Ética y prevención vs fraude y corrupción
Los panelistas del tercer Corporate Governance Summit del IMMPC, compartieron las prácticas para prevenir el fraude, y valiosos insights para combatirlo con el proceso legal adecuado.
Redacción MP |
Ética y prevención vs fraude y corrupción

El fraude y la corrupción deben prevenirse, pero también necesitan medidas para combatirlos.

Este fue el objetivo del panel “El proceso legal en la consignación del delito de fraude”, celebrado en el tercer Corporate Governance Summit del IMMPC. 

 


 

Cuatro aliados del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas ofrecieron algunas alternativas para llevar un proceso legal adecuado en la consignación del fraude. Todos ellos son expertos en derecho y prevención legal: 

  1. César Arias Hinojosa, director general del Sistema Ético de Denuncia Anónima (SEDA), y socio de Global Practice México

  2. Rodrigo Lazo Corvera, socio director del área Penal en Lazo, Villa, Moel y García

  3. Francisco de la Torre Cuéllar, socio fundador de INTEGROUP.

Su participación fue moderada por la maestra Soyla H. León Tovar, especialista en derecho mercantil, y presidenta de la Academia de Derecho Mercantil de la Facultad de Derecho en la Universidad Panamericana. 

La maestra León Tovar dirigió una serie de pregunta a cada uno de los panelistas, para ofrecer un panorama integral sobre la detección, litigación y eventual prevención de las empresas. Esto fue lo que compartieron a los asistentes del tercer Corporate Governace Summit: 

Acción y prevención

Como contexto inicial, César Árias expresó cuáles son los procesos de negocio, o las áreas más comunes, donde suceden los fraudes. En su experiencia, Arias concluye que hay tres procesos o áreas donde los actos de fraude y corrupción son más comunes:

  1. El ciclo de ingresos, relacionado con el área de Tesorería o de Cuentas por Cobrar.

  2. El ciclo de egresos: gastos, viáticos, pagos duplicados, etc. Está relacionado con el departamento de Compras.

  3. Inventario, sobre todo aquellos que manejan materias primas, fáciles de contrabandear (como pintura o aceites), y venderse fuera del negocio.

Detectar esos focos rojos es crucial para iniciar un proceso de prevención, e incluso para establecer un punto de partida en la denuncia y mitigación del acto delictivo, como explicó Rodrigo Lazo en su participación. 

Él explicó a los asistentes el proceso ideal para denunciar un fraude ante el ministerio público. Primero que nada, el negocio afectado deben presentar una carpeta de investigación con las siguientes pruebas: denuncia de hechos; lectura de derechos a la víctima; y entrevistas testimoniales para sustentar los hechos. 

Aparte, Lazo enfatiza que una Prueba Pericial Contable, que confirme el acto doloso de fraude, es crucial para litigar el crímen, porque “el fraude es un delito de resultado. 

No puede haber un delito de fraude sin un empobrecimiento de la víctima, ni un incremento en los activos del perpetrador”. 

Posteriormente, Francisco de la Torre complementó el panel recordando que, a primera razón por la que se debe buscar un proceso legal contra el fraude es resarcir el daño patrimonial. 

Sin embargo, algunos colaboradores ‘ignoran’ la responsabilidad de la denuncia, por intereses personales, o hasta de solidaridad hacia el perpetrador. 

Este es un error crucial porque, “si alguien del negocio tiene conocimiento de una actividad o actitud fraudulenta, y no actúa para detenerlo, se le puede considerar como cómplice”. 

Uno de los insights más valiosos de Francisco fue la importancia de que la Alta Dirección se predique el ejemplo de la prevención y denuncia. De esta manera, pueden enviar un mensaje claro al resto del negocio: el fraude no puede efectuarse con impunidad. 

Entrevista: Rodrigo Lazo Corvera

 


 

Todas las empresas están en riesgo de perder rentabilidad y patrimonio, debido a los delitos cometidos por el propio personal. Roban o estafan poco a poco, como hormigas llevándose porciones pequeñas, para no compartirlas. 

Es imperativo que las empresas cambien la cultura de fraude y corrupción corporativa, para que puedan encontrar los focos rojos. De esta manera pueden hacer las cosas bien, y  tener una cultura empresarial capaz de crear negocios éticos y sustentables.

 


 


 

Tags

empresas consultoría

Articulos Relacionados