¿Cuál es la importancia de la transparencia en las empresas del tercer sector?
Septiembre 03, 2018
¿Cuál es la importancia de la transparencia en las empresas del tercer sector?

Las acusaciones de corrupción, desvío de fondos y violaciones a los derechos humanos que han recibido diversas organizaciones no gubernamentales (ONG) han provocado que la sociedad pierda poco a poco la confianza que había depositado en ellas. Por lo que la rendición de cuentas de las ONG ha tomado gran relevancia a nivel internacional.

La importancia de la transparencia en las empresas sin fines de lucro radica en la necesidad de demostrar a la sociedad que son confiables; hacer pública cualquier información como las fuentes de financiamiento o los mecanismos de control, son parte fundamental para mantener la credibilidad. Al respecto, Sara Gordon Rapoport, doctora en Estudios Latinoamericanos por la Sorbona en París, asegura que:

Los crecientes requerimientos de información acerca de su actividad plantean la necesidad de que las organizaciones civiles rindan cuentas de manera que se pueda conocer la congruencia entre sus objetivos y sus acciones y se fortalezca su legitimidad, apoyo entre destinatarios, los donantes y las organizaciones pares.¹

Las organizaciones no gubernamentales deben tener presente que la transparencia, los procesos a los que recurren, las expectativas cumplidas y la defensa de sus valores organizacionales son necesidades explícitas de las que depende su sostenibilidad.

 

 

Certificación de Empresas en Mejores Prácticas Corporativas

Actualmente, la responsabilidad social se ha convertido en una visión de negocios que integra el respeto por las personas, la comunidad y la preservación del entorno como parte de la gestión de la empresa. Este es el objetivo que las certificaciones empresariales quieren validar, pero la reciente avalancha en el tema ha generado un debate sobre la verdadera inclusión de estándares de calidad y responsabilidad social en las empresas que adoptan certificaciones; o si solo son medios para mejorar la imagen de sus marcas.

¿Cuál es el problema? La cultura de ‘autocertificación’. El proceso de diversas certificaciones requiere que las mismas empresas llenen los cuestionarios para obtener un reconocimiento específico. Esto se presta a registrar información que no está verificada o que puede ser falsa. Entonces, si el mayor porcentaje de auditorías de certificación son realizadas por la propia organización, no pueden ser confiables.

Claro que la empresa debe revisar todos los puntos críticos de responsabilidad social, capital humano, cumplimiento regulatorio, etc.; pero también necesitan la validación de auditores externos: empleados, clientes, proveedores, organismos de gobierno, la comunidad donde trabajan, entes académicos y organizaciones no gubernamentales.

Este es el objetivo de la Certificación de Empresas en Mejores Prácticas Corporativas, desarrollada por el Centro de Investigación y Desarrollo (CID) del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). Dicha herramienta realiza una validación transversal de las áreas de negocio, teniendo como eje rector el Gobierno Corporativo. Atiende la necesidad de los empresarios, inversionistas, consejeros y terceros legítimamente interesados en validar el desempeño y la conducción transparente, honesta y responsable en la gestión de la empresa.



 

Bibliografía

¹Gordon, Sara (mayo/junio 2011). Transparencia y rendición de cuentas de organizaciones civiles en México. Revista mexicana de sociología, 73. Disponible en: : https://goo.gl/DNDeiL

Tags

empresas

Articulos Relacionados