Ficción y Género
La ciencia ficción ha despuntado gracias a la mujer, que hoy lleva el estandarte del cambio.
REDACCIÓN | | Edición: 55
Ficción y Género

Mujeres Fantásticas

     ►   De acuerdo al Geena Davis Institute on Gender in Media, las mujeres que suelen consumir historias de ciencia ficción con tinte feminista son 50% más propensas a trabajar y destacar en las carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

     ►   En 1948, entre el 10 y 15% de los escritores de ciencia ficción era mujeres. Hoy ha aumentado la cifra a 36% de acuerdo a la organización sin fines de lucro, Escritores de Ciencia Ficción y Fantasía de América.

     ►   Las voces femeninas más relevantes en la ciencia ficción son Rosa Fabregat, Charlotte Anna Perkins, Ursula K. Le Guin, Blanca Martínez, Alicia Araujo, Elia Barceló, Angélica Gorodischer, Emilia Pardo Bazán, Teresa García Inglés, Eugene Fischer, Margaret Atwood, Octavia E. Butler, Nnedi Okorafor, Wangenchi Mutu, Elena Alduate, Maileis González, Daína Chaviano, Andre Norton, Anne McCaffrey, Connie Willis, C.J. Cherryh, Jane Yolen, Clare Winger Harris, Miriam Allen deFord, Gertrude Barrows Bennett, entre otras.

 

El número de mujeres escritoras de ciencia ficción durante el siglo 20 fue minoritario; si consideramos toda la historia de este género literario, la presencia femenina es aún menor. Apenas y se retrata bajo una visión sexista en un marco exacerbado de masculinidad. Sin embargo, han sido las pocas escritoras de ciencia ficción quienes han anticipado el futuro de equidad y el aumento de la participación de las mujeres en todos los ámbitos.

Estos tópicos son de crucial relevancia para James Cameron, director responsable de Titanic, Aliens, Avatar, Terminator y Alita: Battle Angel, y cuyo trabajo ha sido impactado por la literatura femenina de ciencia ficción que va desde Mary Shelley, del siglo 18 —creadora de Frankenstein y considerada pionera de este género—, a Madeleine L'Engle, en el siglo 20.

“Muchos desconocen las caras que comenzaron este género, por ello me gusta rendir pequeños tributos en mi trabajo. Desde siempre los humanos hemos depositado nuestra ansiedad y frustraciones en escenarios imaginarios. En ese sentido, la ciencia ficción podría decirse que ha sido un desahogo para la mujer. Fue hasta los años 60 y 70 que esto rompió barreras y ayudó a que fuera vista de forma distinta; de hecho las mujeres más fuertes de ese periodo surgieron de la ciencia ficción.”

Para 1960, la ciencia ficción fungió como una crítica social basada en la elucubración tecnológica y política.

Con el auge del feminismo (hacia fines del siglo 19 y principios del siglo 20), el género abonó en el cuestionamiento de los roles tradicionales de la mujer.

Muchos de los logros que hoy se celebran comenzaron como un imaginario en la ciencia ficción y fue gracias a estas figuras. Lo que hicieron ha generado eco en todas las expresiones artísticas, y ha dejado expuesto el temor, la distopía y la ansiedad de una sociedad; además de que ha sido un síntoma de cambio en la misma.”

Hoy es fácil señalar historias donde la mujer protagonice situaciones extraordinarias: Diane Prince en Wonder Woman (1975), Carrie Fisher en Star Wars (1977), Sigourney Weaver en Alien (1979), Gillian Anderson en The X-Files (1993), Lucy Lawless en Xena: Warrior Princess (1995), Sarah Michelle Gellar en Buffy, La Caza Vampiros (1997), Carrie-Anne Moss en Matrix (1999), Alicia Vikander en Ex-Machina, Zoe Saldana en Avatar, Jennifer Lawrence en The Hunger Games, Gal Gadot en Wonder Woman y Brie Larson en Captain Marvel.

Tenemos un espectro mayor y más sutil, que va desde Guardianes de la Galaxia —que considero un escapismo divertido magistralmente logrado— a Maze Runner —un futuro apocalíptico—, con el que enfrentamos la realidad como sociedad y como individuos.”

“Hoy el género de ciencia ficción se manifiesta en poderosas franquicias que espero la gente pueda ver más allá de sus efectos y reflexione el mensaje que transmite.”
 


 

Tags

cultura marketing

Articulos Relacionados