Arquitectura humana ¿Equipos grandes o pequeños?
El empoderamiento del personal es clave para crear valor exponencial.
Sandra Zuluaga Rodriguez, presidenta del Capítulo Ciudad de México del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. |
Arquitectura humana  ¿Equipos grandes o pequeños?

 

Las organizaciones exponenciales son negocios que escalan: pueden incrementar su rentabilidad 10 veces más rápido que otras entidades, sin perder sus propiedades y habilidades. Por tanto, los ingresos de estas empresas incrementan fuertemente, sin afectar la estabilidad de sus costos.

Y aunque los equipos crecen en proporción directa con el ingreso de la compañía, sus habilidades personales y colectivas son exponenciales gracias a la tecnología que tienen a su disposición, así como al excelente uso de los recursos del negocio. Por eso, otra característica esencial de las organizaciones exponenciales son sus equipos de trabajo, pues estos son mucho más pequeños que en las empresas tradicionales.

 

 

Elige tus materiales

Para garantizar la correcta administración de los recursos, es necesario garantizar que los colaboradores entiendan claramente el modelo de negocio. Así no perderán de vista la misión de las principales funciones y responsabilidades de cada departamento, evitando ineficiencias que reducen la exponencialidad de la organización Pero la verdadera clave del incremento exponencial radica en el uso de datos digitales: adquieren información del mercado, que comparan y entremezclan con los indicadores de la empresa para crear estrategias rápidas, claras y efectivas.

 

“Una organización exponencial también necesita equipos de trabajo exponenciales, que impulsen sus habilidades con tecnología y datos”.

 

Los equipos exponenciales también saben cómo aprovechar los datos, pues están acostumbrados a interactuar desde sus dispositivos móviles (tabletas, laptops o smartphones). La ubicación geográfica no determina la calidad de su trabajo; son eficientes desde cualquier lugar, entregando resultados de alto impacto en sus actividades.

Detrás de esta gran sinergia están los líderes, quienes incrementan las habilidades del equipo por medio de la confianza y la supervisión de los datos que se emiten con la ejecución de las actividades.

 

 

Diseña el mejor trabajo

¿Cómo lograr una segmentación de talentos adecuada para impulsar la productividad del negocio? Arquitectura humana: de esta manera podremos conformar equipos equitativos con funciones y metas específicas, que aprovechen el mejor desempeño y brinden el mejor valor para los empleados.

  1. Tamaño. Los equipos más grandes entregan la oferta de valor al cliente: Facebook cuenta con desarrolladores de tecnología y experiencias; y Uber cuenta con los conductores/propietarios de automóviles. El reto es mantener una calidad de personas que desarrollen la propuesta de valor. Por eso, la compañía debe ofrecerles incentivos relevantes para garantizar su retención y permanencia.

  2. Habilidades. Se desarrollan con base en las decisiones, y estas se toman a partir de ecosistema y la realidad del negocio. Entonces, su éxito implica la actualización constante de los datos y el consenso colectivo. Así evitan la ineficiencia de crear posiciones e incrementar costos que reducen la escalabilidad.

  3. Liderazgo. Sus líderes son personas que saben supervisar a través de los datos, toman decisiones basados en información y no requieren ver u observar a las personas para asegurarse de que llevan a cabo el trabajo, todo los contrario, los datos hablan los resultados hablan. Por otro lado, siempre están explorando nuevas formas de lograr la oferta de valor, de tal forma que las herramientas sean potenciadas en pro del cliente y del equipo de trabajo.

  4. Recursos. Necesitan objetivos claros, metas y retroalimentación para ajustar su desempeño y alinear sus intereses con los del negocio; herramientas para conectarse de forma remota y trabajar desde cualquier ubicación; y deben ser escuchados, pues siempre pueden ofrecer soluciones valiosas para sus compañeros y la empresa.

  5. Empoderamiento. Son empoderados a través de su colaboración colectiva. Cada integrante desempeña un rol clave, y la información que comparten enriquece a sus compañeros para construir nuevas soluciones. Ellos ganan este calor si conocen los resultados y la oferta de valor que deben alcanzar para entregar proyectos integrales, sin importar su posición en el negocio.

Una organización exponencial también necesita equipos de trabajo exponenciales, que impulsen sus habilidades con tecnología y datos. Y si diseñamos una estructura de trabajo adecuada, que se analiza continuamente, podremos determinar el número exacto de integrantes en cada equipo sin sufrir ineficiencias o traslapes de responsabilidades.

Las empresas dejan de ser exponenciales cuando sus ingresos y sus costos crecen en la misma proporción, pues la escalabilidad se genera garantizando crecimiento e ingresos, con costos mínimos.

 

 

 

 

Articulos Relacionados