La ciencia de la felicidad de Tal Ben-Shahar
“Cuando estás en busca de tu sentido de propósito, o cuando buscas la felicidad, estás siendo un emprendedor de ti mismo”.
Redacción MPC |
La ciencia de la felicidad de Tal Ben-Shahar

¿Cómo alcanzar la felicidad? El autor y conferencista Tal Ben-Shahar decidió responder esta pregunta cuando era Catedrático en la Universidad de Harvard. Eso lo llevó a emprender una exhaustiva investigación a través del campo de la psicología positiva —enfocada en estudiar y replicar los aspectos positivos de la naturaleza del ser humano—. Las respuestas que obtuvo durante esta búsqueda se convirtieron en el seminario más popular de Harvard por varios años, y en una serie de libros que cumplen dos objetivos:

 

  1. Ayudar a la gente a ser más feliz

  2. Derrumbar el mito de que el éxito es igual a la felicidad.

 

 

Personas óptimas

En su libro Felicidad: Por qué no serás feliz hasta que dejes de perseguir la perfección (2010), Ben-Shahar explica que La verdadera felicidad no consiste en alcanzar una versión perfecta de nosotros; más bien surge cuando apreciamos el mundo tal como es y somos capaces de sacar lo mejor de cada situación. “Aspirar a metas específicas (como un aumento de sueldo) puede otorgar alegría, pero no lleva a la felicidad”. Así, nuestra felicidad dependerá de la actitud que tomemos frente al mundo, que podemos fortalecer por medio de los siguientes hábitos:

 

  • Aprender a fallar: el perfeccionista teme al fracaso y tiene expectativas irreales acerca de sí mismo y de su vida. El fracaso es una oportunidad de aprendizaje, no una carga que lo haga temer y huir de las circunstancias que no puede controlar.

  • Capacidad de apreciar: darse unos minutos a diario para valorar y agradecer las cosas buenas del día, así como los méritos propios, ayuda a fortalecer la autoestima, a lidiar de mejor manera con las dificultades y a ponerlas en perspectiva.

  • Menos multitasking: escoge dos de tus canciones favoritas y ponlas a tocar al mismo tiempo. ¿No se escuchan bien juntas, verdad? Para disfrutar de cualquier actividad, hay que enfocarse en una sola.

  • Tiempo para disfrutar: los países más felices dedican momentos para el ocio, para convivir con la familia y los amigos.

  • Manejar estrés: el problema no es el estrés en sí mismo, sino el hecho de que no sabemos administrar nuestro esfuerzo. Si descansamos después de ejercitarnos, también deberíamos dosificar nuestras cargas de trabajo; esto nos hará más resistentes y productivos.

 

Entre las metas y el deseo

Ben-Shahar también enfatiza que debemos aprender a identificar las expectativas correctas; es decir, los verdaderos objetivos que queremos alcanzar, más allá de la simple ambición. Y, de acuerdo con sus prácticas, La única manera de lograrlo es a través de la prueba y el error: “Hay que perseguir una meta y evaluar cómo nos sentimos con ella, si es adecuada. Si no ‘resuena’ en nosotros, entonces nuestra búsqueda es equivocada”.

Pero no existe un método infalible para identificar nuestras verdaderas metas. Lo mejor que podemos hacer es contemplar el pasado, identificar las experiencias que nos han brindado un sentido de propósito, y aplicar la misma estrategia que utilizamos en aquellos momentos para cumplir los objetivos del futuro. “Hay que intentar las cosas y ver si funcionan. Si lo hacen, ¡bien!, y si no, hay que seguir adelante”.

En el caso de las empresas, Tal Ben-Shahar recomienda transformar la cultura corporativa (para crear negocios felices) de la siguiente manera:

 

  1. Crear una organización orientada a un sentido de fortaleza para que los administradores puedan identificar sus propias fortalezas, y ayudar a sus empleados a identificar las propias para que las ejerciten constantemente.

  2. Introducir la idea de la ‘recuperación’ en la organización. Hay que períodos de descanso para que los empleados y colaboradores renueven e impulsen su productividad.

  3. Apreciar las cosas, el progreso que los empleados lograron durante la semana y no tomarlo por hecho.

  4. Pensar las preguntas de mejora que debemos responder y generar historias positivas a partir de dichas cuestiones. Estos relatos de éxito deben narrar las mejores experiencias de liderazgo, los momentos más felices de la organización y los negocios más exitosos.

 

 

Felicidad auténtica

Otros dos conceptos clave en las enseñanzas de Tal Ben-Shahar son la familia y la sobrevaloración del éxito en la sociedad. En la primera instancia, Ben Shahar recomienda que debemos ser auténticos, como nuestros hijos: “Los niños son ellos mismos, y los más exitosos líderes y administradores también son así: no intentan ser alguien más; son auténticos y reales”. Asimismo, es importante que los líderes busquen tiempo para jugar porque, aún si desempeñan la profesión más seria del mundo, es necesario jugar para encender la creatividad, la alegría y la energía (tanto en el individuo como en la organización).

Y, ¿qué hay de la sobrevaloración del éxito? “La gente cree que el éxito lleva a la felicidad, pero no es así”, explica Ben Shahar. Para él, un individuo realmente  exitoso es el que lleva una vida plena y enriquecedora, donde persigue la felicidad y abraza un rango completo de emociones. “Eso es mucho más importante que el éxito cuantificable sobre el que tantas personas enfatizan”.

 

PARA SABER MÁS

Conoce más sobre Tal Ben-Shahar

www.talbenshahar.com 

www.bigthink.com/users/talbenshahar

 

 

 

Articulos Relacionados