Riqueza verde
Millonarios, de diferentes empresas, tratan de detener el cambio climático por medio de sus negocios.
Febrero 04, 2020
Riqueza verde

Accionistas del creciente negocio de soluciones climáticas, se encuentran entre las 10 fortunas más grandes de la industria. La lista abarca desde el gran Elon Musk, CEO de Tesla, hasta fundadores de bajo perfil detrás de las grandes compañías de China.

 

En los últimos años, las inversiones en empresas que abordan el cambio climático, la economía verde o las prácticas sostenibles, han estado en aumento, integrando factores ambientales, sociales y de gobernanza en las decisiones de inversión según un informe de Bloomberg News.

 

Para la próxima década se espera que esta industria crezca mucho más, con nuevas empresas que desarrollen parrillas alimentadas con energía solar, aviones eléctricos, entre otras innovaciones. Además la creciente demanda de alimentos de origen vegetal, prodía generar multimillonarios muy pronto. 

 

"La riqueza verde depende en gran medida de que las tecnologías innovadoras tengan éxito, lo que significa que estas fortunas pueden desaparecer en un instante", dijo Kingsmill Bond, estratega de energía de Carbon Tracker. 

 

De los principales accionistas que se han sumado a esta industria de soluciones climáticas y han generado millones de dólares a cambio, se encuentran, en primer lugar, los fundadores de CATL, la principal empresa en China creadora de baterías eléctricas y proveedora de firmas como BMW, Toyota y Volvo.

 

Seguido se encuentra Elon Musk, CEO de Tesla, implementando sistemas solares y salvando más de 4 millones de métricas de dióxido de carbono a través de sus automóviles.

 

Después Aloys Wobben, codirector de Enercon y desarrollador de la primer turbina eólica.

 

En cuarto lugar se encuentra Anthony Pratt, CEO de Pratt Industries, la mayor empresa privada de embalaje y papel 100% reciclado del mundo. 

 

Los inversores y empresarios, hacen cada vez más fundamental la sustentabilidad en sus estrategias de negocios y esto, en un futuro, podría rehacer la clasificación de riquezas del mundo.

Tags

empresas economía Responsabilidad social

Articulos Relacionados