México y Miami, que promueve el involucramiento de talentos con los creadores de cada proyecto para conformar elencos que cuenten historias que cobren vida propia. Han colaborando con Televisa, Netflix, MTV, Discovery Channel, TV Azteca, Univisión, Imagen Televisión, The History Channel México y Lemon Films. Entre sus producciones destacan los filmes Ladrón que roba a ladrón (2007), Obediencia perfecta (2014) y ¿Qué culpa tiene el niño? (2016); así como las series El capo (2009), El vato (2016), La piloto (2017) y Gigantes de México (2017).